BLOGS Actualidad

05
07
2015
catrecillo

El ahuacatl

Por: Ana Cristina Vélez

Ahuacatl significa testículo, por su forma. Lo dejaron con el nombre de aguacate aquellos incapaces de pronunciarlo correctamente. La existencia del aguacate es un misterio, pues es una fruta que debió haberse extinguido hace mucho tiempo. Solo elefantes gigantes como los gonfotéridos podían tragarse enteras sus semillas y esparcirlas en sus heces por el continente entero; sin embargo, misteriosamente los aguacates sobrevivieron dos millones de años, a la desaparición de estos, hasta que mayas y aztecas se ocuparon de su cultivo. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
28
06
2015
catrecillo

Hacer humor y ser políticamente correctos

Por: Ana Cristina Vélez

Las piernas les sirven a los hombres para caminar y a las mujeres para abrirse camino

Alphonse Allais

 

Es una frase de doble sentido, humorística, pero es incorrecta políticamente. Creo que sobran las explicaciones, pero ¡qué sería de Alphonse Allais si estuviera vivo! Afortunadamente, en la sociedad occidental la gente no venga las burlas drásticamente, bien sea hacia los políticos, los dioses o los profetas; solo responde a ellas con una sanción rápida y ágil. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
21
06
2015
catrecillo

Las delicias de la rutina

Por: Ana Cristina Vélez

Rutina es una palabra que le suena mal a la mayoría de la gente. Se le teme a la rutina, pues se cree que empobrece la vida. Es como si en la rutina se quedara uno inmóvil, embrutecido, siendo el mismo; como si la falta de aventura y de cambio pudieran matar de aburrición. Pero la rutina tiene otra cara: la rutina “agiliza, apresta, aguza…” (de la misma manera que lo hace la pereza, según León de Greiff). (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
13
06
2015
catrecillo

Ser hombre y mujer al mismo tiempo

Por: Ana Cristina Vélez

Hermafrodita dormido

La identidad de género, sentirnos hombre o mujer, depende de muchos factores que todavía no están muy claros para los científicos que los investigan. La complejidad del rol que deseamos ejercer en la vida, nuestros deseos y la manera como nos sentimos interiormente no son asuntos siempre claros, indudables o seguros. Hasta ahora, los órganos sexuales definen el género, pero no es suficiente. El género, independientemente de estos, tiene un espacio en la representación mental que cada uno hace de sí, y en un porcentaje pequeño de personas no se corresponde lo anatómico con lo sicológico. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
07
06
2015
catrecillo

La ciencia como entretenimiento

Por: Ana Cristina Vélez

Es una realidad que a la gente le asusta la ciencia. En el fondo, la persona no se sumerge en sus aguas profundas pues cree, con prevención, que lo van a dejar frío y no va a entender un carajo, supone que los contenidos están por encima de su capacidad, pero afortunadamente esto está cambiando. (más…)

Categoria: General

TAGS:

5

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
31
05
2015
catrecillo

Las dietas para adelgazar ¡no sirven!

Por: Ana Cristina Vélez

Si el lector quiere ponerse a dieta no lea este artículo. Los estudios demuestran que el 95% de la gente que se pone a dieta y logra bajar de peso lo termina recuperando en un lapso menor de cinco años. Bajar de peso es un trabajo, es una ocupación, y muy pocas personas cuentan con el tiempo y la concentración mental para dedicar tremendo esfuerzo a tan desgraciado trabajo. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
24
05
2015
catrecillo

La belleza en las aves y en las artesanías

Por: Ana Cristina Vélez

La belleza se conquista lentamente, no es el producto de un proceso rápido, requiere muchos ensayos, pequeñas modificaciones y ardua selección. En las aves, la conquista de plumajes vistosos, de combinaciones extravagantes de colores y texturas complejas, ha tomado millones de años. Cambios que deben ir acompañados de la modificación del cerebro de las hembras, para ser cada vez más selectivo y mejor dotado de parámetros estéticos. La belleza es un lujo y es costosa. La belleza de las plumas y de su colorido tiene que ver con la capacidad de obtener una buena alimentación y con la posesión de un fuerte sistema inmune que lidie y venza los parásitos. Una apariencia elegante y colorida es costosa para el ave, la pone en un mayor riesgo frente a los depredadores y consume una enorme cantidad de recursos, como nos lo han explicado los biólogos, desde Darwin. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
17
05
2015
catrecillo

Las histerias en facebook

Por: Ana Cristina Vélez

Hay que mantener cierta distancia con todas las noticias que se reciben. Es recomendable conocer un buen número de opiniones encontradas, y sobre todo, tal vez lo más importante, no apresurarnos a juzgar. La historia humana también se puede contar como la historia de las mentiras humanas. Donde hay hombres, hay farsas e historias distorsionadas que luego son acomodadas a los propios intereses.  (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
10
05
2015
catrecillo

Las cirugías plásticas y la identidad

Por: Ana Cristina Vélez

La mujer barbie

Para continuar con algunos aspectos que se quedaron por fuera en el pasado blog, uno importante es el de la identidad. El yo, la consciencia y la identidad son conceptos complejos sobre los que se han escrito cientos de libros, cosa que hace pensar que estos conceptos se mueven todavía en el reino de la especulación. (más…)

Categoria: General

TAGS:

0

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...
03
05
2015
catrecillo

Cirugía estética y narcoestética

Por: Ana Cristina Vélez

El periódico inglés The Guardian desató una polémica en Colombia debido a un reportaje fotográfico en el que muestra la existencia de una moda estética que ellos razonablemente llaman narcoestética.

¿Por qué más chicas que chicos desean cambiar su apariencia? Es difícil creer que las fuerzas biológicas nos dominen de la manera como lo hacen. Los impulsos están allí, en los genes, y la conciencia busca explicaciones que justifiquen los comportamientos. El hecho es que en la especie humana, el macho busca en las hembras belleza y juventud. La hembra busca buena herencia genética y sustento económico. Desde la perspectiva biológica, la hembra puede dejar un número muy reducido de descendientes, comparado con el número que puede dejar el macho, así que debe escoger muy bien con quién procreará. Al macho le basta que la hembra sea atractiva y esté disponible. Qué injusto es el mundo biológico, espanta a la razón, pero, querámoslo o no, determina en buena medida nuestros deseos y comportamientos.

Cuando una joven se opera está buscando aumentar su atractivo sexual. La joven está convencida de que las operaciones la llevarán a ello. Puede argüir que se trata de la autoestima, que se trata de una mejora en su estatus, pero en el fondo, si la consecuencia de la operación no llevara a un aumento de su atractivo sexual ella no se la haría.

Sin importar la cultura a la cual se pertenezca, el macho de la especie humana detecta y percibe como bellos unos atributos ya muy conocidos por las hembras de la misma especie. Estos atributos son simplemente los claros signos de juventud y fecundidad: piel tersa, limpia, suave y sin arrugas; ojos grandes, boca carnosa, pues ésta se adelgaza con los años y pierde color;  cejas levemente arqueadas y delicadas, barbilla pequeña y frente despejada; cabello largo y brillante, pues indirectamente es indicador de buena nutrición y resistencia a los parásitos; cara simétrica, cuyos rasgos estén dentro del promedio de la población; cuerpo saludable, sin infecciones ni enfermedades visibles, modelados por las hormonas adecuadas; cintura estrecha, que demuestra que no se está en embarazo ni en la menopausia; cadera amplia, que augure un parto fácil, así como senos grandes, para una buena lactancia.[1] Las mujeres que los hombres consideran más atractivas, sean gorditas o flacas, altas o bajas, poseen algo en común: al dividir la medida de la cintura por la medida de la cadera, se encuentra una cifra que debe oscilar entre 0,69 y 0,72. Esta relación augura, según los investigadores, fertilidad en la mujer. Los hombres de cualquier cultura responden con interés a esta relación, comúnmente llamada figura de guitarra. En últimas, los machos encuentran belleza en la muestra visible de una presencia alta de estrógenos y baja de testosterona.

Pero existe otro factor, que incluso lleva a estas jóvenes a conseguir una cierta deformidad en el cuerpo: la exageración en el tamaño de los senos y de la cadera, porque es “estimulante”. Douglas Jones, autor del estudio sobre estos estímulos que él llama estímulos supranormales, afirma que así ocurren al exagerar la geometría y las proporciones de los rasgos femeninos y de juventud.[2] Cuando la naturaleza masculina se ve tentada por la mejor combinación entre máxima juventud y madurez sexual, se llega a este tipo de mujeres con cabeza, rostro y cuerpo de adolescentes, pero con senos y caderas de mujeres adultas.

Este aspecto humano recuerda el experimento realizado por el famoso etólogo Nikolaas Tinbergen con los picos de las gaviotas. Los polluelos de gaviota reaccionan ante el pico de su madre picoteándolo y produciendo en ella el reflejo de regurgitar para alimentarlos. Pues bien, si el pico se reemplaza por una varilla un poco más larga y con dos puntos rojos en vez de uno (las madres tienen solo uno), los polluelos reaccionan ante este redoblando su deseo de picotear (los biólogos llaman a este tipo de evolución de la percepción, preferencia de “pico transicional”).

Sin tocar el tema de los riesgos que se corren en toda cirugía, pensando solo en el beneficio que se puede obtener en cuanto aumento en el atractivo sexual, la cirugía paga, nos guste o no. Esa respuesta animal del macho, aunque absurda y de mal gusto, es inevitable para un gran número de ellos. Y las mujeres con menos cultura, aquellas que no tienen mucho más que ofrecer que su belleza, se pueden beneficiar de esa debilidad masculina, y no es tonto hacerlo. En la narcoestética, senos y caderas se salen de los promedios de las medidas mundiales. De similar tamaño son las nalgas de las mujeres de la tribu khoikhoi, más conocidos como hotentotes, y respecto a los senos en la cultura narco, estos son en tamaño comparables a los que exhiben las actrices del cine porno, bastante más grande que el promedio.

Fotografía de una hotentote:

En edad reproductiva, una pequeña ventaja física puede traducirse en una gran ventaja en otros sentidos, pues la hembra más atractiva podrá darse el lujo de escoger un buen macho; claro, en los términos en los que ella entienda “bueno” (y lo que es más serio, hasta un mejor trabajo). El problema de la competencia por exhibir senos y caderas apoteósicas es que como dependen de un procedimiento quirúrgico y no de la madre naturaleza, la posibilidad de hacerlo se vuelve accesible a todas, frecuente, y al ser común, la competencia vuelve al punto cero. Si todo el mundo tiene la misma característica que tú, esta deja de ser útil como diferencia, y la atención se deriva hacia otras cualidades.

La cirugía en las mujeres adultas denota el claro propósito de devolver la juventud. Pero es que de nada sirve la juventud sin belleza ni la belleza sin juventud, como decía François de La Rochefoucauld. Todos, hombres y mujeres, quisiéramos vernos atractivos, y atractivos quiere decir biológicamente jóvenes, y hacemos lo que está en nuestras manos, o en las del cirujano, para lograrlo. La gente hace ejercicio, yoga, meditación, crucigramas, lee, aprende un idioma y se hace cirugías con el mismo propósito de caer menos estrepitosamente en la vejez.

No hay superioridad moral o intelectual en no querer vernos más bellos, pero sí  escepticismo.  Algunos pensamos que aún los procedimientos son imperfectos y que al final se pierde más que lo que se gana; también pensamos que los años se reflejan en todas partes y no solo en la superficie y que cambiar esta sería inútil. Pero lo patético no es la lucha sino la derrota. Una derrota en la que no solo hemos perdido la belleza, la juventud, sino también la identidad, pues las cirugías pueden dejarnos irreconocibles. Pero yendo al deseo común, si con una varita mágica, la belleza pudiera ser nuestra, todos la aceptaríamos muy agradecidos.

Dice en la revista Semana: “Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (Isap), Colombia es el quinto país donde más procedimientos estéticos se realizan. Esto lo demuestra la cifra anual de este tipo de intervenciones que, en el país, asciende a 420.955. De este número, entre el 30 y el 40% de los implantes de seno se hacen en niñas y jóvenes menores de 18 años”.  El fenómeno es interesante porque es complejo. No solo tiene que crearse la necesidad en las jóvenes (quizás la oferta- demanda entre muchachos y muchachas es desventajosa para estas últimas), tiene que haber una cierta profusión de médicos que practiquen los procedimientos a un bajo costo relativo, y tiene que haber moneda corriente en manos de quienes están dispuestos a pagar.  Así que este no es solo un asunto de moda, es un asunto que involucra tres grupos de personas que deben funcionar al unísono. Ese trío genera un fenómeno social.

Link tiempo:

http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/cirugias-plasticas-y-herencia-del-narcotrafico-en-medellin/15649380

[1] T. Burnham y J. Phelan, Mean Genes. From Sex to Money to food taming our Primal Instincts, Op. cit. p. 25.

 


[[2] Citado en: B. Lemley, “¿No es adorable?”, Discover, Op. cit, p.29

Categoria: General

TAGS:

2

1 voto2 votos3 votos4 votos5 votos
Loading ... Loading ...