De chévere a xerinola

Publicado el

Medellín

Medellín

Después del especial navideño NAVI-DAL, sigo con el viaje por el país que me da espacio para escribir sobre mis viajes.

El vuelo a Medellín transcurre un 80% paseando por las pistas del Dorado o Río Negro y el otro 20% en el aire, me reservo para mi próxima vez, y con más tiempo, un recorrido por carretera.

Medellín ha dejado de lado su estigma de los años 80 y 90. Con gran amabilidad y cordialidad fui recibido por los paisas quienes me recomendaron mi estancia: “tome el metro, bájese en Estadio y en la carrera 70 tiene de lo económico y caro para elegir”. Cuando uno viaja sin reservar unas veces le sale bien y otras no, esta vez la recomendación fue perfecta. Una calle repleta de vida con hoteles de diferentes calidades y gustos para elegir.

Coqueta

Si una cosa me fijé en Colombia fue el culto a la belleza. Todos y todas andan tremendamente arreglados/as, maquilladas y peinados/as. De lo poco que he visto, Bogotá y Medellín, en esta última es imposible encontrar una sola mujer que salga de casa sin arreglarse ya fuera recepcionista de hotel o la que deja impoluto el magnífico metro de Medellín, es decir, ya tenga un trato directo con los clientes o indirecto, todas sin excepción no llevan un pelo fuera de lugar.

La ciudad está rodeada de montañas y barrios o comunas que las escalan, el acceso a éstos se realiza con busetas o a través del ya turístico metro cable. Éste fue el primer sistema de transporte público que unió las comunas menos favorecidas de la ciudad con la red de metro y da acceso al Parque Arví, un turista pagará seguramente una suma de 20 veces más de lo que puede llegar a pagar un residente, y me alegro por que yo seguramente iré una vez pero el que tenga que subir esa cuesta con el mercado en la espalda cada día podría trabajar como sherpa en el Himalaya, aunque en el metro cable vi más turistas que residentes. Una vez en el parque hay montones de rutas a pié, sitos para hacer picnic e incluso alquiler gratuito de bicicletas pero no te olvides tu cédula si quieres una.

Metro Cable

Otro parque muy interesante de visitar es el Parque de los Pies descalzos. Este parque podría no impresionarte, si es así seguramente no acompañaste una de las guías gratuitas que ofrecen diversas chicas vestidas con indumentaria color café. Ellas te mostraran el parque de otra manera y harán trabajar tus 5 sentidos de una manera a la que, seguramente, poco estás acostumbrado. Terminada la guía y con los zapatos puestos de nuevo parecía que me acababan de regalar unos pies nuevos para poder seguir paseando toda la ciudad.

Parque de los pies descalzos

Si vas en época de Navidad, no te olvides tus lentes oscuras por que el paseo nocturno entre el tramo del río Aburrá comprendido por las estaciones de metro Exposiciones y Alpujarra esta completamente inundado de luces Navideñas. Lugar donde todos pasean en familia cuando el sol ya se acostó. Una bonita forma de despedir el día en familia y pasarlo bien con los más pequeños de la casa. Y una imagen alegre para despedirme de ustedes hasta mi próxima entrada.

Luces navidad Medellín

Comentarios