Relaciona2

Publicado el

Cuestión de Fe y Actitud

Siempre he pensando que nadie puede escapar del destino que le toca vivir, lo he escrito varias veces en estas páginas y creo fielmente que lo único que podemos controlar es la manera en que actuamos frente a lo que se nos presenta en la vida. 

En el libro “El Hombre en busca de sentido” de Viktor Frank hablan precisamente de eso y dicen que el destino termina siendo un regalo.  “En el momento en que uno acepta su destino y todo el sufrimiento que conlleva y la manera en que cada uno de nosotros carga su cruz, da una serie de oportunidades, incluso bajo las circunstancias más difíciles, para añadir a su vida un sentido más profundo” 

Si algo he aprendido de los momentos difíciles de la vida, es que termino recuperándome de casi todo.  Y en medio del dolor, de las circunstancias incómodas de la vida, uno termina creando salvavidas propios para seguir aguantando en medio de la turbulencia y tal vez el hecho de sentirse útil para el entorno, hace que la dificultad tengan un sentido enorme.  Como el sentido que le da nuestra existencia a otros. 

Esta situación actual que vivimos todos los seres humanos que habitamos este planeta, la hemos tomado y reaccionado de diferentes formas.  Hay quienes se quejan de todo, otros aceptan la situación y actúan en consecuencia, algunos han explorado diferentes actividades como preparar algunos platos, otros buscan la manera de sacarle provecho a este momento. 

Yo vivo sola  y como dice Alejandro Sanz en una canción “la soledad y yo nos llevamos bien”…  Sin embargo, extraño los almuerzos de fin de semana con mis hermanas, sobrinitos y cuñados, para mi cocinar para ellos es un privilegio y claro, extraño mucho eso, pero nos la hemos ingeniado para almorzar juntos por video llamada de WhatsApp.   Hay que buscar la manera! 

Como todo, algunos ven el vaso medio vacío y otros medio lleno.  En este momento todos estamos perdiendo algo y también ganando algo, es la manera cómo lo queramos ver y a lo que le queramos poner más atención: a lo que ganamos o a lo que perdemos. Es, simplemente, poner en equilibrio la situación. 

Ayer leí la noticia de la multinacional Medtronic, que ante la pandemia liberó la patente de sus respiradores para que puedan fabricarse en todo el mundo. Esta actitud me pareció supremamente altruista, es decir, saber que al hacer eso, pierden una línea de negocio para siempre y no les importó, primó más el bien general que el particular.  Esto me encantó y me llenó de optimismo. La verdad, la compasión no se dice y mucho menos se cobra, solo de hace, porque al hacerlo, se dice solo. 

Esta situación ha traído muchas cosas buenas, talentos ocultos de muchas personas, conciertos gratis en línea, la posibilidad de ver que el trabajo para algunos puede funcionar de manera correcta desde casa, entre otras cosas.  

Tengo muchos amigos médicos (Ximena Corrales, Catalina Guzmán, Sebastian Quintero, Camilo Parada, Andrés Daste) de diferentes especialidades que han publicado en sus perfiles de redes sociales, que si alguien necesita una consulta médica que no sea urgencia vital, los contacten y hacen la consulta por teléfono, con tal que la gente no salga de su casa ni vaya a urgencias de ninguna clínica ni hospital. Han ayudado a muchas personas y eso es una verdadera red de apoyo compasivo en estos momentos. La compasión es con hechos!

El doctor Juan Guillermo Santacruz, médico especialista en Cuidados Paliativos de la Fundación Santafé y quien dirige el servicio de Hospicio, me contó que desde hace tres semanas empezaron a habilitar la plataforma de telemedicina con la mayoría de pacientes ambulatorios que tienen que ir a consulta, porque son los pacientes que tienen mayor riesgo, pacientes con cáncer, pacientes con inmunosupresión por la quimioterapia o por la misma enfermedad que tienen más alto riesgo, están tratando de hacer la consulta por telemedicina y está funcionando razonablemente bien.  Obviamente hay algunas personas que no saben manejar muy bien el computador o las aplicaciones de celulares o son muy mayores de edad, en ese caso, hacen las consultas por teléfono fijo. Las quimiotera las está organizando de tal manera que el paciente no esté expuesto. Los pacientes que están muy malitos con demasiados dolores, siguen yendo pero con todas las precauciones y procolos de la Fundación Santafe, para ellos y para los médicos. Me contaba que lo más positivo que esta situación va a dejar a los médicos, es que finalmente en Colombia se logró desarrollar la telemedicina de manera masiva.  Y esto va a ayudar mucho al sector salud, a médicos y pacientes.  

La Fundación Salud Querida, que se dedica a educar, prevenir y apoyar a personas en todo lo referente al cáncer, ante la actual situación, están brindando la orientación a pacientes frente al tema del Coronavirus y cómo protegerse porque necesitan unos cuidados especiales, así que han habilitado grupos de apoyo en WhatsApp y están respondiendo dudas e inquietudes para los pacientes, también en sus redes sociales 24/7. 

¿Cuántas empresas se están movilizando para ayudar? un montón! ¿Cuánta gente está desarrollando talentos ocultos que no había explorado antes?, ¿Cuántas personas querían comenzar a meditar y nunca tenían tiempo y lo están logrando ahora?, ¿Cuántas personas están disfrutando desayunos en familia que antes eran a las carreras?… y muchas otras cosas positivas! Creo que debemos ponerle cuidado a lo bueno del día a día, más que a las cifras en todos los sectores que diariamente nos informan, nos deprimen y nos PRE-OCUPAN. 

Hace unos días un amigo, que tiene un apartamento con una vista hermosa, me decía, que siempre salía temprano de su casa y llegaba tarde. Los fines de semana salía siempre y que nunca se había dado cuenta cómo se veía de hermoso el atardecer desde su terraza. Ahora termina de trabajar, se sirve un café y no se pierde un atardecer.  

Todos tenemos en nuestras manos y depende de cada uno, la manera en que reaccionamos ante lo que está pasando, si nos hacemos la vida difícil, si vemos lo malo dentro de lo bueno, o lo bueno dentro de lo malo. 

En Twitter: @AndreaVillate

En Facebook:/AndreaVillate

Comentarios