Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras Calderon

Conclusiones Tour Colombia 2019

La idea de ver etapas épicas, en una carrera llena de ataques de los mejores escaladores del mundo, denominación que con coraje y actuaciones espectaculares en las montañas europeas los colombianos se han ganado, era todo un sueño hace unos años. Esa imagen de Nairo alzando los brazos en el Alto de Palmas, o Alaphilippe entrado a La Unión desgastado por los incesantes ataques, en una lluvia de confeti, quizá ese era el realismo mágico del que hablaba Márquez en sus libros.

Es difícil explicar la sensación de ver que esto está pasando en mi país, en las montañas donde he entrenado, y en las ciudades donde he estado. Desde el primer día, los ciclistas no decepcionaron, los equipos World Tour dieron un golpe sobre la mesa en la contrarreloj por equipos y dejaron claro que no venían solo a preparar la temporada, venían a pelear la carrera. Rigoberto Urán, como símbolo de la afición, poniéndose de líder el primer día, fue perfecto para el desarrollo de la carrera, además el recorrido, que estaba en duda por muchos, terminó siendo uno de los puntos a favor para la carrera, pues no es casualidad que en el puerto final de la carrera a 2600 metros, no hubiesen europeos en el top 10.

En las próximas etapas, los equipos locales no se iban a conformar con ir a la expectativa de lo que los equipos de mayor categoría iban a hacer, hubo muchos ataques, fugas y movimientos por su parte que puso en aprietos el desenlace de algunas etapas, y hasta el último día disputaron las diferentes clasificaciones, y aunque corredores como Miguel Ángel López, Daniel Martinez e Iván Sosa, que corrieron cual juvenil, queriendo atacar, y ganar cualquier bonificación posible, fueron mucho más fuerte en los momentos claves, el aporte de los equipos continentales fue muy valioso para el desarrollo de la carrera.

Una vez más me sorprendo con el potencial de la juventud del ciclismo colombiano. López, Sosa y Martínez, el orden del podio final, todos menores de 25 años, mostraron la experiencia de un World Tour, la ambición de un junior y el resultado fue una de las etapas más emocionantes que haya visto, como lo fue la última etapa del Tour Colombia, muchas emociones en los 16 kilómetros finales, este tipo de etapas se dejaron de ver en Europa hace algún tiempo. El campeón, fue el más fuerte y el más inteligente, López supo donde atacar, qué ataques marcar y por cuatro segundos le ganó a Sosa la segunda edición de esta carrera; Rigo en una actuación de gregario de lujo, ayudó a Daniel Martinez a salvar el tercer puesto de la general, un emocionante final.

Reunir a los escarabajos, que corren durante todo el año en diferentes partes del mundo, por una semana en nuestro país, junto a muchas figuras del ciclismo mundial como Chris Froome y Bob Jungels es algo increíble y una experiencia para los aficionados única, pero hay muchas cosas por mejorar. La transmisión de televisión fue el punto más flojo del evento, hasta la cuarta etapa parecía que no íbamos a poder ver este espectáculo. La cultura de la afición, no puede pasar que por una foto, por un segundo más al lado de los ciclistas, se dañé una carrera o la temporada de un ciclista, esto más allá de un control más riguroso de la gente durante el paso de los ciclistas, es una cuestión de cultura, es triste que se empañe una etapa como esta por nuestra falta de responsabilidad.

En conclusión, esta es una carrera con un potencial inmenso, como evento, como ventana al mundo y como espectáculo. Quiero pensar que la organización va a tener en cuenta todos los detalles por mejorar en la próxima edición, que es probable que sea en Cundinamarca y Boyacá, lo cual es emocionante al pensar en el posible recorrido del Tour Colombia 2020; además esperemos que este evento, que es toda una inversión del país, pueda ayudar a que las beses del ciclismo colombiano puedan crecer, y que más López, más Egan y más Nairo puedan salir al ciclismo profesional.

@BorrasNicolas

Comentarios