Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras CalderonFormato Minientrada

El recomienzo de una temporada atípica

La temporada ciclística 2020 recomenzó en los últimos días después de un parón sin precedentes. Pasaron cuatro meses y medio donde los corredores guardaron cuarentena y donde los simuladores y la tecnología se convirtieron en sus aliados para finalmente preparar el regreso a las carreteras con un dorsal en la espalda.

Medición de temperatura a Esteban Chaves (MTS) antes de la salida de la primera etapa de la Vuelta a Burgos mientras utiliza mascarilla. Chaves fue el mejor colombiano de la primera etapa, undécimo en la clasificación general.

El mundo sigue en estado de alerta por la pandemia, los eventos están obligados a adaptarse a los protocolos que hacen posible las carreras en medio de esta situación. Ciclistas con mascarilla en la firma de planilla, aforos controlados de público y de prensa, desinfección antes de la partida, son solo algunas de las medidas a las que los corredores y los aficionados tendrán que acostumbrarse a vivir durante los próximos meses, si tenemos suerte.

En una temporada sin precedentes, los eventos más importantes, especialmente las carreras de tres semanas, tuvieron que correr sus fechas, incluso ahora las organizaciones siguen preparándose para que su realización salga bien. Así es el caso del Tour de Francia, que está previsto para empezar el próximo 29 de Agosto, y terminar el 20 de Septiembre. Esta carrera no se había visto obligada a ser aplazada o cancelada desde la segunda guerra mundial entre 1940 y 1945, por fortuna, parece que este año si se realizará.

Respecto a los ciclistas colombianos, después de su viaje a Europa el 20 de Julio, en un vuelo exclusivo para deportistas, lograron llegar a tiempo para reiniciar la temporada, 11 de ellos en la Vuelta a Burgos que se corre en este momento. La afición del ciclismo está a la expectativa por saber cómo va a ser su desempeño, en una temporada apretadísima y sin descanso, después de más de 4 meses de intensa preparación en su país para retomar sus objetivos planteados al comienzo del año.

Personalmente, me intriga saber cómo van a reaccionar físicamente los ciclistas al enfrentarse a un bloque muy intenso de carreras, una detrás de otra, después de una larga pausa. La ambición, los ataques, las desfondadas pueden ocurrir y será muy interesante de ver, especialmente en las grandes vueltas.

Esta semana, se correrá la Vuelta a Burgos, la Strade Bianche y el Tour de Occitania. Estas carreras serán clave para conocer la viabilidad del resto de competencias. En un año atípico es necesario estar preparado para cualquier situación y tendremos que disfrutar cada carrera y cada etapa, como si fuera la última.

@BorrasNicolas

Comentarios