El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 4: Una etapa con cedazo

Etapa cedazo. Un día de selección. Así fue la primera llegada en alta montaña. El Puerto de Alfacar, inédito hasta hoy en la Vuelta, decantó la carrera. No la resolvió, no la aclaró, ni mucho menos la sentenció; pero  hizo un primer filtro. La etapa 4 dejó claro, además, que la Vuelta no será un monólogo de un equipo superpoderoso; sino una larga batalla con varios bandos en contienda. El fuerte calor a orillas del Mediterráneo, la consagración en la meta de los aventureros del día, los segundos ganados en franca lid por algunos de los capos de escuadra, y una clasificación general más apretada que ayer en los primeros lugares marcaron la jornada que llegó hoy  a la mítica cima granadina en la que fusilaron a García Lorca hace 82 años.

La carrera se movió hoy por el mismo paisaje seco y duro que inmortalizó el escritor en algunos de sus poemas, y con un termómetro que marcó por momentos los 40 grados centígrados. El control de carrera le correspondía al Sky, que ante dichos factores decidió darle licencia larga a la fuga. Nadie más quiso trabajar en la calurosa jornada. Los 9 aventureros  de la fuga  que saltaron desde la propia raya de salida, llegaron  a tener 10 minutos y sobrevivieron hasta el final para definir entre ellos el ganador de la etapa. El estadounidense Bejamin King consiguió su primera victoria en una carrera de tres semanas, se metió al top 20 de la general y levantó los brazos tras vencer al esprint al kazajo Stalkov y al francés Rolland.

En el grupo principal solo hubo movimiento en el ascenso final. Contrario a lo visto en el Giro y el Tour el Sky no controló, solo aguantó. El Lotto NL-Jumbo sorprendió al imponer un paso frenético. Hizo la selección. El ritmo de carrera le pasó factura a Ilnur Zakarin y a Bauke Mollemá; dos de los capos de escuadra que resignaron sus aspiraciones de protagonismo en la general individual. El grupo de favoritos se redujo a 20 pedalistas. Simon Yates del Mitchelton Scott, Emanuel Buchmann del Bora y Miguel Ángel «Superman» López del Astana atacaron sobre el final y rescataron segundos valiosos. El polaco Kwiatwoski conservó la prenda roja de líder por solo 7 segundos sobre Buchmann, 10 sobre Yates y 12 sobre Valverde.

Hoy la clasificación generar tuvo filtro. La primera llegada en alto dejó un grupo de solo 17 ciclistas metidos en el margen de un minuto. Entre ellos están los tres colombianos capos de escuadra: Nairo en el octavo puesto, Supermán López en el 14 y Rigoberto Urán en el 16. Se cerró el grupo de favoritos pero se abrió la carrera. La Vuelta no será una guerra entre dos bandos, como la civil que le cobró la vida al «poeta mártir» nacido en Granada; será una batalla por el título entre varios equipos.

La Vuelta sigue en el Mediterráneo. Mañana tendrá su quinta etapa, otra de media montaña. 188,7 kilómetros entre Granada y Roquetas de Mar. Termina frente a una playa que es todo un poema. Para llegar a ella los ciclistas tendrán que soportar el mismo calor de toda la semana y sortear un premio de montaña de segunda categoría a 30 kilómetros de la llegada. Un día para la resistencia.

Comentarios