El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Vuelta 2018 – Día 13: Rodríguez se Bautizó y Nairo se confirmó

Óscar Rodríguez Garaicochea se bautizó hoy para el ciclismo grande. Ganó en La Camperona, un puerto con un final imposible. Nació en el municipio de Burlada, tiene 23 años y logró su primera etapa en su primera Vuelta. Se metió en la fuga del día y explotó en el tramo final del ascenso para levantar los brazos. Grata sorpresa. Para él, la etapa 13 fue la de la buena suerte. Su primera victoria profesional. Compite por el Euskadi Murias, un equipo procontinental español que llegó en calidad de invitado y que todos los días buscaba meter un pedalista en la fuga. Hoy Rodríguez lo hizo y se presentó a lo grande en la sociedad del pedal.

Rodríguez fue el más fuerte hoy en el remate de la primera etapa del tríptico de montaña en territorio astur-leonés. Así lo indicó su potenciómetro, el cual nunca dejó de mirar, ni dejó pasar de los 400 vatios. Se metió en la fuga al lado de consagrados escaladores como Ilnur Zakarin, Sergio Luis Henao y Bauke Mollema. Era el más joven entre los aventureros, y al mismo tiempo fue el más tranquilo. No se desesperó cuando se presentaron los ataques. Subió a su paso. En el cierre, cuando las rampas marcaban el 18% de inclinación y la fuga se desintegró, dejó atrás a Lambretcht y pasó de largo a Rafal Majka y a Dylan Teuns. Al final, el mismo joven español no se creía la victoria, pero demostró su gran talento y deslumbró.

La etapa de hoy tuvo un inicio tenso, con constantes ataques en busca de armar cortes. La numerosa fuga se armó antes del primer puerto de montaña, que era de tercera categoría.  La diferencia llegó a ser de 10 minutos, pero el paso puesto por el Movistar, el Astana y el LottoNL-Jumbo la redujeron a 3 minutos antes de la subida a controlar la escapada. Esta diferencia alcanzó para que los de la fuga resolvieran la victoria parcial y para que en el grupo de favoritos se diera una batalla particular.

Mientras Rodríguez alzaba los brazos y derramaba lágrimas por la victoria, en los tres últimos kilómetros, cuando la subida a La Camperona tenía sus rampas más duras, Nairo Quintana se exhibió para arañarle segundos a todos sus rivales. Le sacó 6 a Simon Yates, 9 a Enric Mas, 15 a su compañero Valverde y a Pinot, y 20 a Miguel Ángel López, que superó un problema mecánico en el momento determinante de la etapa. También sacó una renta de 25 segundos sobre Kelderman, De la Cruz, Urán y Kruijswijk. Diferencias mínimas, que con la Clasificación General como está pueden ser determinantes al final. El líder Jesús Herrada perdió 1’46» con Nairo, más de la mitad del tiempo que le tenía de ventaja.

Mañana y el domingo la Vuelta tendrá dos nuevas llegadas en alto. Les Praeres, final corto, explosivo e inédito; y Lagos de Covadonga, largo y extenuante, dictarán sentencia. Herrada expondrá su liderato que ahora ostenta por 1:42 sobre Yates, 1:50 sobre Quintana y 1:54 sobre Valverde. Mañana son 171 kilómetros con 5 premios de montaña. el último será de primera categoría y tendrá 4 kilómetros muy similares a los 2 del final de hoy.

Comentarios