El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2017 – Día 15: Corazón valiente

«Corazón valiente» se ganó 5 estatuillas en los Oscar del 95. Fue una película épica, histórica y dramática; como el Tour de este año. En la cinta, William Wallace, un rebelde escocés, lideró una revuelta contra el rey de Inglaterra Eduardo I, un opresor a quien apodaban «Piernas Largas». En el Tour, todos los días hay pequeñas revueltas contra el Rey Cristopher Froome III, llamado así por sus tres títulos en la carrera francesa.  En el film, con un ejército pequeño, Wallace puso en jaque varias veces a la corona Británica, pero finalmente fue condenado por traición y decapitado. En la carrera, hoy fueron los propios franceses, encabezados por Bardet, los que quisieron asaltar el trono del británico; pero al final solo un rebelde irlandés logró quitarle unos valiosos segundos al dueño del poder del Tour.

Daniel Martin es irlandés, tiene 30 años, corre para un equipo al que solo le quedan velocistas y este año hace su mejor Tour. No es contra relojero y tampoco esprínter. A decir verdad, tampoco es el gran escalador. Hoy fue el William Wallace del día. Le descontó 14 segundos a los primeros de la clasificación general. Subió del quinto al cuarto puesto. Está a 43 segundos de Urán, a 49 del podio y a 1’12» del liderato. Si Wallace defendió el honor de los escoceses; Martin corre este Tour por el de los irlandeses. Es heredero de patria más no de sangre de Stephen Roche, el campeón del 87, el único con la bandera de su país. Como el héroe escocés en la película, hoy Martin ganó una pequeña batalla a sabiendas de que puede perder la guerra. Desacomodó del quinto lugar a Mikel Landa, segundo hombre al mando en el ejército británico del Sky, y se acercó al podio.

Martin ha recogido segundos valiosos con el pasar de los días. El irlandés sumó 4 segundos de bonificación en la llegada de la tercera etapa, 6 en la llegada de la quinta y 4 en la de la octava. Antier en la llegada a Foix, tomó 9 segundos de renta sobre los 3 del podio. Ayer llegó a rueda de Froome y hoy saltó del grupo y se embolsó 14. Escarba, se la rebusca, araña tiempo todos los días. Es co-protagonista de la película del Tour, que este año tiene una producción bien especial. La banda sonora solo tiene notas líricas; el guión fue escrito únicamente con escenas dramáticas; al actor principal le pasa de todo: pincha, se cae, se sale de la vía; el antagonista está oculto y podría aparecer en el mismo ejército del Rey; y uno de los dos protagonistas iniciales tiene una vida de extremos: un día oscuro, uno brillante y uno más para olvidar.

En Colombia queremos un final feliz con Urán; pero no sabemos qué tipo de final nos tiene preparada la cinta. Falta mucho rodaje. En 6 etapas cualquier cosa puede pasar. Como en «Corazón valiente», la película, alguien tendría que organizan la resistencia, si quieren ganarles la guerra a los británicos. Su poderoso ejército pudo haber salido debilitado de la batalla de hoy, pero aprovechará la tregua de mañana para reponerse. Aru no tiene equipo que lo apoye, Martin tampoco, a Urán lo acompaña una pandilla pequeña y el único que se ve escoltado es Bardet, que quiere asaltar el trono solo con la ayuda de los franceses. Froome, con sus piernas largas, sabe que la guerra es contra él y que no le darán tiempo ni de sacar una caramañola. La película seguirá, e independiente de lo que pase, hará honor a las palabras de Wallace: «La fuerza de un guerrero depende del tamaño de su corazón». A esta altura, a muchos solo les queda el corazón para pedalear.

 

Comentarios