El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2019 – Día 6: La foto se tomó en el último kilómetro

El kilómetro más duro del Tour era el último de la etapa de hoy. La carretera tenía superficie en tierra y una rampa del 24% para cruzar la meta. Para llegar a este último tramo había que subir seis kilómetros previos con una dureza de primera categoría. Además, la etapa tenía una secuencia de siete subidas categorizadas en 160 kilómetros y se llegaba a La Planches des Belles después de acumular 4.100 metros de desnivel. Era el primer test para poner a prueba a los candidatos a vestirse de amarillo de París. Se esperaban los primero ataques. La expectativa era alta. Los líderes de escuadras se movieron solamente en ese kilómetro final.

Este final de etapa se había utilizado en el Tour en tres ocasiones, sin el kilómetro final de hoy. Allí habían ganado Froome, Nibali y Aru en 2012, 2014 y 2017 respectivamente. Y allí se habían vestido de amarillo, conservando la camiseta hasta el final de la carrera, Wiggins, Nibali y Froome. Cuando no tuvo los mil metros de carretera destapada al final fue un puerto para campeones de grandes vueltas. Hoy la historia cambió, no por el kilómetro adicional, sino por la estrategia de los equipos. Le dieron licencia a una fuga de 14 hombres y tres de ellos coronaron por delante del colectivo de los favoritos. El belga Dylan Teuns se reportó primero en la meta y a sus 27 años consiguió su primera victoria de etapa en una gran vuelta. Además, el italiano Giulio Ciccone entró segundo en la etapa y le quitó el liderato a Julian Alaphillippe.

La meta estaba puesta en una estación de esquí en medio de la cordillera de Los Vosgos. En estas montañas se libró en el siglo XVI gran parte de la llamada «Guerra de los 30 años» entre las grandes potencias de la época. Inicialmente fue un conflicto religioso entre los partidarios de la Reforma y la Contra-reforma y posteriormente se volvió una lucha entre algunas naciones del Sacro Imperio Romano – Germánico. Esa guerra terminó con la firma de la denominada «Paz de los Pirineos».  Hoy, en cambio, no se tuvo una gran batalla. Los favoritos se cuidaron y se atacaron solo en el último kilómetro. Se marcaron pequeñas diferencias de segundos, que no son determinantes. Guardaron las balas para desatar la verdadera guerra en Los Pirineos la próxima semana.

Entre los favoritos al título el beneficiado fue Geraint Thomas, que le sacó 2 segundos a Pinot, 7  a Nairo, 9 a Porte y a Egan, 14 a  Yates y a Martin, 18 a Rigoberto Urán, 33 a Enric Mas, 35 a Kruijswijk, 51 a Nibali y 1’09» a Bardet. Poco tiempo en un corto tramo, el kilómetro final. Nada determinante, así Bardet y Nibali sean visto como grandes damnificados. Ciccone es el tercer líder de la carrera en seis días. Viene de ser campeón de la montaña en el Giro.  Solo seis segundos le permitieron quedarse con la camiseta que lucía Julian Alaphillippe.  Salió a pelear por los puntos de la montaña pero se quedó con el primer lugar de la clasificación general.

Después de subir hoy los primeros grandes puertos, el Tour volverá a tener etapas típicas de primera  semana. La más larga se corre mañana. Serán 230 kilómetros entre Belfort  y Chalon-sur-Saône, la ciudad en la que nació la fotografía. Dos premios de cuarta y uno de tercera categoría en la primera mitad del recorrido le pondrán un tinte quebrado a un día demasiado plano. Seguramente será otro día para esperar la foto en el último kilómetro, esta vez, al esprint. 

Comentarios