El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2019 – Día 15: En los castillo cátaros atacaron la fortaleza de Alaphilippe

El recorrido por los castillos cátaros despidió el paso del Tour por Los Pirineos. La etapa número 15 pasó por vestigios medievales con más de 9 siglos de historia. El camino de Limoux a Foix Prat D’Albis tenía nueve ascensos, pero solo 4 de ellos estaban categorizados, y a lado y lado de la vía aparecieron mezcladas fortalezas en ruinas con fortines restaurados. La movida etapa de hoy cerró la segunda semana, pero no selló el portón de la clasificación general. Etapota en la alta montaña que dejó abierta la carrera camino a Los Alpes.

La fuga del día se demoró en armarse, pero cuando lo hizo quedó configurada con hombres de mucho cartel. Los puestos 14, 15, 16 y 17 de la clasificación general se metieron en el grupo de 36 aventureros. La presencia de Nairo Quintana, Bauke Mollema, Dan Martin y Roman Kreuziger  puso a trabajar a fondo al equipo del Deceunique, que gastó todos sus cartuchos en la persecución.  El Ineos, el Jumbo Visma y el FDJ se quedaron a la expectativa. La etapa tenía 3 premios de montaña de primera categoría en los últimos 70 kilómetros y ahí se concentraba la atención del día.

Fue una jornada de estrategias. El Movistar lanzó a Mikel Landa en el penúltimo puerto. Lo esperaron Marc Soler y Andrey Amador. El trío telefónico quedó flotando entre el colectivo de fuga y el grupo del líder. Adelante, Simon Geschke y Simon Yates se lanzaron por la victoria de etapa. Así llegaron al puerto final. La subida a Foix fue escenario de una gran batalla entre los aspirantes al título. Ciclismo de alto nivel. El FDJ fue a su patio de armas y lanzó un fuerte ataque con Thibaut Pinot, al que solo respondieron Egan Bernal y Emanuel Buchmann. En los últimos kilómetros, Geraint Thomas contraatacó a Julian Alaphilippe, que se vació en la subida y cedió segundos valiosos, pero no se derrumbó. A la meta llegaron de a uno. Yates celebró por segunda vez una victoria de etapa, Pinot descontó y subió al cuarto lugar, Bernal y Emanuel Buchmann también sacaron una renta, Rigoberto Urán cedió posiciones, Landa se metió al top 10. Se apretó la clasificación general. Los Pirineos dejaron el Tour expectante y sin resolver.

El catarismo fue un movimiento religioso de carácter gnóstico, que se propagó por Europa en los siglos XI y XII. Sus practicantes huyeron a Los Pirineos y construyeron murallas para protegerse de la cruzada albigense. No sobrevivieron,  pero dejaron su testimonio para la historia. Lo propio ocurrió hoy en el Tour. Unos se protegieron, otros atacaron, algunos se fugaron, y al final, todos aportaron para una etapa hermosa, que se guardará en la memoria por años.

Alaphilippe sigue siendo rey. Hoy resistió los ataques y conservó su trono, pero en el último puerto le tocó solo, sin escuderos. Su corona está expuesta y en riesgo. Entre él y el sexto de la clasificación hay apenas 2’14».  Falta una semana con los duros puertos de Los Alpes concentrados en las etapas del jueves, viernes y sábado. Faltan muchos castillos por conocer antes de llegar a París. A descansar. Volvemos el martes.

Comentarios