El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2019 – Día 14: El Tourmalet seleccionó el Tour


El Tourmalet es mucho más que un premio de montaña. Es un mito en el ciclismo. Una tradición. Hoy se subió por quincuagésima ocasión en 106 ediciones. Es el ascenso que más veces se ha escalado en la historia del Tour. En su cima se han librado batallas épicas. Para alcanzar sus 2.115 metros sobre el nivel del mar han sufrido los mejores ciclistas del mundo. Se estrenó en el Tour en 1910. Son 19 duros kilómetros, que hoy estaban al final de la etapa. Era el día nacional en Colombia, pero en lo alto del Tourmalet se ondeó la bandera de Francia.

La etapa se resolvió por eliminación. La fuga del día tuvo 17 integrantes y animó la carrera hasta las primeras curvas del último ascenso. Vincenzo Nibali, Peter Sagan y el líder de la montaña Tim Welles fueron los más connotados de ese colectivo. El grupo principal, tirado por el Movistar, los neutralizó al mismo tiempo que se depuró. En su orden,  Romain Bardet, Adam Yates, Patrick Konrad, Dan Martin y finalmente Nairo Quintana vivieron una jornada de viacrucis. Desfallecieron. La montaña les pasó una factura alta, con el Iva incluido.

Desde la cresta del Tourmalet se divisa la inmensidad. La subida hasta allá es interminable, eterna. Es imposible no encontrar niebla en su cresta. Es un premio de montaña que fatiga. Que da y que quita. Los mejores de la general lo saben. Tal vez por eso no hubo fuertes ataques, solo un paso fuerte constante y demoledor. A falta de dos kilómetros los últimos en desfallecer un poco  fueron Alejandro Valverde, Rigoberto Urán y Geraint Thomas. El grupo puntero quedó integrado solo por seis.

La victoria de etapa se resolvió en los últimos metros. Thibaut Pinot saltó del sexteto final al que se redujo el grupo, levantó los brazos y se quedó con la bonificación mayor. Lo escoltó su compatriota Julian Alaphillipe, que pasó de ser grata sorpresa a convertirse en un sólido líder de la clasificación general. El tercero fue el holandés Steven Kruijswik, que calladito se consolida en el podio. A continuación entraron el alemán Buchmann y el colombiano Bernal, y unos segundos depués Mikel Landa. La subida que mandó construir Napoleón III hace dos siglos y que en la edad media fue un refugio de frailes dictó sentencia.

En la antigua lengua gascona, Tourmalet significa «camino de mal retorno». Eso mismo representó hoy el mítico puerto para muchos. La etapa no resolvió el Tour, pero dejó muchos damnificados.  Mañana se cierra la segunda semana con la última etapa en Los Pirineos. El Tour se gana en la tercera semana, pero muchos lo pierden en la segunda.

Comentarios