El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Tour 2018 – Día 8: Día de barullo, jaleo y forcejeo

imagen1Fernando Gaviria entró tercero en la etapa, pero los comisarios de carrera lo mandaron al puesto 93. El alemán Andre Greipel fue segundo y lo ubicaron en el 92. No hubo riña. No pelearon. Simplemente, el alemán lo cerró contra las vallas y el colombiano reaccionó mandándole un par de cabezazos. Iban a 60 kilómetros por hora en los últimos 300 metros de la recta final. Fue una respuesta con la adrenalina a tope. Un pequeño barullo, un jaleo. Un forcejeo peligroso según los jueces. De allí la sanción.

Los esprinters arriesgan todo por la victoria, incluso la vida. Son kamikazes. No miden las consecuencias. Tras el embrollo, a Gaviria y a Greipel los mandaron a la cola del grupo que definió la etapa y les quitaron los puntos conseguidos en el esprint. El incidente se presentó por la izquierda del lote, y  le abrió paso por la derecha a Dylan a Groenewegen, que volvió a ganar. El campeón del mundo Peter Sagan pescó en el río revuelto. Entró cuarto pero tras a sanción a sus dos rivales directos por la camiseta verde ascendió al segundo lugar de la etapa. Además, le tomó 63 puntos de diferencia al colombiano en la clasificación de la regularidad.

Fueron 181 kilómetros para llegar a Amiens. La única emoción alta estuvo en la llegada, con problema y todo. Otro hecho importante fue una caída a 15 kilómetros de meta, que esta vez le pasó factura a Dan Martin y Julian Alaphilippe. Cedieron 1’16». El irlandés, que ya ganó en el muro de Bretaña, se subió a 2’47» en la clasificación general; y el francés salió del top 10, y cayó del puesto 4 al 18. Era el día Nacional de Francia, pero ganó un holandés, se cayó un irlandés y sancionaron a un colombiano y un alemán. El líder es belga, el mejor joven noruego, el líder de la montaña austriaco y el del clasificación de puntos eslovaco.  Los franceses, por ahora, solo ponen el color con su enorme afición.

Así como ayer, la etapa fue lenta y monótona. Ni siquiera hubo viento. El único francés visible fue Fabian Grellier, que estuvo en la fuga del día acompañado del holandés Marco Minnaard. Como todos estos días, la aventura claudicó a pocos kilómetros de la meta. El belga Greg Van Avermaet sumó un día más con la camiseta de líder, y añadió un segundo más de diferencia en la clasificación general gracias a una bonificación.

Mañana es el el gran día de la primera semana. Hora de visitar el infierno antes del primer descanso. El temido pave. Son 15 tramos. 21,3 kilómetros de adoquín entre los 156,5 de la etapa. Etapa decisiva. Un día para sobrevivir.  Como diría soda Stereo, para caminar entre las piedras hasta sentir el temblor. Se acabaron las etapas largas y calmadas. Ahora sí: luces, cámara, acción.

 

Comentarios