El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro 2020 – Día 21: La Milán de Tao

La Piazzale Loreto es un lugar emblemático y antiguo en el corazón de Milán. Su nombre proviene de un antiguo santuario mariano ubicado allí. En esta plaza se expuso públicamente el cuerpo sin vida de Benito Mussolini el 29 de abril de 1945 tras ser fusilado el día anterior en Dongo por miembros de la resistencia italiana. En el recorrido de la última etapa del Giro de Italia 2020, esta plaza era el primer sitio emblemático de la ciudad que se encontraban los ciclistas, después de dejar la vía Padova que los traía desde Cernusco Sul Naviglio a la capital mundial de la moda y el diseño. Cuando Jai Hindley cruzó por este punto entendió que su sueño de ganar la carrera italiana había muerto por este año.

La contrarreloj de cierre tuvo 15,7 kilómetros. El recorrido fue totalmente plano. Partió de Cernusco sul Naviglio, una localidad en los suburbios de Milán declarada «Ciudad Europea del Deporte 2020″ por el Parlamente Europeo y llegó al frente de Duomo, la majestuosa catedral gótica de la ciudad. Final mágico en la edición más incierta en toda la historia de la carrera rosa. El australiano Jai Hindley y el británico Teo Goeghegan Hart llegaron a definir el título igualados en el primer lugar de la clasificación general. El primero lucía la maglia rosa de líder de la clasificación general, y el segundo llegó vestido de blanco, con la camiseta de mejor joven. Ambas prendas serían para el que hiciera el mejor tiempo en este último recorrido de la carrera.

Uno a uno, fueron cumpliendo la cita los 133 sobrevivientes. Para ganar la etapa había un solo favorito: el campeón del mundo italiano Filippo Ganna. El primer en llegar a la meta fue británico Jhonatan Dibben que marcó el primer registro en 19’29». El campeón nacional austriaco Matthias Brandle llegó a la meta en 18’27». Después llegó Alex Dowsett y puso 18’22». Victor Campenaerts bajó de 18 minutos y marcó un 17’48» que tenía cara de podio en la etapa. Cuando faltaban 59 pedalistas por cumplir el recorrido, el turno en la llamada «silla caliente», donde espera el poseedor del mejor registro hasta ser batido, fue para Ganna. Ahí se quedó. No sufrió por ninguno de sus rivales, y solo se puso tenso cuando le tocó el turno a su compañero de equipo Tao Goeghegan Hart. La sonrisa empezó a aparecer en el rostro de Ganna cuando Tao pasó raudo por la Piazza San Babila y su rival por el título Hindley cruzó frente a la Piazzale Loreto. la sonrisa de Filippo hizo entender a todos que el título sería para el pedalista del Ineos.

El recorrido iniciaba en una amplia autopista y entraba a la ciudad por la vía Bruno Cesana. Tomaba la Vía Padova para pasar por la Piazza Loreto. Cruzaba la Porta Venezia, transitaba por la Piazza Biblia y llegaba a un costado del Duomo ante una tarima gigante que no tenía público al frente. El Covid también cambió la forma de celebrar los títulos. Mientras sus compañeros se abrazaban fungiendo de espectadores abajo de la tarima, él lucía un tapabocas rosa que le ocultaba los gestos en el momento en que recibía el Trofeo Senza Fine, la copa infinita, tal vez el galardón más hermoso que tiene el ciclismo en el mundo. Ganó el Giro por los 39 segundos que le sacó a Hindley en los 15,7 kilómetros de hoy.

El Giro tiene su encanto y su estilo propio. Recorre el país de Sur a Norte. Generalmente se corre en mayo, cuando la primavera no ha entrado con fuerza. Esta vez se corrió en octubre, cuando se empieza a cerrar el otoño. No es una carrera controlada. Todos los años sorprende con algo. Esta vez, Tao le ganó a Jai. El del Ineos superó al del Sunweb. Ninguno de los dos estabas en los pronósticos iniciales. Ninguno tenía favoritismo en las apuestas hace tres semanas. Son pedalistas muy diferentes, pero llegaron igualados al último día. Lo único que tienen en común es que sus nombres son de tres letras. Así es el Giro.

 

P.D. La Vuelta a España ya va para la segunda semana. En este espacio se cubren las carreras completas. Por ahora, el blog hará lo mismo que Tao… descansar. Me volteo para el rincón. Gracias por leer.

Comentarios