El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro 2020 – Día 20: El Giro está en tablas

Han pasado 20 etapas y el primer lugar de la Clasificación General Individual está compartido. Han recorrido más de 3.300 kilómetros en tres semanas y Jai Hindley ha usado el mismo tiempo que Tao Goeoghegan Hart. Subieron desde la isla de Sicilia al sur hasta el norte de la bota itálica en la frontera con Francia y los 15,7 kilómetros planos de mañana en Milán definirán el título. El australiano y el británico «están en tablas» después de pasar por el mítico Stelvio; por 12 premios de montaña de primera categoría,  entre los que se destacan el Etna, Roccaraso, Piancavallo y Madonna di Campiglio; por 9 puertos de segunda, 14 de tercera y 13 de cuarta. Los dos primeros del Giro están igualados, pero el ciclismo es un deporte en el que no existen los empates.

La penúltima etapa no tuvo respiro. Partió de Alba y terminó en Sestriere. Por asuntos de la pandemia las autoridades de Francia no permitieron que la cerrera italiana cruzara la frontera y visitara el Agnello y el Izoard. La dirección de la carrera modificó el recorrido y anunció la etapa 20 con 190 kilómetros que incluían tres ascensos a Sestriere. Antes de partir, Wilco Kelderman era líder por 12 segundos sobre su compañero de equipo Hindley y por 15 sobre Tao. En el segundo paso por la estación de esquí, que ha sido sede olímpica en invierno, el holandés ya había sido descolgado por efecto del fuerte paso del Ineos, y en particular de Rohan Dennis, un máquina de devorar kilómetros. Alejado Kelderman, los últimos 9 kilómetros de la etapa plantearon una lucha cerrada por la camiseta rosa, que en ese momento favorecía a Hindley por escasos 3 segundos.

La fuga del día ya había sido neutralizada. Por delante quedaba un esprint bonificable a 7 kilómetros de la meta. Allí se entregaban 3, 2 y 1 segundos de bonificación. Hindley saltó con seguridad y reclamó la primera renta. Tao pasó segundo y Dennis tercero. La matemática puso al australiano como líder virtual con 4 segundos sobre el británico con el último ascenso al frente. Luego se vivió un mano a mano de escaladores. Hindley atacó tres veces y Goeoghegan Hart respondió. Hermoso final. Hace dos días, en la subida al Laghi di Cancano, después de pasar el Stelvio, la escena fue la misma. Esa vez el australiano no atacó en la subida y esperó los últimos metros para quedarse con la victoria en la etapa. Esta vez, en Sestriere, el británico empató. Subió a la defensiva. Al final, se lanzó por la victoria.  En la meta había 10, 6 y 4 segundos de bonificación. 10 para Tao y 6 para Jai. Al sumarlas, la clasificación general dio un empate entre los dos. Al fondo se divisaban las murallas de la Fortaleza de Finestrelle, la segunda mayor construcción defensiva del planeta después de la muralla china.

En el ciclismo no hay empates. Cuando se da en una llegada, se resuelve tecnológicamente con el Fotofinish. Cuando se da en una sumatoria de tiempos en varias etapas, como hoy, el reglamento de la carrera establece el mecanismo para dirimirlo. El artículo 20 del reglamento de Giro adopta para estos casos la norma 2.6.015 del reglamento de la UCI, que establece que «el primer factor discriminatorio viene dado por las centésimas registradas en las etapas contrarreloj individuales, el segundo está dado por la menor suma de las plazas obtenidas en cada etapa y en definitiva por la mejor clasificación en la última etapa disputada».  Hoy se aplicó lo primero.  Hubo que revisar los tiempos de las dos contrarrelojes disputadas, la del primer día en Palermo y la del día 14 en Valdobbiadene. La matemática dijo que había 48 centésimas de segundo a favor de Hindley y por eso el australiano se vistió de rosa. Ambos ciclistas han recorrido el Giro en 85 horas, 22 minutos y 07 segundos; pero los separan 48 centésimas.   

 Nunca antes en la historia de las tres grandes carreras por etapas en el mundo se llegó a la última etapa con igualdad en tiempo entre el primero y el segundo. El Tour se ha disputado 107 veces, el Giro 102 y la Vuelta 74 y nunca hubo empate antes del cierre.  Mañana son 15.700 metros en contrareloj. Será un lindo mano a mano. Nadie esperaba un final así. En el Duomo de Milán se conocerá el campeón. En la ciudad de la moda habrá desempate.     

Comentarios