El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Giro 2020 – Día 11: En Rímini: Démare y punto.

Rímini es una ciudad turística, pero también histórica. Sus playas son las de mayor número de presencia de turistas en el año en Italia, pero su principal atractivo es el Arco de Augusto, una puerta urbana construida por los romanos en el año 27 antes de Cristo. Es una localidad de estancias veraniegas, con vida nocturna y mundana, pero también es una ciudad de arte con 22 siglos de historia. En sus calles terminó hoy la etapa 11 del Giro de Italia, con una llegada masiva que por primera vez incluyó a todos los esprinters; pero el libreto fue el mismo de todas las llegadas para hombres veloces: ganó Arnaud Démare.

El francés no tiene rival. Ha ganado cuatro de las 11 etapas del Giro. Ha levantado los brazos en todas las llegadas para hombres veloces. Consiguió la victoria en Sicilia, en Matera, en Brindisi y hoy en Rímini. Ha ganado con grupo reducido y con grupo completo como hoy; con arribos en pequeñas rampas, con rampa previa a la llegada y en terreno totalmente llano, sin rampas, con la meta frente al Adriático. Desde la sexta etapa es el dueño de la camiseta color «ciclamino» que identifica al líder de la clasificación por puntos. Tiene 29 años de edad, es el campeón nacional de Francia,  y en su octava temporada como profesional vive su mejor momento.

La etapa de hoy viajó todo el tiempo a orillas del Adriático. Hoy fueron 182 kilómetros, con apenas una subida clasificada de cuarta categoría en la mitad del recorrido. La salida fue en Porto Sant’Elpidio y la llegada en Rímini, la cuna del director de cine Federico Fellini. La película del día tuvo como trama la habitual fuga y como desenlace el esperado esprint.  En la aventura de la jornada se embarcaron los italianos Mattía Bais, Fabio Mazzucco, Francisco Romano y Marco Frapporti, y junto a ellos el belga Sander Armé. Este último fue el que más aguantó y solo fue capturado a seis kilómetros de la llegada.  La etapa fue rápida, pero tranquila. Aunque solo apareció al final, el protagonista fue el francés Démare.

En la clasificación general no hubo novedades.  Sin embargo, un hecho extradeportivo fue noticia en la carrera italiana. En el tramo final hacia Rímini, al paso por una rotonda, una moto de la organización atropelló a Elia Viviani, que tuvo que  hacer una larga persecución para volver al grupo. Susto mayor por imprudencia del conductor.

Hoy, la etapa 11 del Giro llegó a la ciudad en la que murió Marco Pantani. Mañana, la etapa 12, sale y llega a Cesenatico, una de las perlas de la Riviera de Romaña, un puerto-canal a 15 kilómetros de Cesena, la tierra natal del «divino calvo», campeón del Giro y el Tour en 1998. Serán 204 kilómetros de constante sube y baja, con más de 10 rampas cortas, cinco de ellas categorizadas como premios de montaña de tercera o cuarta categoría.   La película pinta para una jornada «clásica».

Comentarios