Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Una plataforma de recuerdos

 

Nocturno__Nocturne_by_bundle_w

 

Carolina Rodríguez Mayo

 

http://desvariodeunasonadora.over-blog.com/

lloronasdeabril.blogspot.com

 

Hace mucho tiempo que debí dejar de amarte. Si uno le pregunta a la gente, a los amigos e incluso a la familia, mi tiempo de extrañarte expiró hace rato.

El amor es curioso.  Es capaz de elevarte a grandes alturas. Es capaz de hundirte en oscuras profundidades.

Debería estar de manos dadas con otro hombre, mirándolo a los ojos y prometiéndole ser siempre sólo suya. -Ya sabes, esas cosas que uno dice cuando la traga es mayor que el entendimiento.

Sin embargo, mírame.  Estoy en el mismo lugar donde me dejaste. La diferencia es que ahora no soy la misma.  No soy la niña llena de inseguridades que conociste. Desde su estatura hasta su propia inteligencia era para ella algo cuestionable, algo que no lograría atraer a nadie.

Ahora que he crecido, y que tengo el valor para llamarme a mi misma, MUJER, el amor que te tenía parece intacto, parece congelado en un rincón del alma. Y aunque esa niña y la mujer que soy ahora todavía te tienen en común, ambas piensan diferente sobre lo que debería hacerse con respecto a ese amor.

Ambas -la niña y yo- lo pensamos. Nunca fuimos amadas. No fuimos más que un canal o una plataforma si se quiere ¿por qué? Bueno, una plataforma sirve para elevar ciertos objetos, y los canales facilitan algunos caminos.

Nuestra relación fue eso para un hombre que venía roto y que necesitaba reafirmar su identidad en la aceptación que otra persona le daba. Luego de comprobar que esa aceptación era además auténtico cariño no hubo más que pérdidas.

Estamos acostumbrados a perder -puedes desmentirme si piensas que no es cierto-. Estamos tan acostumbrados a ser saboteados por otros, que nos auto-saboteamos para evitar sorpresas. ¿Será que eso fue lo que nos pasó? ¿Será que eso fue lo que me pasó? Me acomodé tanto a perder en el ámbito sentimental que decidí hacerlo todo mal…

Me preocupa que esta herida no sane nunca. Me preocupa porque le he dado todos los tratamientos posibles: alcohol, hombres, salida al exterior, negación, indiferencia, catarsis… y al final de cada proceso; después de cada botella de vodka recuerdo tu nombre.  Ni la negación ni la indiferencia me ayudan a borrarte. A los otros hombres siempre los mido según cómo tú actuarías; la salida al exterior me ayudó a conocerme, mas no a olvidarte.

No sé ni que imagen ponerle a este amor. ¿Llaga? Las llagas se curan después de un tiempo. ¿Tatuaje? Mmmm… quemadísima por las malas canciones pop. No sé. Luego pensé en algo que consideré poético. Algo que me pareció bonito, vivo, pero que en este momento no nos representa. Pensé -eres la sangre de mi corazón- la sangre que transporta oxígeno, vida; la sangre que corre roja y caliente por todo el cuerpo -la sangre que es una constante y una prueba de resistencia.- Sangre de mi corazón. Eso pensé.

Nos separamos, porque tomamos una cadena de malas decisiones, además tú y yo sabemos que soy sólo la plataforma. ¿Habrá un sustituto para la sangre? No sé. La medicina ha avanzado mucho.

 

Comentarios