Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

Perdiste nuevamente, SOLEDAD

9213402

Por: Marisol Ramírez

Entre espacios vacíos se mueven mis pensamientos, divagan sollozos y altivos.

A media noche, la luciérnaga hace su entrada triunfante, los ilumina.

Unos son recuerdos vagos, como aquella sonrisa falsa, o aquel desprecio añadido.

Otros son curiosas palabras de quien inventó una vida para sentirse aludido.

Más otros, permanecen intrépidos, ahí, acomodados, arraigados, dibujados.

Como la marca que no se borra, como el primer  tatuaje, como el primer amor.

Algunos son disientes, escandalosos, coloridos y apreciados.

También los más arriesgados pensamientos que en su realidad devastaron.

Interrumpen la tranquilidad del momento, golpean a la puerta del insomnio, ella abre gustosa, ella se siente feliz.

Con  ira y desespero, hago el llamado a mi paz. Distante e indiferente, no contesta.

¿Por qué es tan fácil perderla? ¿Por qué no responde? ¡Me pertenece!

Hay que enfrentarla, sacudirla, obtenerla, apresarla y no soltarla.

Es mía nuevamente, los pensamientos se van, decaídos por perder la batalla.

Y yo, triunfante, tranquila, sonriente de haberlo hecho de nuevo. La soledad, entonces, una vez más, no es dueña de mí, ni lo será.

Más de Lloronas de Abril en

https://www.facebook.com/lloronasdeabril/

 

Comentarios