Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

La casa

Por: Valentina Suárez Fernández

Me uno a ese sentimiento universal de la maternidad, asociado al cuidado, a la compasión y a lo aguerridas y fuertes que somos las mujeres.

Me puse en sus zapatos, y propio en mí, lloré por la impotencia, por la distancia y por las muchas grietas sociales que muestra la pandemia.

Me dolió y aun me duele pensar en ella y en las muchas mujeres que capaces o no, cruzan caminos junto a sus hijos. Superan barreras económicas, sociales, políticas y culturales. Superan violencias, desconocimientos, miedos y kilómetros.

Cuando el idioma no nos identifica, cuando nuestra cultura calurosa y tropical no está cerca, cuando los de nuestros imaginarios no existen, tenemos un reto adelante: unirnos a través del lenguaje universal del amor. Amor asociado a solidaridad y fe.

He pasado horas pensando en quienes caminan hoy el mundo, los que buscan su casa, el calor y el olor de los suyos. Y pienso en su fortaleza y me uno a ella en oración y le pido al universo que vuelva a su casa.

Como ella, muchos, caminando y volando, buscando horizontes que muestren el paraíso. La casa.

Más de Lloronas de Abril en https://business.facebook.com/lloronasdeabril/?business_id=769700883235803&ref=bookmarks

Comentarios