Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

El maleficio de la soledad

 

Beautiful-and-Bewitching-Photography-2

 Adriana Patricia Giraldo Duarte . 

Podrás decirme a tu regreso, de nuevo, que las cosas van a estar bien.

Lo creo.  Creo que volveré a sentir la tranquilidad de siempre en la cita de la noche y en esos despertares en los que me hacías sentir exclusiva.

Tendrás todas las excusas y yo todos los perdones.

Les dije a ellos que era más fácil hacerlo así, que acostumbrarme a la idea llena de lágrimas, con tiempos forzados de olvido y de pena por descubrir que tu ausencia pesa más que la palabra tanto.

Debí intuir que me cambiarías otra vez.  Que estabas de paso. Que los códigos que afirmamos en compañía iban a evaporarse.

Pensé no cansarme de discutir contigo sobre eso que nadie entiende y que ambos lográbamos sin esfuerzo.

Palabras que teníamos ahí, en la piel, sin buscarlas; antes de nuestra debilidad y cerca de la identidad que armamos con locura y afecto, escondidos en encuentros que encendían la chispa de la complicidad.

Nunca me dijiste que llegaría el instante del adiós.  Que iba a enfrentarme de nuevo a la soledad explicada exitosamente; arrebatada así, por tu arbitraria elección.

Duele este territorio de nostalgia.  Aún más, mi incomprensión.  Duele la tristeza que me dejas al mirarme al espejo cuando no reacciono para enfrentarme a mí misma.

En el maleficio de la soledad, apago la luz y entiendo que podrás decirme a tu regreso, de nuevo, que las cosas van a estar bien.

Hazlo ahora que la fe no me acompaña. Creo que voy aceptar tus excusas y tu, todos mis perdones.

 

Más de Lloronas de abril en https://www.facebook.com/lloronasdeabril?ref=bookmarks

*  Foto tomada de http://esosmasymas.blogspot.com/2015/02/josephine-cardin.html.  J. Cardin.

Comentarios