Relaciona2

Publicado el

Una señal

Hay cosas que a todos nos han sucedido en algún momento de la vida y no tienen explicación. Soñamos algo y luego sucede en la vida real. Un olor que apareció de la nada y nos recordó a un ser querido que ya no está. Una luz que se prendió sin explicación aparente, entre muchas otras cosas que seguramente a ustedes como a mi les ha pasado alguna vez. 

Hace mucho tiempo le comenté a alguien un momento sobrenatural que había vivido, esa persona era fanática de una religión e inmediatamente comenzó a relacionar lo que yo le contaba con algo malo. Ahí me frenó de una y no volví a contarle nada, pues yo no profeso ninguna religión, precisamente porque crea muros entre las personas. La religión se apega a un libro sagrado, mientras que la espiritualidad busca lo sagrado que hay en toda la naturaleza.  

Cuando hemos perdido seres queridos y en algún momento los sentimos cerca, no sabemos si es parte de nuestra imaginación o es una señal de que nos están diciendo que están cerca a nosotros. Yo me voy por la segunda opción.  

Cuando uno pierde a seres queridos uno lleva algún tiempo preguntándose porqué pasó esto… Unas semanas después de morir mi papá, mi hermana Sandra estaba durmiendo y estaba soñando con mi papá y esa sensación de que lo que pasó no fuera real… en esas, se prendió el radio con una canción del grupo Poligamia que decía: “Algún día me comprenderás, espero no sea tarde…Si tu quieres encontrarme búscame en el atardecer”… y mi hermana dice que fue como un mensaje…    

Por esa misma época soñé que mi papá me abría sus brazos para darme un abrazo muy fuerte. Cuando desperté sentí que ese abrazo había sido real. Y en muchas ocasiones sentíamos en diferentes momentos el olor de su loción. 

Una noche estábamos en casa, en el segundo piso mis hermanas, mi mamá y yo viendo la telenovela “Café” y de un momento a otro comienza a sonar el piano en el primer piso, que no había nadie. Todas nos miramos y sentimos que era mi papá que estaba diciéndonos que estaba ahí acompañándonos. 

Una vez a mi mamá le robaron el carro en una calle de Bogotá hace muchos años. Estaba esperando a alguien y llegaron dos hombres y la bajaron del carro. Mi mamá fue a poner el denuncio a una estación de policía, estaba muy asustada. Mientras esperaba que le alistaran los papeles, los Policías tenían el radio en una emisora de música vallenata, de un momento a otro el radio se le sube el volumen, comienza como a irse la frecuencia, inmediatamente capta la atención de mi mamá y de todos los que estaban en la estación… Hay un ruido en el radio, se cambia de estación y comienza a sonar “Strangers in the Night” de Frank Sinatra. Una canción que hacía parte de la banda sonora del amor entre mi papá y mi mamá. Mi mamá nos contaba que cuando escuchó esa canción sintió que mi papá la estaba acompañando, sus ojos se llenaron de lágrimas de la emoción y sentía tranquilidad.   Que el radio cambiara de música vallenata a Frank Sinatra en una estación de Policía, era sin duda, una señal!  

Le pregunté a varias amigas cercanas si les había pasado algo similar con sus seres queridos que han partido. Cata Guzmán me contó que ella tenía una relación muy cercana con su mamá, ambas médicas cirujanas, vivían juntas y eran muy amigas.  Su mamá murió de cáncer y fue devastador para ella.  Siempre ocurrían cosas en las que ella sentía que su mamá la estaba acompañando.  Si embargo, un día ella estaba librando una situación difícil con la enfermedad de su papá. Ella estaba muy triste ese día y contrariada con las decisiones que estaba tomando y en sus adentros pensó: Mamá dame una señal si estas aquí conmigo. Y entró a su consultorio, hizo pasar a su paciente, una mujer joven acompañada de su mamá, la atendió y salieron del consultorio. Al rato entra nuevamente la paciente,  le dice que tiene que contarle algo. Cata se preocupa, pensando que era algo referente a la cirugía que le realizaría.  Y la paciente comienza a hablar y le dice que ella tiene un don, que puede ver a las personas que se han ido y quería decirle que cuando ella entró al consultorio vio a una señora detrás de ella y la describió tal cual como era su mamá.  Era una señal. Entre muchas otras que siempre, desde que partió le hace saber que está con ella a su lado.  

Nany me contó que hace muchos años ella estaba sola en Brasil, su esposo estaba de viaje de negocios en Europa y ella tuvo un sueño: Ella se cortaba la mano con la espina de una flor, veía mucha sangre en su mano, su mamá aparecía y le decía que tranquila, que ya iba a sanar y ella le dejaba en su mano una estampita de la virgen.   Pasaron los días luego de ese sueño. Una mañana ella se levanta, comienza a sentirse mal con muchos síntomas, se dirige a urgencias, le tienen que hacer una transfusión de sangre de inmediato. Ella estaba muy angustiada, en un país que no era el suyo y para ese entonces no dominaba el idioma y su esposo de viaje. De un momento a otro llegan unas voluntarias, de esas que van a las clínicas a saludar y a orar por los pacientes. Entre ellas estaba una Uruguaya, le pregunta si quiere que recen, ella accede. Mientras tanto las enfermeras comienzan a preparar todo para realizarle la transfusión de sangre. Cuando ella se fija, la uruguaya tenía la misma estampita de la virgen en un prendedor en su blusa, la misma que ella había visto en sus sueños que su mamá le entregaba.  Ella le dijo a la voluntaria Uruguaya que había soñado con esa virgen y ella se la regalo, se la puso en su mano, tal cual el sueño. Nany me cuenta que sintió ganas de llorar y a la vez sintió una paz increíble. Ella lo sintió cómo una señal… su mamá estaba ahí. 

A mi me ha pasado mucho, que me sueño algo y luego ocurre. A Nor le sucedió algo muy fuerte. El día que se enteró que su mamá tenía cáncer, en un estado muy avanzado, luego del llanto, de la tristeza, de tratar de asimilar lo que estaba pasando, se quedó dormida muy temprano y esa noche soñó con su mamá, que ella le decía que estuviera tranquila, que iban a tener 2 meses para despedirse, que iba a ser muy rápida su partida, pero que ella tenía que ser muy fuerte.  A la mañana siguiente se despertó y le contó el sueño a su esposo.  Él le decía que eso había sido solo un sueño, que iban a hacer todo lo que fuera necesario para salvarla…  Sin embargo ella sentía que ese sueño era una advertencia para que se preparara, cada visita, cada abrazo era una despedida…. Murió exactamente a los 2 meses y 5 días de ese sueño. 

Diana me cuenta que ella, desde que murió su mamá nunca ha sentido que se haya ido, la siente cerca, es una sensación de compañía, no es que tenga un episodio sobrenatural, simplemente es sentirla, como si siempre estuviera a su lado. 

Yo tengo días de días en que me he sentido muy triste… pero veo una foto de mi mamá y mi papá y es como si estuviera ahí, acompañándome como siempre en mis momentos más difíciles.   

El amor trasciende, ese vínculo de amor no se acaba con la muerte. Creo que nuestros seres más amados nos acompañan, cuando saben que los necesitamos. Y esa es la magia del amor.  

Yo creo en los sueños, en las sensaciones, en la intuición personal, en las conexiones entre las personas y también creo que que por muy dura que nos parezca la muerte, es simplemente un paso más inevitable para todos, pero no es el fin del amor… Por eso de vez en cuando nos mandan señales para decirnos que su amor permanece y que están presentes en cada paso que damos en la vida. Hasta que estemos juntos…  de nuevo! 

Hay una canción de Gloria Estefan, se titulada Fotografía y habla precisamente de eso, que uno siente la compañía de esa persona que ya se fue y gracias a las fotografías, los recuerdos y a esos instantes mágicos hacen que de vez en cuando los sintamos cerca… 

En twitter: @AndreaVillate

En Facebook/andreavillateperiodista

Comentarios