Relaciona2

Publicado el

Pequeños instantes de Alegría

Foto de Juan Carlos Gutiérrez – Atardecer en Bogotá

“La vida está hecha de pequeños instantes de alegría” dijo alguna vez un poeta y no hay nada más cierto que eso. No se si les ha ocurrido que hay épocas de la vida donde estamos como en piloto automático y pasan días, semanas y hasta meses donde el corazón no se emociona por nada. No quiere decir que estemos tristes, ni deprimidos, ni mucho menos… estamos normal… tranquilos, pero hemos dejado de percibir cosas que nos emocionen, que nos hagan vibrar y latir de alegría el corazón. 

Esta semana me di cuenta que yo andaba en piloto automático y sucedieron dos cosas, supremamente sencillas, que me sacaron de ahí.  La primera fue el miércoles pasado, tenía apartada esa fecha para ver el partido del Real Madrid frente al PSG en Champions League. Desde temprano me puse mi camiseta blanca con el #9 de Benzema en mi espalda. Me puse a trabajar como siempre y antes de las 3 ya tenía lista mi taza de café y unas cuantas chocolatinas Jumbo para ver el juego, ya estaba conversando con algunos amigos con quien me “reúno” virtualmente para ver juntos el partido.  Las cosas no iban muy bien para el Real Madrid, teníamos un gol en contra del partido de ida, así que en este teníamos que meter dos para poder clasificar a cuartos de final y el panorama se veía difícil. En el segundo tiempo apareció un gol fantástico del francés Karim Benzema, en el minuto 61, grité de emoción, luego vinieron dos más en los minutos 76 y 78 y dieron la vuelta a la eliminatoria de un momento a otro. Celebré esos goles con mucha alegría y retrocedí la jugada para ver una y otra vez esos golazos!  Se acabó el partido y sentía en todo mi ser esa alegría y noté, con especial atención, hace cuanto tiempo no me sentía feliz por algo tan sencillo como un partido de fútbol. 

Luego un par de días después, vino otro momento importante, pero este no fue con el deporte sino con la música. El cantante Andrés Cepeda lanzó un álbum que grabó en vivo, solo con su voz y una guitarra en el Teatro Colón de Bogotá. Mientras almorzaba puse el álbum y con cada tonada comencé a sentir una vibración muy fuerte de energía, como en el alma y con cada letra, con cada canción se me salían las lagrimas de alegría, no se si era la voz de Cepeda, el sonido profundo de la guitarra pero me llevó a un momento voy bonito. En la noche abrí una botella de vino y me puse a ver el concierto, de esos momentos perfectos.  El arte de las pequeñas cosas que nos hacen felices en la vida. 

Hace un par de semanas escuché un podcast que se titulaba “las cosas que me gustan” y me pareció supremamente bonito, pues muchas veces no caemos en cuenta de esos instantes que tenemos en la vida que nos hacen felices.

Por ejemplo, para mi es maravilloso hablar con mis hermanas por teléfono, todos los días hablamos y siempre hay algún tema.  Me encanta sentirlas cerca y estar presente en cada día de sus vidas. Me encanta salir a pasear con mi perrito y ver esa tranquilidad con la que camina la vida. Me gusta mucho la comida rápida, pizzas, perros calientes, hamburguesas y burritos mexicanos, para mi es la comida ideal, junto con los chitos, las papas, los chockis y los tostacos. Me encanta servir una copa de vino, degustar en mi boca y tomarlo lentamente. Me gusta la Coca Cola. Me gusta salir a comer en la noche.  Me gusta almorzar con mi familia los domingos. Me encanta escuchar la música de Luis Miguel una y otra vez. Me gusta tener conversaciones profundas de la vida, de lo que pasa alrededor. Me gusta conversar de política.  Disfruto el café después del almuerzo con un trozo de chocolate. Me gusta ver el cielo a cualquier hora del día, me gusta ver las nubes y encontrarles una forma.  Me gusta escuchar a otras personas.  Me gusta ponerme camisetas del Real Madrid y andar en tenis. Me gusta recordar los sueños en la mañana y buscar el significado. Me gusta tener flores en la casa. Me encantan las series de médicos y de abogados. Me encanta observar a la gente y verla reír. 

Mientras escribo estas letras y cae una ligera lluvia en Bogotá, veo a una pareja desde mi ventana, resguardándose de la lluvia junto a un árbol, él la toma de la cintura y le da un beso. Ella se ríe y lo abraza.   

Al final la vida no se mide por los momentos que respiras sino por los momentos que te dejan sin aliento.  

Y a ti, ¿Cuáles son las cosas que te gustan?

 

En Twitter: @AndreaVillate

En Facebook / AndreaVillate Periodista

En Instagram /andreavillate_cielos

Mi libro Relaciona2 lo consigues en Amazon y te llega a la puerta de tu casa. Consíguelo aquí 

Comentarios