El invitado

Publicado el mjcsaavedra

El primer disco independiente en la historia del Rock Colombiano

Portada En El Maravilloso Mundo de Ingesón
Portada de 'En El Maravilloso Mundo de Ingesón' Reedición realizada por SalgaelSol. Tiraje 1000 copias.

Una de mis citas pendientes una vez llegué al festival era irme de compras en la Carpa ECO-ROCK,  allí me encontré con los amigos de Bulla, una tienda en la que encuentra discos de rock nacional de distintas épocas y de todos los géneros. Uno de los jóvenes que allí se encontraba preguntó por uno de los discos a lo que el vendedor le respondió: ‘Ese disco es En el Maravillosos mundo de Ingesón de Los Speakers…es un álbum de los sesenta’, ese joven melómano se sorprendió al saber que se trataba de un disco de rock nacional, además de los sesenta y que él no conocía.

Así que amigo lector rescato y actualizo un texto de mi propiedad –  producto de una conversación con la persona que se encargó de desempolvar este  disco – para contarle por qué este álbum es tan importante en la historia del rock nacional.

En el maravilloso mundo de Ingesón.

Si bien hoy en el 2012 hablamos de una revolución independiente, o simplemente de un cambio estructural dentro de la gran industria fonográfica, en la década de los sesenta existió un grupo tan visionario que fue capaz de adelantarse 40 años, producto del hecho que las grandes casas disqueras les cerraron las puertas en dicha época. Ellos al igual que muchos artistas y agrupaciones que existen hoy en día vieron como la industria, al no querer hacer ellos un disco en términos “comerciales” e innovar con lo que sentían por la música en este momento, deciden dar un paso al costado e iniciar la ardua tarea de convertir esa propuesta en algo material.

Mario Galeano, maestro música, que este lunes se presenta con uno de sus proyectos musicales (Las Pirañas) en el Escenario Panamérika Redbull, fue el encargado de la primera reedición oficial de este quinto álbum en la carrera de Los Speakers y producto de esto es uno de los personajes que a día de hoy conoce a fondo la historia de cómo se produjo ‘En el Maravilloso mundo de Ingesón’:

“Los Speakers, y principalmente, Roberto Fiorilli y Humberto Monroy, estaban muy conectados con la industria, es decir, ellos tocaban como músicos de sesión para una inmensa cantidad de discos. Roberto, haría sesiones de batería hasta para los gaiteros de San Jacinto, ellos dos estaban muy conectados con la escena. Pero, es muy claro de cara al año 67, digamos que arranca un cambio conceptual dentro del rock a nivel mundial muy fuerte con la llegada de la psicodelia. Los jóvenes encuentran una forma de canalizar una revolución cultural a través de la música y de la moda, y el nuevo arte, que tiene a las drogas también como un componente, pues esto es como absurdo negarlo, y que eso también se transforma en que son ahora personajes más críticos de la sociedad; que empiezan a tener una estética que cambia radicalmente con el paso del tiempo. Si uno mira las discografías de los grupos al principio, pues son chicos todos muy bien vestidos, de corbata, con su pelo corto, bien peinados; y ya para el año 67 pues los pelos empiezan a crecer, empiezan a meter algo de mensajes políticos y sociales en su música; y eso se empieza a establecer como algo incómodo para el estatus quo de la época. Estatus que quería tener a unos jóvenes divertidos, que no tuvieran mucho que decir, y definitivamente con la llegada del hipismo a Colombia para el año 68, y por supuesto, en 69 y 70 cuando se asienta el movimiento, representa pues algo que no es muy cómodo para la sociedad. Los Speakers para el año 68 llegan convencidos de que tienen que cambiar su propuesta, de qué tienen que renovar, experimentar con sonido, con letra, con arte y tienen un proyecto muy ambicioso que alude precisamente a eso: artistas plásticos, a unas grabaciones y a unas técnicas de grabación de sonido novedosas, que involucre un arte gráfico provocativo; que tenga un poco de todo. Y básicamente es con esta idea se acercan a los disqueros y la respuesta unánimemente es algo que es muy costoso, que es arriesgado (…) porque es muy importante también tener en cuenta que el movimiento de los años 67 hacia atrás, estaba muy ligado con el baile, muy de la mano de las discotecas, y de toda una vida nocturna y diurna. Pero es en el año 67, cuando estos grupos empiezan a hacer música para oír, que no necesariamente se pueda bailar en parejas, y sus cambios de dinámica al interior del género hacen que haya menos espacio comercial para el género, es decir, que la radio no va a pasar todas estas vainas disonantes, experimentales. Ya las discotecas no van a programar ese tipo de música, es más, ya para ese momento casi todas las bandas han escapado de las discotecas y ya están tocando en teatros, tocando para auditorios que están sentados escuchándolos, y están empezando a tocar en festivales al aire libre. El caso, es que Los Speakers para su último disco siendo unas figuras reconocidas que sus nombres aparecían en la prensa todo el tiempo, no encontraron ningún apoyo y muy fieles a su convicción de artistas deciden hacerlo de manera independiente. (Galeano, M. (2011, marzo), entrevistado por Castro, M.)

Mario Galeano además afirma que se trata de la importancia que tiene el hecho de ir más allá de los esquemas de como se producía la música, algo que hoy en día nos es muy familiar, pero que por primera vez lo hacia una banda en nuestro país, claramente no era una opción muy fácil de llevar:

“Pues eso habla muy bien del concepto musical y artístico de ellos, porque hubo muchas otras bandas que simplemente no volvieron  grabar porque no tenían el apoyo de las casas disqueras. Entonces, ellos se daban cuenta que tenían que que expresarse de otra forma, visionaron con más de 40 años de ventaja que la independencia o hacer las cosas con autogestión es un método viable, es un método con el cual poder sacar las cosas adelante, y ellos también tenían  una ventaja que era la de estar conectados con el medio, y con todo los diferentes procesos de la industria, entonces sabían qué era lo que tenían que hacer. Tenían muchos amigos en diferentes niveles, y decidieron hacerlo. Es verdad, una actitud muy firme, de pensar no nos van a apoyar, pues entonces lo hacemos nosotros solos (…) La principal ventaja diría yo, es el acceso al estudio de grabación, porque eso sí digamos hasta hace unos 10 años es que se vino a solucionar ese problema, que ya uno puede con $10,000 dólares, o bueno con $2,000 o $3,000 como es el caso de nosotros aquí en Colombia más de de pa’ abajo, hacer un disco en su casa. En esos momentos el acceso a la tecnología para grabar era imposible por  los costos de los equipos. Ese es tal vez el primer golpe de suerte que tienen ellos, el haber encontrado los estudios de Ingesón, que estaban recién inaugurados y que tenía una cantidad de equipos que el mismo dueño que necesitaba testear, y les dio la posibilidad de grabar eso en el estudio, de abrirle las puertas del estudio, prestarle el equipo. Un equipo de unas condiciones técnicas muy de primera, que necesitaba de un técnico que estuviera ahí, y que los orientara. Las otras cosas que también son importantes en la realización del disco son el haber juntado a escritores, artistas plásticos; eso se debe más a su círculo social del parche en el que ellos andaban. Haber pretendido pagarse la grabación  hubiera sido muy costoso. Lo que ellos sí asumieron de su plata fue el prensaje de los discos, cortar y prensar los discos, que eso también era un costo significativo que cubrieron con la plata de los toques que ellos guardaban esa plata simplemente para prensarlo. La litografía y la parte el estuche y del librito que acompaña al disco fue hecho de manera gratuita por un amigo suyo italiano, que era Luigi Zardi” (Galeano, M. (2011, marzo), entrevistado por Castro, M.)

Es así como Los Speakers cuentan con la oportunidad no solamente de grabar en los estudios de Ingesón si no de hacerlo de manera gratuita:

“Ingesón, era una especie de sociedad liderada por Manuel Drezner, un judío-alemán-colombiano, y él para esta época decide importar unos equipos de primera línea con un costo económico altísimo. Lo que él dice fue que se gastaron un millón de dólares de la época. Entonces, los estudios de Ingesón fueron el referente más importante de la grabación en Bogotá hasta que llegó el estudio de Audiovisión. Es un estudio que todavía existe, se encuentra en la calle 99 con séptima, lugar donde se grabó casi todo lo que se hizo acá en Bogotá. Un archivo muy importante. Desafortunadamente las cintas originales de los grupos las quemaron. Ahí grabó Lucho Bermúdez, Pacho Galán, incluso grabó Hora Local. En Medellín habría otros estudios, pero los de Ingesón eran los más importantes en Bogotá” (Galeano, M. (2011, marzo), entrevistado por Castro, M.)

‘En el maravilloso mundo de Ingesón’ fue producido por el trió de Los Speakers. Un álbum ambicioso que tuvo un primer prensaje de 1000 unidades; además se sacaron 4000 artes, para economizar gastos ya que Los Speakers nunca pensaron que las ventas no pasarían de ese primer tiraje de discos. Los Speakers se enfrentaron así a una ardua tarea una vez el disco se materializó:

“Como ellos ya no estaban asociados con ninguna casa disquera entonces, les tocaba hacer a ellos mismos la gestión de llevar los discos a las tiendas, y muchas veces hasta incluso, las casas disqueras les dice a las tiendas de discos tienen que vender; entonces el caso es que el disco de ellos era un disco era muy difícil de conseguir en las tiendas tradicionales de la ciudad. Y mucho menos en el resto del país. Es el mismo caso lo que sucede hoy en día con las bandas en cuanto a que la distribución de sus discos es un problema” (Galeano, M. (2011, marzo), entrevistado por Castro, M.)

El quinto y último álbum de Los Speakers fue publicado bajo el sello Kriss, algo que hoy en día hacen las bandas para poder sacar al mercado sus productos:

“Le decidieron poner ese nombre al sello haciendo alusión a una especie de puñal filipino, muy filoso. El disco está cargado de simbolismos, escoger ese puñal como una vaina combativa. Poner la réplica de un ácido. Hacer cosas que la industria nunca haría. Tomando una posición de saber ellos cual es la situación, que ése es como el gran paradigma de la independencia, y es que uno no es independiente por obligación sino por convicción. Hay muchas veces que muchas bandas que logran como una simple obligación” (Galeano, M. (2011, marzo), entrevistado por Castro, M.)

Un álbum tal vez incomprendido que además al no estar ligado a las lógicas del mercado de este momento que atravesaba el rock comercial que se difundía en la radio bogotana sufrió dichas consecuencias siendo un fracaso en ventas.

La invitación es que si le gusta la música y el rock nacional investigue sobre el primer puñado de canciones que interpretaron y crearon las primeras bandas de rock en nuestro país. Póngase los audífonos y escuche, eran otras épocas, no es el mejor sonido, pero algo sí es cierto, estará escuchando las primeras canciones de rock que se grabaron al mismo tiempo que bandas como Los Beatles y Los Rolling Stones hacían historia, ellos la hacían en Inglaterra. Los Speakers y otras agrupaciones lo hacían acá en su país, en su ciudad.

Sobre Los Speakers

Los Speakers - Foto tomada de Google Images
Los Speakers - Foto tomada de Google Images

Los Speakers es la primera banda de rock colombiana en grabar un larga duración de rock n’ roll en el país que en 1965 imitó el imaginario Beatle con vestimentas de solapas muy delgadas, usaban botines y con una onda extraída de lo que observaban en los primeros discos de rock que se publicaron para esa época en Inglaterra.  En ‘The Speakers’ se destacan dos covers de Los Trashmen: ‘El golpe del pájaro’ y ‘El Rey del Surfin’. Esta primera alineación estaba conformada por Humberto Monroy, Rodrigo García, Luis D, Oswaldo Hernández y Fernando Latorre en la batería.

Ya para grabación de ‘La Casa del Sol Naciente’ Los Speakers firman un contrato con Discos Bambuco por tres largas duración, el primero de estos sería el álbum más exitoso de la banda ya que ‘La Casa del Sol Naciente’ vendió más de 15.000 copias, cifra que incluso hoy es bien importante. Luego Los Speakers publican tres álbumes más: ‘Tuercas, Tornillos y Alicates’, La Carretera y ‘En el maravilloso Mundo de Ingesón’, este último álbum fue el primer disco independiente que se grabó en el país.

Comentarios