Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

Un rector ilegítimo, un examen ilegal y la paz de Colombia

En estos momentos la Universidad de Antioquia pasa por una discusión y un debate profundo entre los estudiantes como estamento, y entre los estudiantes y otros estamentos, en este caso el rectorMauricio Alviar, es decir, la administración de la U de A, sobre el cambio en el examen de admisión. Empezaré por decir la elección del presente rector es ilegítima porque no sólo desconoció los votos de los profesores que eligieron a Alberto Uribe al igual que los empleados, sino además desconoció la contundente respuesta de los estudiantes que indicaba con el Voto en Blanco que ninguno de los candidatos representaba los intereses de los estudiantes en la administración pública del Alma Mater.

Continuaré diciendo que el examen que ahora se ha aprobado es ilegal por dos motivos: I. No existen estudios previos técnico en los cuales se sustente el cambio en el examen de admisión de la Universidad de Antioquia y de esa forma dar soporte al argumento del ilegítimo rector y II. El análisis que se ha realizado por parte de los estudiantes sobre el examen de admisión establece que el cambio que se pretende hacer es con el objetivo de generar una segregación social mayor, dado que el examen por competencias dejaría por fuera a la población de menos capital económico, cultural, social y político, es decir, a los más pobres que sólo acceden a la educación pública de pésima calidad, la cual, como lo probó Pierre Bourdieu en Japón, Usa, Francia y el profesor de la misma universidad Cesar Augusto Tapias en Colombia y Medellín establece unas fronteras sociales que impiden a las personas la tan mencionada “movilidad social” que argumentan los defensores del capitalismo y su sistema cultural y lo que nosotros “desde abajo” calificamos como capacidad de emancipar de la educación. Lo que de verdad es un obstáculo para la Paz y continuará las lógicas que desembocaron en el conflicto armado, ya que si la educación primaria y secundaria tiene fronteras sociales desde los exámenes de clasificación y en todas sus demás etapas, garantizando aún más la separación entre ricos y pobres, la Universidad que se supone un lugar universal y de emancipación, no puede continuar con sus lógicas y su deber es nadar contra la corriente como lo propuso uno de sus mejores graduados: Fernando Gonzales.

El nuevo rector de la Universidad, además de ser una persona eficiente en términos de cumplimiento y garantía del funcionamiento de la Universidad tal cual se encuentra estructurada en la actualidad, debe romper los esquemas sociales de falso de gobierno y mala democracia que se viven en el país, incluida la Universidad misma; me explico, la gestión del Rector no se debe basar únicamente en el cumplimiento de unas metas y de unas estadísticas, no es sólo mandar a hacer a los demás algo que ellos en su autonomía e inteligencia saben que deben hacer (Construir el coliseo, limpiar los jardines, sembrar plantas y árboles, hacer nuevas sedes, mejorar la infraestructura antigua, Etc.) Esto lo puede hacer cualquier persona, pues todos somos demasiado inteligentes y aprendemos a coordinar y a trabajar con los demás y cumplir los propósitos proyectados a través del diálogo.

Las funciones del Rector de la Universidad Pública y en este caso de la Universidad de Antioquia en el Estado Social de Derecho Colombiano para garantizar la Paz son profundizar la democracia y romper los paradigmas sociales del mal gobierno, específicamente me refiero a que el Rector debe a modo de ejemplo:

– Garantizar la democracia universitaria no a través de un voto que no tiene poder alguno en un portal web que poca o nula atención le van a prestar, sino garantizar a los diferentes estamentos el poder de elección de los funcionarios que van a regir la Universidad.

– Garantizar la democracia no cerrando la U a la ciudadanía, sino buscando que la sociedad se apropie del espacio, lo respete, lo cuide: LO CULTIVE.

– Garantizar la democracia no agachando la cabeza como un esclavo siguiendo las normas tal cual le están formadas para pagar favores políticos, recibiendo para la Educación Superior las limosnas que da el Estado, dejando de esta forma morir lentamente la calidad y el pensamiento crítico, sino alzando la dignidad de la Universidad por sobre los intereses privados y enfrentando todos los poderes que conspiran, luchando porque los recursos públicos sean dedicados a la Educación y no a la guerra, garantizando el Bienestar de todos los Estamentos Universitarios y realizando las reformas que requiere la Universidad.

– Profundizar la democracia es contratar profesores de planta, construyendo una Universidad sólida, evitando la tercerización de los derechos de los profesores y legitimando de esta forma una Educación acrítica y esclavista.

– Democracia es pagar a los empleados los salarios que se merecen, sobre todo si son estudiantes que sirven al Alma Mater y no como ahora que son todos empleados negados por la supuesta “autonomía” que en vez de liberar, garantiza el statu quo.

– Diseñando una universidad más incluyente con vocación transformadora de  los contextos sociales y no como en el examen de ahora, que quiere que cada vez más lo pobres no entren a la Universidad dizque “Pública”.

En general, el Rector de la Universidad de Antioquia debe ante todo como dicen los Indígenas Zapatistas de México: MANDAR OBEDECIENDO, en este caso a los Estamentos Universitarios (Democracia desde abajo)que somos a quienes nos afecta el mediocre funcionamiento de la Universidad e ilegal del rector ilegítimo que se supone es de las mejores del país, sin embargolos que vemos desde dentro, sabemos que aunque tiene demasiadas cosas buenas, aún faltan muchas importantes: Un buen Rector, porque como todo enamorado del poder el que tenemos desde ya no funcionó y se dedicó al poder y no al servicio, además de unos buenos funcionarios que profundicen la democracia en cada dependencia o facultad.

Los invitamos a seguir Bajo La Manga en Twitter: @bajo_lamanga y a visitarnos en www.bajolamanga.co

Comentarios