Bajolamanga.co

Publicado el Bajolamanga

¿Todos contra las personas Lgtbi?

Por: Alejandro Gamboa (@dalejogamboa)

La muerte de nuestros compañeros, seleccionados precavidamente por los criminales por sus vulnerabilidades demuestran que este no es un país seguro para las personas Lgtbi, el odio o la avaricia han llevado a los delincuentes a ponernos en el centro de su actuar delincuencial y provocar muertes como las de Guillermo Garzón o inducir al suicidio a Sergio Orrego, solo dos de las muertes más sonadas en el año, sin contar las muertes de personas trans anónimas, muertes silenciosas que poco parecen incomodar.

A estos actos de inseguridad ilegal se suman los actos de inseguridad jurídica.

La lucha en el caso de Sergio Urrego, una lucha que ha tomado su madre con ayuda de Colombia Diversa en los estrados judiciales, y que intenta resarcir la dignidad de su nombre y generar acciones preventivas para que casos de discriminación como este no sucedan de nuevo, han sido deslegitimadas por el Procurador ante el Concejo de Estado exigiendo se corrija el fallo de primera instancia.

Ni la muerte detiene el odio de quienes con las banderas de la moralidad en alto, como el procurador, pretenden negar lo innegable: la presión ejercida sobre Sergio Urrego por el hecho de no tener una sexualidad heteronormativa fue tan ingente que avoco su cuerpo al vacío, buscando la libertad que su país le negó. Ante tan honda tragedia la procuraduría califica el accionar del Colegio de Sergio como “diligente”. Apabullante, como para quedar de una pieza.

Que el ministerio público se tome los recursos que deben dirigirse a la protección de los Derechos Humanos de los colombianos en pedir la anulación de los que ya se habían reconocido en instancia judicial y que además califique en su argumentación la acción del colegio como “eficiente” mientras que el hecho practico es el suicidio de un menor de edad, solo puede causar asombro y la sensación de que algo está funcionando al revés.

Por lo pronto, el caso de asesinato de Guillermo Garzón, mi amigo, sigue en la penumbra, criminales identificados con prácticas similares: el engaño, nos pone a todos en la mira de bandas que pretendan abordarte con el único fin de saquearte. Cuantos habrán padecido de este tipo de robos, tal vez sin haber llegado a tan lamentable final y no se atreven a denunciar. No hay respuesta eficiente del Estado para que sus funcionarios, sus instituciones se adecuen a los requerimientos de seguridad de las personas Lgtbi y que analicen con rigor las amenazas que se ciernen sobre nosotros para que adelanten los procesos necesarios que nos garantice un nivel mínimo de seguridad.

En el caso de Guillermo, parece ser que esta no era la primera actuación de este grupo, y por la forma tan calculada y parsimoniosa en la que actuaron es claro que no puede ser la primera vez que delinquían, así que era una acción que pudo prevenirse.

Tampoco se avanza satisfactoriamente con la muerte de mujeres trans álgida en Cali por ejemplo, donde Santamaría Fundación ha denunciado como escuadrones de la muerte amedrantan a las chicas trans que ejercen la prostitución y los avances son mínimos, seguimos en pañales. Así mismo se ha denunciado en muchas partes como por ejemplo en la costa con Caribe Afirmativo el abuso policial, que en el ejercicio de control prefiere enfocarse en la moralidad que en la criminalidad y ataca sin miramientos a las chicas trans, en una acción basada en el prejuicio.

Por estas razones y más, es claro que actuar desde el Estado es imperativo, esperemos que casos emblemáticos de este aterrador panorama no sucedan también en Medellín, para que descubramos que tuvimos la oportunidad de hacer algo y no lo logramos, porque tenemos una política pública que no se cumple.

Por eso los invito a firmar la petición la Alcaldía de Medellín ha incumplido la política pública LGBTI contemplada en el acuerdo 8 de 2011exigiendo que cumplan tres puntos minimos de la agenda de política pública: 1. Una línea base de vulneración de derechos 2. Una batería de indicadores diseñados por planeación municipal y 3. Un plan de acción.

 

Esta y otras columnas podrá leerlas en www.bajolamanga.co (@bajo_lamanga)

Comentarios