Alejandro Pinto

Publicado el Alejandro Pinto

Rappi y su concurso de publicidad, ¿Acierto o error?

Rappi y su concurso de publicidad, ¿Acierto o error?
Rappi y su concurso de publicidad, ¿Acierto o error?

Rappi lanzó a inicios de 2019 un concurso de publicidad que ha sido polémico, algunas personas se encuentran a favor y otras en contra.

Veámos el punto de vista de quienes están a favor y en contra de la iniciativa, y saquemos nuestras propias conclusiones.

Pero primero empecemos hablando brevemente acerca de Rappi, para quienes aún no conocen esta startup (compañia emergente de crecimiento rápido debido a sus características) de origen colombiano.

¿Qué es Rappi?

Rappi es una startup colombiana que nació en el año 2015 en Colombia, se dirige al mercado logístico.

Ha sido catalogada como el primer unicornio de Colombia, por haber llegado a lograr una valoración por encima de los 1.000 millones de dólares.

Además de Colombia, Rappi también tiene presencia en Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Uruguay.

Cómo funciona Rappi

Mediante la entrega de productos y servicios a domicilio.

El cliente utiliza la aplicación (web o móvil) para solicitar un producto.

Los Rappitenderos (personas que realizan los domicilios) recogen los productos en supermercados, restaurantes, farmacias y demás, y luego los entregan en la puerta de la casa de los clientes.

Han creado innovadores servicios como:

Rappicash, mediante el cual se ofrece dinero en efectivo a domicilio, el cliente paga con tarjeta y Rappi cobra una comisión por entregar el dinero a domicilio.

Rappifavores y Rappiantojos, son otros de los servicios, donde los Rappitenderos pueden pagar facturas, sacar el perro a pasear, traer las llaves que se quedaron o cualquier otro favor.

Rappi y su polémico concurso de publicidad

Estamos lanzando un concurso para diseñadores, publicistas y agencias creativas pequeñas para crear la pieza gráfica o el video que mejor se desempeñe en nuestra pauta online. EL PREMIO SON $15.000 USD. Lo bonito del concurso es que el ganador no lo elegimos subjetivamente: Pautamos todos los anuncios de todos los participantes y gana el anuncio que mejores conversiones tenga.

Si conoces a personas muy creativas porfa compárteles este email: [email protected]. Pueden escribirnos con preguntas.

Los anuncios deben ser en alguno de los siguientes formatos dimensiones: Instagram posts, videos o stories. YouTube videos (15-20-30 segs), bumper ads, o Google ads.

Los videos o artes creativos pueden cubrir cualquiera de las ventajas de Rappi (servicio, conveniencia, rapidez, entre otros) o cualquier idea que haga qué la gente quiera descargar Rappi. Tienen total libertad para intentar cosas lindas, feas, retro, modernas, chistosas, aburridas o lo que crean que sea más efectivo para lograr un nuevo usuario.

Entre varios mensajes de representantes de Rappi se encuentra el anterior, enviado a través de Linkedin por Simón Borrero, Co-fundador y CEO de Rappi.

La lluvia de comentarios no se hizo esperar, decenas de personas en redes sociales reaccionaron y comentaron con opiniones dividas.

En contra del concurso de Rappi

Algunas personas consideran que más que un concurso, es una forma de aprovecharse del trabajo de otras personas para hacer publicidad.

Afirman que Rappi toma todo el contenido (imágenes, vídeos y demás) creado por los participantes del concurso, lo pauta y obtiene beneficios de todos, entregando retribución a un único ganador.

Refente a esto, Simón Borrero afirma que las piezas que tengan menos conversiones (en este caso nuevos registros de usuarios) que las actuales de Rappi les van a hacer perder dinero.

El CEO indica que existe un riesgo tanto para los concursantes como para la compañía. Por eso lo de “concurso”, donde hay el riesgo de participar y no quedar.

En vista de que el objetivo de la campaña es lograr nuevos usuarios para la aplicación, otras personas han propuesto que el concurso sea más equitativo, entregando una retribución a cada participante según la cantidad de conversiones logradas.

Patricia Martin, Gerente General de la Asociación Argentina de Publicidad afirmó lo siguiente con respecto al concurso:

El mencionado “Concurso de Creatividad” para el armado de piezas de comunicación para Rappi es contrario a los códigos de ética y de la normatividad que regula el trabajo de creativos, profesionales publicitarios y agencias de nuestros mercado.

Suponemos que la iniciativa parte de no conocer dicho Código de normativas mencionadas, por lo que invitamos a consultarlas en nuestra página web.

Ningún anunciante debería solicitar a redactores, diseñadores, creativos, freelancers ni a ningún otro profesional publicitario, que realice trabajo no remunerado, aún bajo la figura de “concurso”.

Menos aún debe un anunciante, independientemente de su tamaño u origen, lucrar con el producto de trabajo solicitado a los profesionales, sin haberlo pagado como corresponde.

Solicitamos tengan a bien levantar este “concurso” a la brevedad. Nos ponemos a disposición para tener una reunión en la que podamos conversar otras alternativas para que se realice una competencia profesional leal y que cumpla con las normas éticas y las regulaciones existentes“.

La posición de la AAP es muy válida, pero qué ocurre con las convocatorias para agencias de publicidad, donde realizan la convocatoria, las agencias presentan sus ideas y finalmente ninguna es seleccionada.

Este es el caso que me comenta Roberto Martínez, director general de la Agencia Publicity en Bucaramanga, hace unos años, una importante marca de comida del país llegó a la ciudad de bucaramanga con el objetivo de buscar una agencia que manejara su publicidad en dicha ciudad.

Realizaron la convocatoria visitando cada agencia local, escucharon todas las ideas y finalmente la marca no seleccionó a ninguna de las agencias.

¿Ninguna de las agencias cumplió las expectactivas o la marca sólo quería escuchar las propuestas de agencias locales para atacar ese mercado? No se logró identificar sus verdaderas intenciones.

Lo cierto es que han habido licitaciones donde dentro de los pliegos de condiciones estipulan que la marca también puede utilizar las ideas de los no seleccionados (casos se han visto).

Personas a favor de la innovación abierta

También hay quienes se muestran a favor del concurso de publicidad propuesto por Rappi.

Dentro de sus argumentos, indican que ya existen precendentes, donde algunas compañías desarrollan nuevas ideas y productos, en conjunto con sus clientes.

Tal es el caso de Lego, que involucró a sus clientes en su proceso de innovación para desarrollar nuevos productos (incluso hubo lugar a contrataciones de trabajo).

De hecho, haberse valido de las ideas de sus propios consumidores, le representó a Lego haber logrado desarrollar mindstorms, un producto que se convirtió en uno de sus mayores éxitos comerciales.

Otras grandes compañías con prácticas de co-creación son HP y BMW.

Incluso existen comunidades como Eyeka, la cual se dedica a conectar marcas y creadores con ideas innovadoras para desarrollar. Marcas de la talla de Unilever, Pepsico, Nestle, Coca Coca, Hyundai, entre otras.

Hasta este punto, se puede pensar que se trata sólo de ideas que dan los clientes (y es que una idea por si sola no vale, lo que cuesta es su implementación) y las compañían evalúan si la desarrollan o no.

Pero qué ocurre si Rappi es ves de organizar un concurso de publicidad, sale de manera pública a pedir ideas a sus consumidores de cómo hacer que nuevos usuarios se registren y utilicen el servicio.

O de forma privada, convoque a diferentes agencias e independientes y escuche sus propuestas de cómo incrementar la cantidad de usuarios que utilizan la plataforma.

Sin un premio de 15 mil dólares de por medio y el propio equipo de Rappi implementando y probando las ideas entregadas y que mejor consideren puedan funcionar, ¿Esta acción sería otro tema polémico?

Si se conoce de manera pública que no seleccionaron ninguna de las propuestas y en cambio si las implementaron ellos, sin duda también podría llegar a ser un tema polémico.

En todo caso, también es importante mencionar que Rappi no está limitando el tipo de perfiles que participan, lo cual supone una oportunidad para los menos experimentados.

Las reglas del concurso que no publicaron

Pulzo, contactó a Rappi para que aclararan los términos y condiciones del concurso. Esto fue lo que indicaron:

  • Se pide diseñar una pieza publicitaria que incite a las personas a descargar la aplicación móvil de Rappi.
  • El concurso está abierto hasta el 30 de enero de 2019 a la media noche, y disponible para todos los usuarios de Rappi, mayores de edad, que se encuentren en alguno de los países donde la startup tiene presencia (Colombia, Chile, Perú, Uruguay, Brasil y México).
  • Sólo habrá un ganador de los 15 mil dólares y las 20 piezas con mejor desempeño serán anunciadas a través de historias en Instagram.
  • La pieza publicitaria que más conversiones (descargas) genere será la ganadora. El ganador será anunciado entre el 1 y el 5 de abril de 2019.
  • Junto con las propuestas, los autores podrán incluir una descripción acerca del objetivo de su trabajo y recomendaciones para ejecutar la pauta de la pieza publicitaria.
  • Habrá un primer filtro por parte del equipo de Rappi, para verificar que ninguna pieza atente contra la integridad, sensibilidad, buen nombre y reputación de la compañía o sus aliados.

El Rappifavor de un Rappitendero a una clienta de la plataforma

Entre tantas opiniones, propuestas y comentarios sueltos de los usuarios, encontramos que en internet circula un vídeo de tipo sexual que involucra a uno de los Rappitenderos (abre una nueva pestaña al vídeo de un sitio web con contenido para adulto).

Se trata de un vídeo explícito donde se ve involucrada una trabajadora sexual y uno de los Rappitenderos; ¿Puede tratarte de una campaña de Rappi para despertar polémica y llegar a millones de personas?

También podría tratarse de una estrategia utilizada por la trabajadora sexual para darse a conocer, es algo que no sabemos, lo realmente cierto es que el contenido existe.

Y más polémico que el concurso de publicidad de Rappi, podría ser la aparición de la marca en un vídeo de tipo sexual, que involucra a uno de sus rappitenderos.

Conclusiones

Veamos a continuación algunas de mis conclusiones y espero que también saquen sus propias conclusiones y las compartan en redes sociales, junto con esta publicación.

  • No existe mejor jurado para una campaña publicitaria que la auténtica reacción de los consumidores.
  • Esta campaña sin duda rompe los esquemas convecionales y esto es precisamente lo que hace que se vuelva polémica. Mientras mientras unos comentan, otros envían sus propuestas para participar.
  • El concurso no es algo obligatorio, así que participan quienes puedan y quieran hacerlo (todo el que comenta, ayuda a dar mayor difusión a la inicitiva, incluso esta publicación le aporta a la difusión de la campaña).
  • La iniciativa puede marcar un precedente en la industria publicitaria en Latinoamérica, y a la vez servir de inspiración para otras marcas.
  • Desde ya podríamos juzgar si el concurso es un total acierto o un completo error, pero lo más acertado es esperar los resultados.
  • Es un completo error no dejar claro y publicar los términos y condiciones en los cuales se desarrollará la dinámica (esto se puede prestar para malos entendidos con los participantes), igual el concurso ya fue lanzado y ahora deben proceder a responder a todas las inquietudes.
  • El normal que este tipo de concursos se vuelva un tema polémico, y sobre todo en pasíses de Latinoamérica, donde aún existen muchos miedos a las ideas disruptivas o fuera de lo común.
  • Puede que la marca no tenga nada que ver con el vídeo para adultos, como también puede ocurrir que no tengan ni idea de que existía, en todo caso, es importante siempre hacer monitoreo de lo que se dice de una marca en internet (herramientas como Google Trends son de utilidad).
  • Una de los objetivos del concurso es evidentemente lograr una mayor exposición de marca y llegar a más personas interesadas en los servicios de Rappi, en parte, el objetivo se cumple, ya que al concurso ser polémico, habrá una mayor cantidad de personas hablando del mismo y por consiguiente la exposición de marca será mayor.
  • Cada que una marca lance un concurso es importante construir y publicar los términos y condiciones del mismo, así se evitarán malos entendidos y estar en apuros al tener que reaccionar, aclarar la dinámica y crear formularios de inscripción.

Alejandro Pinto

Si te interesa conocer más acerca de marketing, negocios y tecnología, tienes una invitación a conectar a través de las diferentes redes sociales.

Alejandro Pinto en Facebook 

Alejandro Pinto en Twitter

Alejandro Pinto en Instagram

Alejandro Pinto en YouTube

También puedes visitar el sitio web de Alejandro Pinto.

Comentarios