Bernardo Congote

Publicado el

Fascismo gota a gota

La dictablanda va por todo. Lentamente. Ya se apoderó del Ejecutivo. Trabaja por disolver a la oposición mediante pactos nacionales que marchen a su compás. Disolver las cortes para unificarlas en una. Agudizar el caos post conflicto con el fin de justificar la conmoción interna. Y si ello falla, ir allanando el camino para que, a punta de micro desastres, las mayorías voten una constituyente maduribista[i].

Para esos efectos, al régimen le resulta fundamental acallar la opinión pública. Limitar la libertad de expresión. Y acaba de lograr que se apruebe en el Congreso la creación de uno de los más expresivos mecanismos fascistas: el control sobre los contenidos de la información.

Con el pretexto de <<proteger a los niños y adolescentes>>, el inspirador de los falsos positivos que han cobrado la vida de centenares de jóvenes inocentes, ahora se disfraza de amante de los niños. Y, emocionado, se apodera de una sentencia torpe de la Corte, para salir a defender que los niños puedan jugar en los parques.  El Innombrable ahora emula a Herodes.

Todo manipulador dice amarnos[ii]. Como ninguna palabra es neutra, el pretexto del amor permite inocular los peores venenos. El amor al pueblo ruso, al alemán, al italiano o al español, inspiraron las prácticas fascistas más crudas. Y el método es tan antiguo como Roma. Se llama mitriditización. Se dice que Mitrídates decidió envenenarse gota a gota para hacerse inmune a todo veneno. Hasta el punto de que viéndose amenazado de muerte, al no poderse envenenar tuvo que pedirle a un oficial que lo pasara por la espada.

El gota a gota duribista nos está inoculando día a día. Pretende hacernos inmunes a su veneno fascista. De modo que, supurando la pus del veneno, le exijamos abrir una Constituyente que <<nos salve>>. ¡De quién(es)? ¿Del fascismo? ¡Nunca!

Taladrándonos gota a gota, el pseudo democrático régimen fascista vigente, inocula todas las esferas sociales. Protege a los grandes poderes mientras distrae acariciando niños en los pueblos. Al mejor estilo del mayordomo del ubérrimo, dice estar presente en todo, no para resolver algo, sino para que  la patología narcisista profundice sus huellas[iii].

Por eso la dictablanda se mueve como pez en el agua acosando a las altas cortes mientras dice salvaguar los parques infantiles. Por ello le da la misma importancia al problema de la guerra insurgente que a la fracasada guerra contra las drogas. Y, en tanto se burla de la prensa libre, se inventa una comisión para que <<El Partido>> controle sus contenidos.

Caminamos lentamente hacia la prensa oficial al mejor estilo maduribista. Hacia un medio que publique sólo las informaciones autorizadas por el régimen. Hacia noticieros que no tengan algún <<loguito>> que opaque al narcisismo duribista. Hacia economistas que repitan, como loras, las cifras del DANE. Hacia programas de televisión que transmitan durante 24 horas los talleres comunitarios.

Cada uno de estos <<logros>> del fascismo duribista es una gota que envenena la democracia. Y como están buscando hacernos inmunes a sus prácticas, inflama las llamas de la guerra y la violencia social para que votemos una <<solución>> final: una Constituyente que desarme nuestro ya frágil tejido democrático.

Hace un tiempo El Innombrable se inventó el Estado de Opinión. Ahora está azuzando para que se declare la conmoción interior sea porque la marihuana se huele en las calles sea porque Santrich <<el mafioso> esté ocupando su curul congresal. Sea por lo que sea, un congreso mitriditizado acaba de crear una comisión de <<sabios>>, por supuesto duribistas, que va a definir en Colombia qué es lo que se puede emitir por la radio y la televisión.

El hombrecito se las trae. Como todo narciso, no descansa. Difícilmente duerme. Se está adelgazando hasta el punto de que parece no comer. Esta es la  Colombia que le mantiene insomne: un país delgado, pálido, canoso, ciego, sordo, envejecido, tacaño, miserable.

Esta amenaza ser la Gran Colombia que, envenenada gota a gota, le permita masturbarse con la sangre derramada a quien no hace mucho, se hizo nombrar ¡el gran colombiano! ¿Recuerdan?

Congótica. Al agente de la casa de Nariño le han mandado decir que diga que <<un mafioso no debe ocupar una curul en el Congreso>>. ¿Cuál mafia le habrá dado esa orden?

Zuletiana. <<Con esa sensibilidad para la diferencia que caracteriza a las dictaduras, el gobierno infiltra todas las zonas de desacuerdo posible. Gracias a un bombardeo ideológico intensivo, (busca) ocupar todos los lugares, institucionales o no. La trama de los lazos entre la sociedad civil y el Estado tiende a apretarse haciendo desaparecer todas las disensiones. La dictadura tiene su ideal: la simbiosis>>. Zuleta, E. (2000). Elogio de la dificultad. Cali: FEZ. Página 67.(Paréntesis del blog).

El autor es profesor universitario colombiano, miembro del Consejo Internacional de la Fundación Federalismo y Libertad (Argentina-www.federalismoylibertad.org) y autor de La Iglesia (agazapada) en la violencia política (www.amazon.com).

[i] https://Blogs.elespectador.com/política/Bernardo-congote/nuestro-Rasputín-recargado

[ii] Zuleta, E. (2000). Elogio de la dificultad. Cali: FEZ. Páginas 64 y siguientes.

[iii] http://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/es-el-narcisismo-estupido 29 de mayo 2019

 

Comentarios