Mongabay Latam

Publicado el Mongabay Latam

El ecólogo mexicano José Sarukhán gana el Premio Tyler 2017

El Dr. José Sarukhán ha ganado el Premio Tyler por Logro Ambiental 2017 por su trabajo en el campo de la diversidad biológica.

Mongabay Latam / Erik Hoffner

El Premio Tyler por Logro Ambiental 2017 fue otorgado al ecólogo mexicano José Sarukhán el 4 de mayo en una ceremonia en Washington, D.C., por sus contribuciones científicas al campo de la diversidad biológica. Sarukhán se une a E.O. Wilson, Jane Goodall, miembro del consejo asesor de Mongabay, y otros que han recibido el Premio Tyler, que premia los logros en los campos de la política ambiental, salud, contaminación del aire y del agua, ecosistemas, biodiversidad y recursos energéticos.

El profesor Sarukhán fue presidente de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a principios de la década de 1990, época en la que el ambiente mexicano estaba sometido a una gran presión. El entonces presidente de México, Carlos Salinas, le pidió consejo sobre qué hacer y, en respuesta, Sarukhán propuso una agencia federal enfocada a entender la considerable biodiversidad del país (Mongabay estimó recientemente que es el quinto país más biodiverso del mundo).


Dr. José Sarukhán, profesor emérito de la Universidad Nacional de México y coordinador nacional de CONABIO

Juntos fundaron la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), una de las primeras agencias de este tipo en el mundo, y que ahora alberga la base de datos nacional de biodiversidad más grande del mundo, accesible electrónicamente, con más de 11.2 millones de especímenes. El profesor Sarukhán ha permanecido al mando de CONABIO durante las administraciones de cinco presidentes sucesivos y ha liderado programas científicos innovadores, que en los últimos años han involucrado cada vez más a los ciudadanos en la recopilación de datos (“ciencia ciudadana”).

Ahora que los científicos están más comprometidos con el público y los políticos es apropiado que este premio sea otorgado al profesor Sarukhán. A pesar de un horario agitado, se tomó el tiempo para responder a las preguntas de Mongabay.

ENTREVISTA CON JOSÉ SARUKHAN

Erik Hoffner para Mongabay: ¿Cómo explica el concepto de biodiversidad a personas o políticos que no entienden su importancia?

José Sarukhán: Siempre trato de transmitir a la gente la noción de que todos somos producto de la naturaleza y la evolución, y que reabastecemos nuestro cuerpo todos los días de la biodiversidad cuando comemos, cuando nos vestimos, y en gran medida todavía dependemos de los productos de la naturaleza para nuestras medicinas y muchos otros materiales que son parte de nuestras vidas, además del beneficio espiritual de disfrutar de bosques bien conservados y paisajes naturales.

Mongabay: ¿Qué le hizo comenzar a pasar tanto tiempo fuera del laboratorio y en los pabellones del debate público y la política nacional?

José Sarukhán: Fue una combinación de dos factores: 1) Siempre he estado interesado en comunicar los resultados de la ciencia a la gente en las calles, y ser el presidente de la Universidad Nacional de México me dio una presencia pública, y 2) un presidente de mi país (Carlos Salinas) que siempre estuvo interesado y abierto a temas relacionados con los recursos naturales.

Mongabay: Usted ayudó a fundar CONABIO, la cual celebra su aniversario número 25. ¿Cuáles son sus logros más importantes hasta ahora?

José Sarukhán: CONABIO tiene la base de datos más grande sobre biodiversidad de los recursos naturales bajo un mismo techo que cualquier otro país del mundo. Pero además, se ha convertido en un puente entre la academia, las agencias gubernamentales y la sociedad porque toda nuestra información proviene de la comunidad científica de México y nuestros resultados son abiertos y accesibles para todos.

Urraca mesoamericana. Foto cortesía de Tony Hisgett vía Wikimedia Commons
Urraca mesoamericana. Foto cortesía de Tony Hisgett vía Wikimedia Commons

 

Mongabay: ¿CONABIO ha inspirado a otros países a crear sus propias agencias de biodiversidad?

José Sarukhán: Sí. La más importante es el Global Biodiversity Information Facility, una organización de la OCDE inspirada en el éxito de la base de datos de CONABIO. Hemos recibido grupos de personas de muchos países como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Trinidad y Tobago, Madagascar, Kenia y Sudáfrica para recibir capacitación en diferentes aspectos de la labor de CONABIO.

Mongabay: ¿Puede describir cómo y por qué llevó la “ciencia ciudadana” a CONABIO?

José Sarukhán: Cuando nos dimos cuenta del impacto de involucrar a los ciudadanos para generar información que puede ser útil para avanzar el conocimiento y la ciencia con el programa eBird de la Universidad de Cornell, nos pusimos en contacto con ellos hace diez años para que nos ayudaran a importar su programa. Más tarde descubrimos una nueva plataforma, iNaturalista desarrollada por Scott Loarie y Ken-ichi Ueda en Berkeley que se veía fantástica, y los invitamos a venir a México para capacitar a algunos de nuestro personal y ayudarnos a desarrollar la plataforma que se utilizaría en México. Ha tenido mucho éxito desde entonces. En solo tres años tenemos más de 20 mil personas contribuyendo, y ya ha habido cuatro nuevas especies descubiertas por aficionados. Puedes ver los resultados en nuestra página web en las secciones llamadas AverAves y NaturaLista.

Mongabay: ¿Qué nuevas especies fueron descubiertas a través del programa?

José Sarukhán: Están en proceso de ser descritas y publicadas en las revistas pertinentes, pero hay dos especies de tarántulas, un escorpión y una nueva especie de hongo.

Mongabay: Eres un hombre muy ocupado, pero si pudieras pasar un año entero estudiando alguna planta, animal o ecosistema sin interrupción, ¿qué harías?

José Sarukhán: Aunque no soy un taxonomista capacitado, creo que me gustaría explorar los bosques estacionales tropicales de México en el lado del Océano Pacífico del país. La riqueza de especies en esa área es enorme, y muchas de las especies son endémicas de México.

Mongabay: ¿Qué proyectos le entusiasman más ahora mismo?

José Sarukhán: CONABIO se dedica ahora a un estudio para evaluar la salud de nuestros ecosistemas naturales restantes mediante el registro de vocalizaciones de todos los organismos, registro de cámaras trampa, fotos hemisféricas de la copa de los árboles, etc., para 8 mil sitios en nuestro inventario forestal permanente. Pero lo que más me interesa es un estudio que hemos iniciado hace 8 años sobre la diversidad genética de parientes silvestres de cultivos originarios de México, la cual constituye un valioso tesoro de variabilidad genética útil para encontrar respuestas a los cambios ambientales que presionan la seguridad alimentaria y la producción en mi país.

Mongabay: ¿Cuál es su mensaje clave para las personas que se preocupan por la Tierra y sus sistemas?

José Sarukhán: Como productos de la evolución orgánica y al haber desarrollado una evolución cultural, tenemos el conocimiento y la responsabilidad de administrar nuestro planeta de tal manera que protegemos los sistemas que permiten la vida en la Tierra, en beneficio de las futuras generaciones de seres humanos.

Artículo traducido por Romina Castagnino.

Comentarios