BLOGS Actualidad

03
07
2013
Polo Díaz-Granados

Da, que te vienen dando

Por: Polo Díaz-Granados

“Mi papá es de esos viejos de la creencia de que las cosas nunca cambian… Yo soy de los que creo que para ver cambios en este país hay que taladrar y taladrar…”

Pa´l que no leyó el último blog que escribí, se lo resumo así:

Como si hubiera sido un mensaje subliminal para invocar a Alejo Durán, la Oficina de Cultura de la Gobernación del Magdalena celebró el contrato 039 (clic aquí para ver detalle), con el compadre Gustavo Adolfo Osorio Picón, un amigo del Gobernador del Magdalena – Luis Miguel Cotes- quien se coronó la no despreciable suma de $14 millones de pesos por unas clases de acordeón a niños de unos colegios en la Zona Bananera. (Ver aquí blog 039, 039, 039 se la llevó)

Hasta el blog pasado, inocentemente el cuento me parecía una cosa de parranda, que hasta para el debate se daría: “¡El Mello Cotes le tiró el contratico a su amigo acordeonero!”, diría alguno por ahí… “¿A quién más le iba a tirar un contrato pa´ tocar acordeón si no es a un acordeonero?”, defendería cualquier otro…

Por mucho, me extrañaba que Luis Miguel Cotes le diera un contrato de prestación de servicios profesionales a una persona que en su hoja de vida no señalaba que era un profesional (ver copia de la experiencia profesional aquí)… Pero al final de cuentas pensé que no era grave si el propio Gobernador dice que se graduó de Administración cuando aún figura como estudiante en la Santo Tomás.

Pero la cosa entre el Gobernador y Gustavo Osorio va mucho más allá:

En el anexo 5.2B, correspondiente al informe de financiación de campaña que el ahora Gobernador del Magdalena entregó al Fondo Nacional de Financiación Política, y en donde aparecen los registros de quienes hicieron aportes económicos a su campaña política, figura el nombre de Gustavo Adolfo Osorio Picón, con un aporte de $20 millones de pesos a la campaña del Mello Cotes. (Clic aquí para descargar el anexo).

¡Léalo bien! $20 millones de barras le dio el acordeonero Osorio Picón al Mello Cotes de manera “unilateral y desinteresada”…

La opinión que quiero dejar clara en este blog no es solo el hecho de que me parece que está muy mal visto que el Gobernador Mello Cotes quiera repartir los contratos entre sus ‘amigos de paseo en lancha (ver foto aquí para confirmar)’, ni tampoco el hecho de que para ello recurra a contratos de servicios profesionales contando con personas que no ostentan profesión alguna… Sino que además de todo el cuento, el beneficiado del contrato termina siendo un financiador de su propia campaña.

Es que pa cerrar con broche de oro la cosa, si recurrimos a las norma, en el artículo 3 del decreto 2209 de 1998, se lee que los contratos de prestación de servicios, como el que se ejecutó con el acordeonero Osorio Picón, sólo se podrán celebrar cuando no exista personal con capacidad para realizar las actividades que se contratarán.

Y ¡Oh sorpresa! ¿No se supone acaso que si hay algo que sabe hacer el Gobernador del Magdalena en esta vida es tocar acordeón? ¿Pa’ qué contrataron al acordeonero entonces?

¡Pónganse serios!

Por Polo Díaz-Granados
www.seguimiento.com.co
En Twitter: Seguir a @Seguimiento
En Facebook: www.facebook.com/SeguimientoSantaMarta

Categoria: Sin categoría

0

0

Opiniones

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario.

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Puede escribir sus comentarios aquí

Buscar en este blog

Todos los Blogueros en Actualidad

Categorías

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.