Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras Calderon

Esteban Chaves: Resiliencia y Tranquilidad

Según el diccionario, la resiliencia es la capacidad que tiene una persona de recuperarse frente a la adversidad. Palabra perfecta para definir la carrera de Esteban Chaves, un bogotano de veintinueve años y un metro sesenta y cuatro centímetros de estatura. Su vida ciclista no ha sido fácil, tuvo una cirugía de plexo braquial, una fractura de escapula y una infección que lo puso a prueba, incluso estuvo a punto de retirarse del ciclismo profesional en el 2013; todo esto detrás de una sonrisa, muy característica, que transmite tranquilidad, resiliencia y aún más transmite felicidad, se nota que disfruta lo que hace y que todo lo que le ha pasado no lo ha derrotado, lo ha hecho más fuerte.

Personalmente, hace varios años admiro a Esteban Chaves como ciclista profesional, con todo lo que esa palabra representa y aunque es usual cruzarse con él entrenando en la sabana de Bogotá, no había tenido la oportunidad de cruzar más que un saludo, siempre se le ve concentrado, decidido. En el marco de la convocatoria de su equipo juvenil, Fundación Esteban Chaves, tuve la oportunidad de hablar con él, mientras veía con esperanza a los que estábamos participando, definitivamente es el referente que tenía en mente, terminé la charla que tuvimos con una sonrisa, seguramente inspirada por la suya, con una recarga de energía positiva y convencido de que el objetivo de ser un ciclista profesional es completamente posible, no va a ser fácil pero hay una frase que se le escucha repetidamente, hasta que la normalizamos y no entendemos realmente su significado, los sueños se cumplen.

“Nosotros los deportistas profesionales nos creemos invencibles a veces, pero no, hay que tener calma, paciencia y no saltarnos los procesos”

Nicolás Borrás: El año pasado sufrió algo que lo alejó de las competencias, ¿Qué fue exactamente lo que le pasó?

Esteban Chaves: Ahora estoy bien, aunque hay que tener todo controlado. Lo que pasó fue que un virus se empezó a replicar en el cuerpo, logramos identificarlo y empezamos a hacer un tratamiento para hacer que el cuerpo fuera más fuerte que el virus y lo pudiera combatir. Hay mucha gente que no entiende a cerca de los virus o de las enfermedades y el claro ejemplo puede ser la varicela, la varicela es un tipo de virus que uno adquiere cuando es un niño, pero el cuerpo humano se vuelve más fuerte, luego logra combatirlo y nunca más le vuelve a dar. Pero hay unas personas que cuando son adultas les vuelve a dar, y eso es bastante peligroso, esto pasa porque el sistema inmunológico está muy deprimido, porque hay mucho estrés, entre otras razones. Lo mismo pasó conmigo, uno de los virus que uno adquiere a lo largo de la vida empezó a replicarse, porque nosotros hacemos dietas, viajamos mucho, las competencias o el estrés, ese virus se empieza a replicar y no deja que el sistema inmunológico funcione bien. Logramos identificarlo, empezamos el tratamiento y por el momento está controlado, hay unos exámenes que nos arrojan los resultados del virus, el último lo hicimos hace un mes y todo está perfecto, las sensaciones son diferentes, entonces por ese lado, la salud está muy bien. Estoy entrenando, y definitivamente hay que tomar las cosas con mucha calma, nosotros los deportistas profesionales nos creemos invencibles a veces, pero no, hay que tener calma, paciencia y no saltarnos los procesos, porque eso hace que el sistema inmunológico se deprima.

 

N.B: ¿Cómo fue el proceso de recuperación desde esa muy buena primera semana del Giro, hasta hoy que está entrenando normalmente?

E.C: Luego de la primera semana fue muy duro, acabar el Giro fue muy difícil, es complicado explicar lo que se siente el haber hecho los años que se hicieron y luego llegar a Roma y ser el último ciclista en el pelotón, literalmente, con la ambulancia atrás, es difícil, el proceso es muy duro. Cualquier recuperación es difícil, cualquier recuperación duele, tanto física, como emocionalmente y por eso se llama recuperación, si no, se llamaría vacaciones o algo así. Una recuperación nunca es fácil.

N.B: Desde mi posición como ciclista juvenil, le quiero agradecer por abrir este tipo de oportunidades en nuestra ciudad, usted lo vivió cuando era más joven y sabe lo difícil que es este tema en el país. ¿Cómo ha sido estos años para la fundación, como equipo y ahora como “gran fondo”?

E.C: Es bonito, nosotros, al igual que ustedes, buscábamos una oportunidad para poder ir a las competencias, para poder asistir a los eventos, porque lastimosamente el apoyo en Bogotá y en Cundinamarca en las categorías menores es muy nulo, y en las mayores, también… Igual, uno necesita el apoyo cuando es joven, un par de ruedas cuesta mucha plata, unas corazas o una manguera a veces es duro comprarlas. Cuando yo era joven me tocó irme a vivir a Medellín para poder estar en una convocatoria parecida a esta, con el equipo Trek BikeHouse, es duro un muchacho de 17 años viviendo solo, en otra ciudad, por eso quisimos abrir esta oportunidad, primero con el club, pero nos dimos cuenta que encontrar recursos a través de la fundación es un poco más fácil y empezamos con esta organización para apoyar a los niños y así como yo tuve el apoyo cuando era juvenil para poder llegar a mis sueños, quiero que estos niños los tengan también. A mi no me gusta cuando uno encuentra a los muchachos y dicen que ahora están trabajando en cualquier vaina, porque no tuvo apoyo y eran muy buenos, entonces yo quiero que ellos digan que si no llegaron a ser ciclistas fue porque no tuvieron las condiciones, pero la oportunidad si, queremos darles la oportunidad a todos, este es el cuarto año que lo hacemos y cada vez lo hacemos mejor, aprendemos más, y uno aprende mucho de ustedes, también.

“Mi sueño es poder correr una gran vuelta este año”

N.B: Se ve muchos ciclistas haciendo su gran fondo, pero no con este tipo de causas ¿Cómo nació esa idea del “Gran Fondo Esteban Chaves”?

E.C: Estamos operando los niños con problemas ortopédicos, por mi historia con la lesión del brazo que tuve, para cambiarle la vida a ellos, así como el doctor Sandoval logró cambiarme la vida a mí. La idea la tuvo Juan Felipe (diseñador gráfico del equipo), hace rato queríamos hacer una campaña de crowdfunding, es muy popular en Europa, Estados Unidos y Australia, acá hace falta un poco de cultura para eso, pero nos fue muy bien. A Juan Felipe se le ocurrió la idea de hacer un gran fondo, porque es lo que es, un gran fondo, manejamos ese juego de palabra y así apoyar a los niños, siempre hemos estado muy cerca de la fundación Cardio Infantil, habíamos querido hacer un proyecto para apoyarlos. Muchos niños llegan allá con casos muy difíciles y los doctores no pueden hacer mucho, habíamos pensado si hacer un concierto, hacer una rodada, entonces nos reunimos una vez a la semana los muchachos de la fundación y se nos ocurrió esto y el balance fue muy positivo. Al principio queríamos operar cinco niños, pero gracias a que la fundación Cardio Infantil nos hicieron grandes descuentos, casi a precio de costo, entonces vamos a poder operar 16 niños, y aprovecho para agradecerle a ellos por eso.

N.B: Volviendo a su temporada 2019, ¿cómo la han planeado, hay alguna gran vuelta en mente?

E.C: Mi sueño es poder correr una gran vuelta este año, me tocó arrancar de cero, pare mucho tiempo y la condición física se fue a la nada, entonces sueño con eso, pero como te digo hay que ir poco a poco, vamos a arrancar con Valencia y Andalucía para ver cómo nos va y ahí vamos a hacer unos chequeos y si todo está bien haríamos la primera carrera World Tour que podría ser Paris Niza, Volta Catalunya, Tirrena Adriatico, depende cómo esté el organismo, después de hacer una o dos carreras de esta ya pensaríamos en plantearnos una gran vuelta, pero todo está condicionado a cómo reaccione el cuerpo, vamos poco a poco.

N.B: Esteban, desde su sentimiento, desde su corazón, ¿usted cómo se siente, cree que va por buen camino?

E.C: Yo creo que estamos bien, hay momentos difíciles porque las sensaciones del virus se confunden mucho con la fatiga normal de un corredor, entonces cuando llego de un entrenamiento y llegó muy cansado yo digo: ¿será que otra vez volvió esa vaina? Es esa duda, porque se disfraza con la fatiga y aunque lo podemos controlar con el peso, con el pulso basal, con los datos de los entrenamientos y con los exámenes de sangre, hay que hacerlo periódicamente para estar seguros. Desde que empecé a montar en bicicleta otra vez, en noviembre, hasta ahora el proceso ha sido muy natural y orgánico, yo me siento muy bien, pero nunca está de más corroborar.

“Si uno lo hiciera por el dinero, por el trabajo, uno no entrega más del cien por ciento”

N.B: ¿Está en los planes del equipo venir al Tour Colombia, pronto?

E.C: Ellos tienen muchas ganas, pero como están las carreras de Australia que son por esas fechas también como el Tour Down Under, Cadel RoadRace, Herald Sun Tour, toda la energía del equipo se concentra en eso, porque el patrocinador es de allá y tienen que hacerlo bien, entonces enviar a parte del staff acá no lo plantean. Vamos a ver, cada año les insisto mucho, quizá para el 2020. Es probable que hagan el Tour Colombia en Cundinamarca y sería increíble, vamos a ver si me dejan.

N.B: Su equipo se ve muy unido, irradian una energía diferente al resto de los equipos. Recuerdo el día que Howson se entrega en La Vuelta a España para obtener el podio. ¿Cómo viven esa entrega dentro del equipo?

E.C: Los australianos son muy parecidos a nosotros, ellos dejan todo para ir a vivir el sueño, ellos viven más lejos de Europa que nosotros, entonces nos hace muy afines, porque saben lo difícil que es estar solo allá, se protegen mucho, son muy unidos y cuando uno logra ese feeling con ellos es increíble, es correr con tu parcero, es como si corriera con mi hermano, uno entrega todo cuando hay un vínculo, ¿sabes? Si uno lo hiciera por el dinero, por el trabajo, uno no entrega más del cien por ciento, pero con este vinculo afectivo que logran generar en el equipo uno lo logra. Por ejemplo, en el Tour Down Under de este año que volvió a ganar Daryl (Impey), un man que duró muchos años siendo el gregario número uno de Simon Gerrans, entonces ese cambio de papeles se da muy fácil, y no cuesta entregarlo todo por él, saben cómo crear este vínculo.

N.B: Para cerrar, una pregunta que le hago a todos los que han estado en el blog, ¿Cuál es su momento más feliz y el más triste sobre la bici?

E.C: He tenido muchos momentos felices, como el día que ga

Esteban Chaves gana el Giro di Lombardia, por delante de Rigoberto Uran y Diego Rosa.

né la etapa en el Tour de California luego de la lesión del brazo, eso fue muy especial, y cuando gané el Giro di Lombardia, esos han sido los momentos donde he sentido más emoción y felicidad sobre la bici. El momento más triste yo creo que fue en Roma, el año pasado durante la última hora y media de Giro fue bastante duro, ese fue muy triste.

 

Es un honor para mí poder traer a un referente personal como Esteban Chaves al blog, poder conocer la historia detrás de todo lo que ocurre fuera del foco de los medios comunes y compartirlo en este espacio, entendiendo que los ciclistas son personas que también viven más allá de la bicicleta. Gracias por la buena acogida de esta nueva temporada del blog Hablemos sobre Ciclismo.

@BorrasNicolas

Comentarios