Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras Calderon

Entrevista con Egan Bernal, por el Giro de Italia.

Bienvenidos a la nueva temporada del blog Hablemos Sobre Ciclismo de nuevo en la plataforma de El Espectador, han pasado cuatro años desde el nacimiento de este blog y este año que está empezando estará lleno de entrevistas, análisis y opinión de la actualidad del ciclismo mundial, desde la perspectiva de un ciclista juvenil en formación, los invito a seguir mi cuenta de Twitter donde podrán estar al tanto del blog y de los proyectos que están por venir junto a El Espectador.

El ciclismo colombiano ha visto surgir grandes talentos en la última década, talentos que se caracterizan por su juventud, como fue el caso de Nairo Quintana que con 23 años fue subcampeón del Tour de Francia, detrás de él aparecieron Miguel Ángel López, campeón del Tour de Suiza con 22 años; Fernando Gaviria, ganador de cuatro etapas en el Giro de Italia con 22 años, entre otros nombres como Iván Sosa, o el protagonista de esta entrevista e inauguración de la nueva temporada del blog: Egan Bernal, del país en el que la cantera parece inagotable.

El Sky Team ha encontrado en Egan Bernal un potencial inmenso, cada victoria que sumó a su palmarés asombraba más que la anterior, debutó en el Tour de Francia y fue clave en la victoria de Geraint Thomas en esta carrera, además, demostró coraje y mucha voluntad para superar las caídas que sufrió el año pasado. El equipo británico le ha ampliado su contrato por cinco años y lo ha anunciado en este inicio de temporada como el capo squadra en el Giro de Italia 2019, hablamos con él sobre su reciente temporada y la que está por afrontar.

“me dijeron que no pensara en correr por ahí en dos meses, si me iba bien en la recuperación. Me dio como rabia, estaba en muy buena forma y luego en un abrir y cerrar de ojos estaba en un hospital sintiéndome muy frágil”

Nicolás Borrás: ¿Completamente recuperado de la caída en San Sebastián, cómo fue el proceso de recuperación?

Egan Bernal: Al cien por ciento aún no, aún me quedan un par de citas con el odontólogo para colocarme los dientes definitivos, ha sido un proceso largo, al final el tema de los dientes es muy complicado, bastantes cirugías, cicatrización lenta, y no tener dientes no es nada chévere porque cada vez que voy a las citas vuelvo a quedar sin dientes y se siente muy extraño, pero bueno, ya vuelvo a tener una vida normal. Al parecer, pronto termino con esto, entonces muy motivado por eso también.

N.B: ¿Cuál es la mejor experiencia que rescata de las buenas actuaciones en la temporada pasada?

E.B Fue una experiencia muy chévere, recuerdo en la primera parte de la temporada que tuve una caída en la que me rompí la clavícula y la escapula, me dijeron que no pensara en correr por ahí en dos meses si me iba bien en la recuperación, me dio como rabia. Estaba en muy buena forma y en un abrir y cerrar de ojos estaba en un hospital sintiéndome muy frágil, y con la noticia de que me iba a perder prácticamente la mitad de la temporada, yo pensaba: ¡ni mierda! Tengo que llegar antes, imposible que sean dos meses. Recuerdo que a los dos días de la caída ya estaba montando en rodillos, supuestamente no podía, pero a mí no me dolía el brazo. Como no lo podía mover, mi novia me ayudaba a armar el rodillo, poner el brazo sobre la bici y luego podía montar sin problema. Fue una enseñanza m

uy grande en un momento de dificultad, me sentí respaldado por mi novia y mi papá que estaban conmigo en Europa. Porque logré recuperarme en un mes para llegar a Romandía donde quedé segundo y gané la cronoescalada, fue como el podio que no pude hacer en la Vuelta a Catalunya por la caída, donde también iba segundo.

A raíz de esto nace la oportunidad de ir al Tour, pero si me hubiera gastado dos meses en la recuperación, nada de esto hubiera pasado.

N.B: ¿Cómo fue la convivencia en el pelotón? Recuerdo la imagen suya hablando con Valverde mientras disputaban la Vuelta a Catalunya.

E.B: Valverde es de los mejores corredores que hay, es increíble lo buena persona que es, muy buen deportista y de los corredores más completos que hay en este momento. Recuerdo que, en Catalunya, yo ya iba segundo en la general y Valverde primero, corríamos la etapa más larga de la carrera, llovía, había abanicos, y el Movistar tiraba del lote, yo iba a rueda. En un momento se me acerca Valverde y empezamos a hablar, me empieza a dar consejos, no solo eso, también me explicó toda la etapa, donde comer, donde pegaba el viento, que pensará en la alimentación para el día siguiente. Eso me pareció increíble, si yo voy primero y un man segundo a seis segundos, no voy a decirle que deje de comer, pero tampoco voy a decirle todo eso, en cambio él, sabiendo que yo era joven trató de darme consejos, un gesto de todo un señor y algo que siempre voy a recordar de él.

N.B: ¿Cómo fue la experiencia en el Tour de Francia y su papel fundamental para el equipo?

E.B: Fue una experiencia bonita, mi primera carrera grande, mi primer gran vuelta, fue como todo en uno. No te das cuenta de lo grande que es el tour hasta que estás allá, cuando le dicen a uno que va a ir a el tour, uno se mete en el cuento y todo, pero uno no se imagina la magnitud de esta carrera hasta que sale la primera etapa, cuando ves que desde la salida no hay un kilómetro sin gente a lado y lado de la carretera durante los 180 o 190 kilómetros que haya tenido la etapa, es increíble, es que es una cantidad de personas que uno no se imagina. Las etapas míticas como el Alpe d’Huez es otro nivel, una experiencia que sería chévere vivirla no solo como ciclista, también como espectador, es una fiesta, ver a la gente esperando la caravana, haciendo sus asados, escuchando música, definitivamente una experiencia muy bonita.

N.B: Se dice que el Tour es la carrera con más tensión, la carrera más difícil en este sentido. ¿Cómo vio eso?

E.B: No la puedo comparar con el Giro o con La Vuelta porque no he corrido ninguna de las dos, pero sí con las carreras World Tour que hice y no se compara, es la carrera que solo terminan los mejores ciclistas, y todo el que va lo hace por un resultado, no es como en otras carreras que algunos van a prepararse al Tour, por ejemplo. Tú no vas al Tour a preparar otra carrera, vas allá por un resultado. Es una carrera en la que no hay un momento en el que se vaya tranquilo, ¡es increíble! En las etapas de embalajes, obvia

mente, los equipos de los sprinters querían estar adelante, pero nosotros los que llevábamos algún corredor para la general, también queríamos estar adelante para tener a nuestro corredor ahí. Es una lucha de todos contra todos, para ver quién es el más fuerte para estar adelante, pues si es un poco estresante pero también es chévere. Cuando uno sale de la carrera y analiza todo lo que uno vivió y que en televisión no se ve, como la pelea por la posición, los roces que hay dentro del pelotón, uno cae en cuenta de lo increíble que es terminar esta carrera.

N.B: Se integraron muchos jóvenes al Sky, entre ellos Iván Sosa y Jonathan Narváez ¿Cómo ha sido el ambiente?

E.B: Muy chévere, creo que se adaptaron muy bien además son corredores que su personalidad les da, en el campamento hubo muchos corredores nuevos entonces eso estuvo muy bien. Narvaéz habla algo de inglés y “Sosita” habla italiano entonces fue fácil en ese sentido.

“A mí si me gustaría volver a defender el título, pero es cierto que viene Chris y vamos a tener dos opciones”

N.B: ¿Será posible ver a Iván compartiendo equipo con usted en el Giro?

E.B: A mí me gustaría, pero es muy difícil en este momento saberlo, es un gran corredor y lo puede hacer bien, pero hay muchos otros que también, entonces yo creo que se va a jugar el puesto, pienso que al final la carretera pone a cada uno en su sitio y si Sosa hace buenas carreras antes del Giro seguramente lo van a llevar y si no es para el Giro puede estar bien para La Vuelta.

N.B: Teniendo en cuenta la relativa cercanía del Tour Colombia y el Giro de Italia, ¿lo vamos a ver defendiendo su titulo en la carrera colombiana?

E.B: No sé, es una carrera que me gusta muchísimo porque es la única carrera que puedo correr en Colombia con el equipo, es muy chévere poder correr en el país y a mí si me gustaría volver a defender el título, pero es cierto que viene Chris y vamos a tener dos opciones. Yo no soy un corredor que dice que todos tienen que trabajar para mí. Si yo veo que hay un corredor mejor que yo, encantado le voy a ayudar para poder sacar adelante la carrera y aún más a Chris. Como ocurrió el año pasado, que yo no iba de líder y terminé ganando la carrera, pero este año si en algún momento, por decisión estratégica hay que atacar o hay que estar adelante, lo voy a hacer, voy a estar dispuesto a ayudarle a Chris en todo lo que pueda, él ha ganado seis vueltas, se merece el apoyo y el respaldo del equipo, entonces yo creo que vamos a jugar a eso, a tener dos opciones, aunque yo corro en casa eso me da motivación extra.

N.B: ¿Esperaba tener la capitanía del Giro ahora o lo tenía en mente a mediano plazo?

E.B: Lo tenía planeado a mediano y largo plazo, es la segunda gran vuelta que voy a hacer y ya voy a ser líder de un equipo tan grande, eso es muy importante. Espero hacerlo muy tranquilo, obviamente me voy a preparar muy bien, cuando digo con tranquilidad no me refiero a que voy a tomar las cosas sin responsabilidad, me refiero a que voy a tener en cuenta que con 22 años no puedo llenarme de presión. El equipo me dio esta gran responsabilidad, pero son conscientes de que soy muy joven, no voy a ir con la misma presión que va a ir Froome o Thomas al Tour, por ejemplo. No me quiero llenar de presión, voy a ir a hacer las cosas bien y lo que pase.

“No quiero tener en la cabeza que voy a correr dos grandes cuando ni siquiera he corrido una, prefiero estar tranquilo”

N.B: ¿Tienen algún plan de los corredores que van a ir al Giro?

E.B: Aún no, pero esto seguro lo acabará de decidir el equipo con las carreras que vienen.

N.B: ¿Cómo fue la reacción dentro del equipo con el fin del patrocinio del Sky?

E.B: Todos estaban muy tranquilos, Dave (Brailsford) es una persona que transmite mucha confianza y personalmente confío en él para conseguir un nuevo patrocinador y que el equipo va a continuar, tal vez no como Team Sky sino con otro nombre. Este es un buen equipo, con una estructura por detrás y creo que, si un patrocinador tiene el dinero, este sería un buen equipo para invertir, tiene todos los resultados que lo respaldan, en este momento nosotros, qué podemos hacer, por ahora montar en bicicleta y hacer buenas carreras, en su momento Dave nos dirá si el equipo continúa o no, pero yo espero que sí y estoy muy contento acá. Cada cosa a su momento, por ahora a hacer buenas carreras.

N.B: ¿Esto afecta su contrato de cinco años que se anunció al final de la temporada pasada?

E.B: No, para nada. Yo tengo contrato con la sociedad, y no va a afectar en nada el contrato, ya hablé con Dave y yo quiero continuar con el equipo, es un equipo que me está dando la oportunidad de ser líder en el Giro, me dio un contrato de cinco años, me deja hacer mi carrera en Colombia, definitivamente quiero continuar acá.

N.B: ¿Luego del Giro, todo el foco estará en las carreras de una semana y clásicas o alguna otra carrera de tres semanas?

E.B: Es algo de lo que hemos estado hablando con el equipo, creo que lo más prudente sería hacer solamente el Giro y luego enfocarse en carreras de una semana y clásicas, pero no quiero cerrarme a la idea desde ya, pues ni siquiera he corrido el Giro. Mi temporada está planeada hasta esta carrera. Me dijeron: si terminas muy cansado psicológicamente pues descansas el resto del año y tranquilo, pero si me dan ganas de correr ya evaluaremos la idea, es chévere porque voy sin presión. Igual no quiero adelantarme tanto, no quiero tener en la cabeza que voy a correr dos grandes cuando ni siquiera he corrido una, prefiero estar tranquilo.

N.B: ¿Cuál es el momento más feliz y el más triste que has vivido sobre la bici?

E.B: Buena pregunta… El más feliz creo que estaría entre estos dos: cuando terminé segundo en el campeonato mundial de cross-country en mi primer año, eso fue increíble porque no me lo esperaba, fue muy loco, ni siquiera me lo creía; el otro cuando terminé el Tour, eso fue algo increíble, sentí que ya podía morir tranquilo, le voy a poder contar a mis hijos que terminé un Tour de Francia, ya nadie me puede quitar eso. Está entre esos dos.

El más triste, tal vez cuando iba segundo en Vuelta a Catalunya y me caí en la penúltima vuelta, eso fue triste porque iba a ser mi primer podio World Tour al lado de Valverde y Nairo, era algo muy importante. Caerme así tan de repente y saber que toda una semana se había resumido en una “hijuemadre” caída.

@BorrasNicolas

Comentarios