En el país del D10S

Publicado el dsilva

Barras bravas a bordo

El entusiasmo por el debut de la selección argentina el próximo sábado 11 de junio se enreda por el “papelón” de los barras bravas y su misterioso apoyo por… ¿la AFA? ¿Maradona y Bilardo? ¿El gobierno? ¿o todos juntos?

El patriotismo que se respira en estos días en Argentina es inigualable, en pocos días sonará el pitazo inicial para su debut frente a la selección de Nigeria y la ilusión invade a todos: grandes, chicos, mujeres… todos. ¿Y cómo no ilusionarse con semejante grupo de jugadores elegidos por  “el Diego”? He escuchado algunas opiniones divididas sobre preferir que la selección fracase para que Maradona deje de ser el Director Técnico y otros que desean más que ganen porque el mejor jugador del momento, Lionel Messi, se lo merece. Otros suponen que Maradona no quiere que Messi se luzca en el mundial para que no dejen de ver al D10S de fútbol gaucho como el ídolo de siempre. Comentarios que van y vienen, pero creo que al final, una vez inicie el primer juego, esas ideas se desvanecen  y se unen a la misma idea: ¡Que gane Argentina!

Para apoyar a la selección, las empresas y los patrocinadores hicieron un gran esfuerzo para llevar a numerosos argentinos a disfrutar del Mundial, para eso se hizo desde hace un año atrás, cantidades de concursos y juegos para tan soñanda aventura sudafricana y se empezaron a promocionar paquetes turísticos de todos los precios. Sin embargo una” mancha negra” opaca la imagen de la “albiceleste”.

No es un misterio el rol tan importante que tienen las barras bravas en Argentina, no sólo para que alienten a su equipo los 90 minutos de juego en todos los partidos de local y visitante, sino que también son influyentes a la hora de apoyar a algún dirigente para llevarlos a la presidencia o algún poder en el club. El canje es básicamente: -Nosotros damos los votos y ustedes nos dan dinero y privilegios-.

Pero lo más impactante de todo, es ver que esto no sólo gira en el entorno deportivo sino que se mezcla con la política. Y ahí ya se pierde todo el control. Mientras que en Colombia se habla de “compra de votos para las elecciones presidenciales”, acá en Argentina un político tiende a buscar a los líderes de las barras bravas más influyentes para que apoyen su campaña y ellos a cambio los llevan al mundial y otros beneficios locales. Cosas de estas en Argentina pasan y por el fútbol la gente hace cualquier cosa, no sólo es el sentimiento al equipo, sino ganar económicamente por ese sentimiento.

En días pasados, entre Argentina y Sudáfrica se hizo evidente una vulnerabilidad de las leyes gauchas. El pasado domingo 10 barras bravas que viajaron, no fueron admitidos para ingresar a territorio africano, por lo tanto, los devolvieron, aunque otros 40 sí lograron pasar y cada día siguen arrivando más barras bravas en diferentes grupos, hospedándose en una escuela pública, en lugar de hoteles. Estas personas que no les permitieron entrar a Sudáfrica es por que tienen deudas penales, pero mientras en Argentina, ese no es un impedimento para que una persona salga del país, en Sudáfrica personas en esa condicón no son admitidas. Lo lógico sería que no se les permitiera salir del país hasta que no paguen la condena que declara la justcia, pero algo raro se hizo para que ellos pudieran viajar sin ningún problema. La gran incógnita es: ¿quién patrocina realmente a estas barras bravas? Ver más acá.

Esperemos que estos barras bravas, hinchas y fanáticos no se descontrolen y mejor alienten a su selección, quiero creer que ese es su único objetivo de esta gran travesía.

Comentarios