El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

La suspensión al laboratorio de control al doping es algo negativo

Está suspendido. Por seis meses. Así lo determinó la máxima autoridad del doping en el mundo. Habrá investigaciones, por supuesto; es una obligación en un caso como este. ¿Cabe la posibilidad de que la AMA se haya equivocado? Es posible que haya sido una inconsistencia, un error; aunque esto no es ni un reinado ni la entrega de unos premios. El doping es un tema muy delicado en el deporte. Por eso la suspensión del laboratorio para el control al doping en Bogotá debe ser vista como un hecho grave, que no puede pasarse como una noticia más de esas que salen un lunes en la mañana y desaparecen al caer la tarde.

Tal vez me equivoque por desconocimiento técnico; pero insisto en que el tema es muy delicado entendiendo que no se trata de un llamado de atención, una multa o una suspensión mientras se aclara una duda. No. Es una suspensión por no superar el sistema de evaluación de calidad del organismo internacional; producto de la falla en el resultado de dos pruebas que fueron enviadas por la World Anti-Doping Agency, WADA. ¿Eso es delicado? En el mundo del doping sí. De hecho generó una suspensión de un semestre; inicialmente.

Hagamos memoria. El Laboratorio de Río de Janeiro fue suspendido indefinidamente el 22 de junio de 2016, un mes antes de los Juegos Olímpicos, por incumplir los Estándares Internacionales para Laboratorios. También fue suspendido el laboratorio de Madrid, según la AMA porque no había cumplido con los plazos para resolver las irregularidades del código mundial antidopaje, que entró en vigor el 1 de enero de 2015. Y también  le suspendieron la licencia por seis meses en noviembre del año pasado al laboratorio del CONADE en México, justamente por errar en un análisis de la esgrimista Paola Pliego, a quien dieron positivo impidiéndole ir a los Olímpicos de Río; positivo que fue negado por la WADA y que le acarreó la sanción al laboratorio. En la WADA son demasiado estrictos, y no es para menos, por el tema que manejan.

La directora de Coldeportes, Clara Luz Roldán, explicó en detalle que la falla en los resultados se presentó porque uno de los equipo que se encuentra en el laboratorio, un cromatógrafo líquido para ser exactos, no detectó una sustancia prohibida. Y agregó que en el laboratorio bogotano hay dos equipos de estos que tienen 4 años de uso, que son equipos muy costosos y que pierden sensibilidad con el tiempo.

¿Estaba mal calibrado el equipo?, ¿perdió sensibilidad?, ¿sacó la mano por el inexorable paso del tiempo?, ¿es una inconsistencia dentro de los miles de análisis que debe realizar el laboratorio?, cualquier respuesta positiva explicaría lo ocurrido; pero ese es un asunto que lo dirá la investigación.

Igualmente cabe la pregunta: ¿es delicado lo que pasó? Muchísimo, pues el aparato no detectó una sustancia prohibida en una muestra enviada por la WADA. ¿Grave? ¿Cuántas muestras reales pasarían por esa máquina?, ¿alguna tendría una sustancia prohibida?, ¿será que dejó de detectar solo en el caso de la muestra enviada por la WADA?, ¿o se le habrá pasado alguna sustancia prohibida en alguno de los controles habituales?  Ojalá que no… pero la posibilidad de que sí quedó abierta. Por eso la suspensión.

El tiempo de suspensión puede reducirse, si se muestra un buen plan de trabajo. Así debería ser. Mientras tanto, las muestras de los deportistas colombianos se siguen tomando y serán enviadas a laboratorios internacionales. Coldeportes apelará la decisión y la Agencia Mundial Antidopaje investigará al laboratorio bogotano… Ojalá el asunto no pase de un cromatógrafo que ya no tiene sensibilidad para detectar las sustancias. Ojalá fuera un error de la muestra enviada por la WADA.

Puedo sonar muy negativo en esta columna de hoy… siempre he esperado que todo lo que tiene que ver con doping salga negativo.

Comentarios