Lloronas de abril

Publicado el Lloronas de abril

A la espera del sol

Para Daniella, hada del sol. 

Por: Adriana Patricia Giraldo Duarte

Cayó sobre tu almohada la tormenta, antes de que nos dejaras marcado un mensaje de felicidad con aire de juventud.

Nos vimos en la esquina de los regalos, a la espera del sol, del escape del destino, delante de todos los amigos de la causa que nos enseñaste a defender.

Ahora que ves más cerca a los guerreros que nos cuidan, y que imaginas los nuevos horizontes que creímos tan ciertos, aquí seguimos intentando caminar, respirar, abrazarnos y entender que no vale la pena desgastarse con los enemigos, ni sentir que perdemos cuando la vida nos empuja al vacío.

Creímos tenerlo todo controlado: los pasos de la noche, las palabras de las reuniones con los jefes, el libre tránsito por zonas que apenas vamos descubriendo, como destellos inagotables de los miedos superados con las mismas ganas del futuro que soñamos.

Y nos hiciste entender una vez más, que la paciencia es suficiente, y de momento no valía la pena sacar lo oculto, porque estamos prestados por el tiempo y debemos curar las cicatrices y reírnos del egoísmo si intenta apropiarse de nuestros pensamientos.

Nos convocaste a todos. Nos uniste en el infinito placer de tu libertad, de la incondicionalidad, del viaje de las horas al viento.

Nos dijiste de qué color es el mundo, y ahora, siendo luz del amor que llevamos dentro, nos invitas a descubrimos en el tiempo, en el combate, en las venas del recuerdo, en una resurrección diaria para abrir la ventana de la esperanza, lejos del adormecimiento.

En este nuevo milagro, no cambiamos palabras, defendemos las verdades, la misericordia, la vida sencilla y complicada, la extraordinaria, la desamada, la suficiente, la que nos tocó invitar a la bitácora de los minutos, la que llega a buen puerto y se derrumba ante un te quiero dulce, como el que le seguirás dando a tus padres y hermanos.

Ya estamos a la espera del sol, para que le lleve las razones a la primavera, viéndonos sin apabullarnos, sin peligro, en la sabia locura de no apagar la luz, de tener cuidado, de amar y amar…en tu memoria.

Más de Lloronas de Abril en

https://www.facebook.com/lloronasdeabril/?ref=bookmarks

Comentarios