El Magazín

Publicado el elmagazin

La flor que nadaba sobre el vaso

 

97f6350edff0bde6459ecc4ebec26410

Por: Lilian Zulima González Huertas

La flor nadaba sobre el vaso, resignada al mínimo vital de un pasillo de hotel.


Nadaba para no sentirse subyugada.
Sus débiles pétalos flotaban como el Vitruvio de Leonardo, hacia cada borde, en un esfuerzo equidistante por no marchitarse a la vista de todos.
Pues ella, La flor, no era una factura de cantina que pudiera ser arrojada en un cesto de basura.
Por eso apretaba la dignidad al tallo.
Eligió explayarse como los surcos de la siembra y, sencillamente, como las gotas de rocío trashumantes, desvanecerse en la humedad de la corriente estéril.

Comentarios