El Magazín

Publicado el elmagazin

Arrechonta: los colores de la chonta (Emergentes XXXIX)

 

Por: Mónica María Castrillón Castro

Que en una ciudad existan jóvenes creando e interpretando ritmos propios de su país resulta poco común. Sin embargo, en Medellín existe Arrechonta, un grupo dedicado a la exploración de la música del Pacífico sur. El nombre Arrechonta se asocia con la palabra “arrechera”, que denota calor y movimiento; con el licor de la región llamado arrechón y con la marimba de chonta. Esta última se trata de un xilófono construido con placas de la palma chonta, resonadores de guadua y un soporte de madera. Es un instrumento ancestral característico de la música del Pacífico, como el bunde, la juga y el currulao.

 

 

Juan Esteban Buitrago, guitarrista de la Universidad Eafit en Medellín, se ha dedicado a la exploración de las músicas tradicionales de Colombia; para el año 2015 contaba con una escuela de música donde venía trabajando con gaitas y explorando los ritmos del Caribe. Pero su idea era seguir conociendo el país a través de la música, por lo que decidió incluir más regiones y para él la más llamativa era la del Pacífico sur, por su particularidad con la marimba de chonta. Aprovechando la tercera convocatoria de la Alcaldía de Medellín “de jóvenes para jóvenes”, decidió presentar un proyecto asociado al buen uso del tiempo libre en jóvenes de la ciudad, en la categoría de música; la idea se llamó pacificando, la cual fue ganadora de la convocatoria, y es así como su escuela de música se hizo merecedora de la instrumentación típica de esta región.

Realizó entonces un programa de formación en músicas tradicionales con jóvenes de la ciudad como parte de la muestra exigida en la convocatoria, y de su primer acercamiento a esta; posteriormente se animó a conformar un grupo con el fin de seguir investigando estos ritmos y profundizar en el conocimiento de los instrumentos. Fue así entonces como nació Arrechonta.

Arrechonta está conformado por José Polo, Leonardo Arbeláez, Sara Chacón Deniss Zapata, Cristina Ospina, John Jairo Cortés y Juan Esteban Buitrago. Cada uno llegó a integrar este grupo a partir de situaciones particulares. A principios del año 2016 el caleño Leonardo Arbeláez Giraldo, estudiante de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional Sede Medellín, músico tradicional, conoció a Buitrago en una rueda de gaitas, allá conversaron y él le dijo que también tocaba marimba, por lo que Buitrago lo invitó a la escuela de música que recientemente tenía los instrumentos producto de la convocatoria.

Así mismo, Buitrago convocó a Sara Chacón, estudiante de piano jazz y compañera suya de la universidad Eafit, con quien tenía además un proceso en músicas del Caribe. Por su parte, José Polo y Juan Esteban Buitrago, en medio de las parrandas de gaitas, coincidían en los mismos espacios; Buitrago lo convidó al grupo porque sabía que él tenía experiencia en las músicas del Pacífico y que podía ser un integrante clave. Polo es del Urabá antioqueño y es músico tradicional, es estudiante de Deportes de la Universidad de Antioquia, pero se ha relacionado con docentes de música de la misma universidad.

Es así como Polo convocó a su amigo John Jairo Cortés, quien es oriundo de Tumaco, y por ser músico tradicional toca todos los instrumentos propios de esta música; a Cristina Ospina, quien realizó un trabajo de investigación sobre los ritmos del Pacífico sur para su licenciatura en música en la Universidad de Antioquia, y a Deniss Zapata, a quien también conoció en esta misma universidad como estudiante de canto popular en una asignatura, pues participaba de un proyecto asociado a las músicas tradicionales.

Arrechonta lleva conformado un año, su trabajo inicialmente ha sido muy discreto, porque necesitan acoplarse. Buscan impulsar una música que se cree es sólo para cierta región y grupo étnico. Quieren dar a conocer estos ritmos, promoverlos, y tal vez a partir de toda su exploración incorporar otros elementos e instrumentos sin perder el “sabor” que caracteriza esta música, cultura y región. El grupo es una fusión interesante entre cuatro estudiantes de música y tres músicos tradicionales, quienes realizan una creación colectiva, donde los aportes de todos son significativos, y sus saberes están a disposición del grupo.

Inicialmente ensayaban en la casa de José Polo, pero los vecinos no soportaron tanta rumba y sabor, y entonces ha sido Juan Esteban Buitrago, su líder, quien ha prestado el espacio para sus encuentros. En sus ensayos dejan ver que son libres al realizar aportes, dan ideas creativas y no se restringen cuando tienen una opinión. Allí cada uno se divierte, se conecta con esta música y se olvida de los “debe ser”, pues lo que buscan es hacer su propia creación. Cada uno tiene algo valioso que contar y expresar; en el grupo resulta importante la presencia de los músicos tradicionales: John Jairo Cortés, él es de Tumaco, conoce los ritmos, el repertorio, los cortes, tiene el gusto para elegir los temas y proponer, pues conoce la cultura y esta música le fluye de manera natural, él es un eje, la raíz.

Leonardo Arbeláez, de Cali, también aporta desde su saber tradicional. Su vida está conectada profundamente con la música y la marimba, es un explorador incansable y en el grupo se aprecian su creatividad y su curiosidad. Por su parte, José Polo, que con su sonrisa denota alegría, hace de cada encuentro una fiesta y también aporta sus saberes tradicionales, él impregna de sabor todo lo que hace y le da vida al grupo; y entre ellos tres, músicos tradicionales, hay una conexión y comunicación casi a partir de sus miradas.

No menos importante es la presencia de Juan Esteban Buitrago, su líder, y de las niñas Deniss Zapata, Cristina Ospina y Sara Chacón, quienes desde lo académico y teórico, buscan darle otros relieves a esta música y se dejan contagiar por el sabor natural de los tres músicos tradicionales. Por eso Arrechonta es un grupo tradicional pero urbano, gente de ciudad haciendo músicas rurales, donde existen armonía, humildad y, sobre todo, hermandad. Actualmente ingresa al grupo Juan Gonzalo Rivera como cantante.

Se han presentado en varios escenarios en la ciudad de Medellín. En el año 2016 en el mes de noviembre participaron en el Festival Imagine Colombia (Del pas pas a la paz), y en “Días de playa” en el teatro Pablo Tobón Uribe; en el mes de diciembre como parte del elenco de la Pata Sola, en el desfile de mitos y leyendas, y en el evento de música del Pacífico sur “De costa a costa” en la casa de la cultura de El Poblado, entre otros.

Arrechonta busca, al ritmo de currulaos, jugas, rumbas y bundes, desarrollar una sensibilidad en las personas del interior, para que exista una apropiación de lo que es del país. Su objetivo es darse a conocer en la ciudad y luego llevar esta música a otros lugares y algunos festivales. Respetan la música y lo que hacen, son jóvenes que convergen en el gusto por estos ritmos y son auténticos, porque en las ciudades hace falta rescatar estas tradiciones, en las ciudades hace falta rumba y sabor, y en Medellín por fortuna ya está Arrechonta, contando historias y lo bonito del Pacífico sur.

Comentarios