Unidad Investigativa

Publicado el Alberto Donadio

Piden frenar cambios en Cafesalud

En un derecho de petición presentado ante el superintendente nacional de Salud, el abogado Aníbal Rodríguez Guerrero solicitó no proceder con la reestructuración anunciada de la EPS Cafesalud por diversas anomalías que él denuncia, incluyendo que no se pueden ceder solamente ciertos activos y pasivos. Este es el derecho de petición:

Bogotá, enero 6 de 2017

Dr.

Norman Julio Muñoz Muñoz

Superintendente Nacional de Salud

Ciudad

REF. DERECHO DE PETICIÓN PARA QUE SE PREVENGA LA COMISIÓN DE UN PUNIBLE DE PREVARICATO POR ACCIÓN Y DESVÍO DE RECURSOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD, EN LA VENTA DE LAS ACCIONES DE CAFESALUD EPS EN LA “NewCo SAS”

En días pasados la agente liquidadora de SaludCoop EPS hizo público el “Reglamento de Acreditación y Venta de los Activos, Pasivos y Contratos de CAFESALUD EPS SA y de las acciones de Estudios e Inversiones Medicas SA – ESIMED”, documento que contiene parámetros abiertamente violatorios de la Ley, que evidencian un deliberado y doloso propósito de defraudación de los acreedores de la empresa, así como de afectación de los derechos de los millones de usuarios de Cafesalud EPS, razón por la cual, lo prevengo para que se abstenga de autorizar dicha reestructuración en los términos planteados, pues ello comportaría, de su parte, una potencial conducta prevaricadora por acción y un desvió de recursos de la seguridad social.

Los hechos en que fundo esta petición son los siguientes:

1.- En la página 7 numeral 2.8 del aludido documento, se dice:

“En el contexto de la realización de activos de SaludCoop en liquidación, se adelantará una reorganización institucional de Cafesalud consistente en la constitución de una sociedad por acciones simplificada (en adelante “NewCo”) a la cual serán transferidos ciertos activos, pasivos y contratos de Cafesalud, sus afiliados y habilitación, así como los empleados de Cafesalud. El 100% de las acciones de NewCo serán inicialmente de propiedad de Cafesalud…”

Empero, el decreto 780, y la circular 008 de 2016 exigen que, si la reorganización empresarial consiste en la cesión de activos y pasivos, a la par del traslado de usuarios, deben pasar también todos los activos y pasivos.

La simple lectura del artículo 2.1.13.9 del decreto 780 de 2016 pone en evidencia esta gravísima anomalía:

“…Articulo 2.1.13.9. Procesos de reorganización institucional. En los procesos de fusión, escisión, creación de nuevas entidades u otras formas de reorganización institucional, las EPS participantes podrán ceder a sus afiliados a la Entidad Promotora de Salud resultante del proceso de reorganización institucional. El plan de reorganización institucional correspondiente deberá ser presentado ante la Superintendencia Nacional de Salud para su aprobación la cual deberá verificar el cumplimiento de los siguientes requisitos mínimos:

1. Que la entidad o las entidades que ceden sus afiliados tengan una participación mayoritaria en la entidad resultante de la reorganización.

2. Que la entidad que cede sus afiliados realice simultáneamente la cesión de sus activos, pasivos, habilitación o autorización para operar y los contratos, asociados a la prestación de servicios de salud del plan de beneficios, a la Entidad Promotora de Salud resultante de la reorganización.

La Superintendencia Nacional de Salud establecerá las condiciones para la prestación del plan de reorganización y la aplicación de las demás disposiciones del presente artículo…”

Nótese que la norma no define los activos ni pasivos materia de la reestructuración, ni autoriza a la EPS a escoger solo “ciertos” pasivos para cederlos, pero en la página 40 del documento, las obligaciones a trasladar serán solo las de los “prestadores de salud, reserva técnica, proveedores y otros pasivos”, por lo que resulta una dolosa violación de la Ley el que los términos de la negociación conlleven una escogencia de los pasivos que se pasan a la nueva empresa, ignorando otras acreencias como por ejemplo, las indemnizaciones que reclaman los usuarios por errores médicos y fallas en la prestación del servicio de salud, o las acreencias laborales que reclaman trabajadores de la empresa, obligaciones que tienen su directa génesis en el desarrollo del objeto social de prestación de los servicios de salud a cargo de Cafesalud, razón por la cual, resulta palmariamente ilegal que se excluyan dichas deudas de la pretendida cesión, como parece ser el propósito de dicha escogencia.

En el mismo sentido, obligaciones tributarias o por créditos recibidos para financiar el pago de pasivos tampoco tendrían cabida en la cesión.

2. En adición al fraude por exclusión de algunos acreedores, también aquellos a quienes se les reconocen deudas van a resultar defraudados, pues conforme al “plan de pagos” (pagina 40), las mismas se les van a cancelar en un plazo de 60 meses (5 años) lo que comporta una grave afectación en la operación del sistema de salud, por las serias implicaciones que el flujo de recursos tiene en la operación de las clínicas, hospitales y profesionales, a los que se les adeudan cuentas por prestación de servicios de salud.

Llamo su atención sobre el fraude a los deudores a los que se les cedan sus obligaciones, pues para el pago en 60 meses de las actuales acreencias que ascienden a más de $600.000 millones de pesos, los nuevos dueños de los “activos, pasivos y usuarios” de Cafesalud deberán obtener utilidades mensuales netas de $10.000 millones de pesos, rentabilidad que en los más de 20 años de operación del sistema de seguridad social en salud, ninguna EPS ha logrado, y que indica que la “NewCo EPS” llevara a cabo una política de negación y dilación en la prestación de servicios de salud para procurar el logro de dicha meta

3. Resalta también que el establecimiento unilateral y arbitrario de un plazo de pago de cuentas medicas de Cafesalud de 60 meses, viola abiertamente lo dispuesto en el literal d) del artículo 13 de la Ley 1122 de 2007, reiterado en el artículo 56 de la Ley 1438 de 2011, norma que impone a las EPS de ambos regímenes, pagar “..los servicios a los Prestadores de Servicios de salud habilitados, mes anticipado en un 100% si los contratos son por capitación. Si fuesen por otra modalidad, como pago por evento, global prospectivo o grupo diagnóstico se hará como mínimo un pago anticipado del 50% del valor de la factura, dentro de los cinco días posteriores a su presentación. En caso de no presentarse objeción o glosa alguna, el saldo se pagará dentro de los treinta días (30) siguientes a la presentación de la factura, siempre y cuando haya recibido los recursos del ente territorial en el caso del régimen subsidiado. De lo contrario, pagará dentro de los quince (15) días posteriores a la recepción del pago…”.

Sobre este particular le hago ver que el decreto 780 de 2016 autoriza a las EPS la realización de procesos de reestructuración institucional, pero no faculta a dichas entidades a usar este mecanismo para dilatar el pago de sus obligaciones en la forma que se propone, lo que solo podría hacerse si Cafesalud hubiera estado sometida a un proceso de insolvencia empresarial regulado por la Ley 1116 de 2006.

4.- Al respecto, destaco además la violación del artículo 6 de la Ley 1797 de 2016, pues abiertamente se desconoce el propósito de brindar liquidez a las IPS, dado que a los deudores por prestación de servicios de salud se les somete a una espera de 60 meses para el pago de lo que se les adeuda, pero al Fosyga / Ministerio de Salud, con los recursos por la venta de Esimed se le va a cubrir de inmediato la acreencia por $200.000 millones hecha en noviembre de 2016.

5. De otra parte, si bien el decreto 780 de 2016 autoriza la cesión de pasivos, no puede Ud. olvidar que en los términos del artículo 1694 del Código Civil, la novación de deudor propuesta, no produce efectos jurídicos hasta que el “acreedor no expresa su voluntad de dar por libre al primitivo deudor”, lo que comporta que Cafesalud debe solicitar a cada uno de sus acreedores autorización para la cesión de sus pasivos, dado que Cafesalud no tiene competencia para definir unilateralmente un nuevo deudor y plazo de pago a 5 años, máxime porque, se reitera, no existe un proceso de insolvencia o concursal (Ley 1116 de 2006) que así lo haya autorizado.

6. Resulta sorprendente que dadas las actuales cuantiosas obligaciones de Cafesalud, que dicha entidad de conformidad con lo establecido en el artículo 5º del decreto 2702 de 2014, haya destinado, por lo menos, $11.000 millones de pesos para contar con el capital mínimo para constituir una “NewCo” Entidad Promotora de Salud.

En tal sentido, solicito al Sr. Superintendente, que determine la fuente de recursos con los que Cafesalud constituyó la empresa NewCo, dado que, si lo hizo con recursos del sistema de salud, pudo incurrir en una conducta de apropiación y desvió de recursos de la seguridad social, en cuyo caso deberá Ud. poner en conocimiento de la Contraloría General de la República y de la Fiscalía General, dicha situación.

Al respecto es de anotar que en la Cámara de Comercio no consta una capitalización de los accionistas de Cafesalud, que pudiera ser fuente de recursos propios con los cuales acometer la reestructuración que se propone aprobar a la Superintendencia de Salud

7. Como atrás se citó, el decreto 780 de 2016 indica que Cafesalud tiene que ceder a la “NewCo” EPS los contratos “asociados a la prestación de servicios de salud del plan de beneficios”, lo que comporta que continúe la grave afectación de los derechos a la salud y vida de 6 millones de colombianos, porque, como consta en la resolución 2812 de 2016 de esa entidad, Cafesalud solo cuenta con red de clínicas, hospitales y profesionales para la atención de 2,2 millones de colombianos, pero a NewCo se ceden más de 5 millones de afiliados del régimen contributivo, más el millón de usuarios que Cafesalud tiene en el régimen subsidiado.

Sobre este particular, es menester recordarle que el próximo 18 de enero de 2017, en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca se llevará a cabo una audiencia privada dentro de la acción popular 2016-01314, en la cual se debe debatir las serias objeciones que como actor popular, expuse al Plan de Acción que Cafesalud presentó ante dicha corporación judicial.

8. En consonancia con lo anterior, la entrada en operación de “NewCo EPS”, conlleva una abierta violación del artículo 180 numeral 4) literal b) de la Ley 100 de 1993, por carecer dicha entidad de una infraestructura técnica y científica para garantizar a los 6 millones de usuarios la prestación en las condiciones de calidad y oportunidad que definen las normas del SGSSS.

9.- La propiedad accionaria de la nueva empresa “NewCo” que Cafesalud está creando, se propone vender a quien demuestre “experiencia” en el manejo de poblaciones superiores a 1,5 millones de usuarios del sistema de salud, lo que de plano pone en evidencia una limitación que afecta a los 6 millones de usuarios de Cafesalud, pues dicho número de usuarios desborda la experiencia operativa del proponente, como ya ocurrió en 2016 cuando se pasaron los 5 millones de usuarios de SaludCoop a Cafesalud, la cual tenía experiencia en el manejo de 1,5 millones de usuarios, la cual resulto insuficiente.

Sobre este particular, le recuerdo que la H Corte Constitucional en el auto 205 de 2016 reitero el deber preventivo que tiene la Superintendencia Nacional de Salud para proteger a los usuarios de Cafesalud:

“…3. En lo que respecta a las funciones de la Superintendencia Nacional de Salud, se debe precisar que tiene el deber de adelantar medidas de carácter preventivo para evitar que se atente contra el derecho a la salud de los usuarios del sistema.

Cuando se evidencia que una entidad promotora o prestadora no está cumpliendo los requisitos de calidad, capacidad y debida gestión administrativa y financiera, es deber de la Superintendencia de Salud adelantar las medidas de fusión, adquisición, liquidación, cesión de activos, pasivos y contratos, toma de posesión de bienes para administrar o liquidar, al igual que la ejecución de acciones y medidas especiales, como lo preceptúa el artículo 6, numeral 25, del Decreto 2462 de 2013.

Sin perjuicio de lo anterior, se debe tener en cuenta que durante la ejecución de las medidas de intervención o eventual liquidación, es deber de la Superintendencia y del Ministerio de Salud garantizar la adecuada prestación y continuidad del servicio según lo expone el articulo 6 literal d) de la ley 1751 de 2015, en los siguientes términos: “las personas tienen derecho a recibir los servicios de salud de manera continua. Una vez la provisión de un servicio ha sido iniciada, este no podrá ser interrumpido por razones administrativas o económicas”.

10. Hace un año, la firma Latinvestco valoró a Cafesalud en una suma entre $820mil y $930mil millones, pero hoy, el plan de venta no dice nada del precio a pagar por las acciones de Cafesalud en la nueva empresa “NewCo”, lo que indicaría que un valor inferior al estimado hace un año, podría constituir un detrimento de recursos del sistema de salud, máxime por que dicha valoración se hizo bajo los supuestos de agrupación de los usuarios de SaludCoop y Cafesalud, y de reducción de los pasivos como resultado del crédito de $200.000 que en noviembre de 2015 hizo el Ministerio de Salud a Cafesalud.

PETICIÓN:

En consideración al cúmulo de graves situaciones que ponen de presente la ilegalidad de la sui generis solicitud de reestructuración empresarial que propone Cafesalud, comedidamente, como ciudadano y apoderado judicial de acreedores y usuarios de Cafesalud EPS, le solicito que se abstenga de aprobar dicha reestructuración, hasta tanto la misma no respete los derechos de los acreedores y usuarios y se superen las anomalías detalladas en este documento.

NOTIFICACIONES:

Para efecto de dar respuesta al presente derecho de petición, mis datos de correspondencia son:

* Anibal Rodriguez Guerrero

* Carrera 14 # 75 – 58, piso 2 Bogotá

* Email. [email protected]

Atte,

Anibal Rodriguez Guerrero

CC 79.262.500

TP 40.819 CSJ

Copias:

Dra. Ángela María Echeverry – Agente Liquidador SaludCoop EPS

Dr. Luis Guillermo Vélez Atehortua – Presidente (E) Cafesalud EPS

Comentarios