Esto mejora, pero no cambia

Publicado el Polo Díaz Granados

Lupa a la contratación en Guamal, Magdalena

Normalmente acostumbro a escribir sobre vainas que ya pasaron, por eso es que me gusta la idea de ver lo que no ha pasado, de poner la lupa y advertir cuando aún hay tiempo.

Seguimiento.co, medio de comunicación nativo digital de la ciudad de Santa Marta, publica una convocatoria de veeduría ciudadana sobre una convocatoria vigente en Guamal, municipio del departamento de Magdalena.

Sin tanto preámbulo, cedo el espacio y visibilizo por este medio la convocatoria:

Seguimiento.co convoca a ponerle lupa a contratación en Guamal, Magdalena

La Alcaldía de Guamal, Magdalena, abrió el pasado 13 de noviembre una convocatoria pública para aspirar a un proceso licitatorio de $50 millones, cuyo objeto es contratar a un oferente “con conocimiento y experiencia en programas de capacitación y organización de eventos en salud, en la realización de pruebas de ADN del virus del papiloma humano y mamografías de tamizaje para la población vulnerable”.

La convocatoria se encuentra abierta hasta el 20 de noviembre, tiempo en el cual los aspirantes podrán hacer sus ofertas dentro de la modalidad de contratación  de selección abreviada de menor cuantía. (seguir el proceso licitatorio aquí).

En el pliego de condiciones definitivo, que establece las reglas que deben tener los proponentes que quieran participar, impone un ítem de experiencia que, a primera vista, podría resultar excluyente

Como puede verse en el pliego de condiciones, la Alcaldía de Guamal exige a los aspirantes que deben haber suscrito mínimo 10 contratos de servicio de salud cuyo valor acumulado supere dos veces el presupuesto oficial (es decir, que los contratos sumen 100 millones de pesos).

Sumado a esto, exigen otro criterio de experiencia específica, no acumulable con el anterior, en el cual exigen la suscripción de al menos 4 contratos (distintos a los anteriores) relacionados con capacitación, charlas y promoción y prevención en salud, cuyo presupuesto de un monto igual o superior a 50 millones.

Llama la atención que los pliegos de condiciones aclaran que “Para los contratos suscritos con  el Municipio de GUAMAL, se requiere únicamente relacionar los mismos, por lo tanto, no estará sujeta a las consecuencias establecidas en los párrafos anteriores y siguientes”. Sin embargo, para los otros oferentes, incluyen una serie de exigencias que demandan mayor rigurosidad para acreditar la experiencia del proponente.

Sin afirmar que exista alguna irregularidad en este caso, Seguimiento.co convoca a las veedurías del Magdalena a que hagan seguimiento a los procesos de contratación pública.

Exigencias como estas, que resultan desproporcionadas frente al objeto del contrato, podrían violar el artículo 5 de la ley 1150 de 2007, donde se estipula, precisamente, que las exigencias en los pliegos de condiciones deben ser adecuadas y proporcionales al objeto del contrato y a su valor.

Los organismos de transparencia del país ya han advertido que hacer exigencias tan específicas podrían convertirse en un mecanismo de exclusión de aspirantes a los procesos de contratación. Así mismo, otorgar beneficios a aspirantes que ya hayan contratado con la Alcaldía, también puede interpretarse como una manera de privilegiar a las empresas que ya hacen negocios permanentes con ellos.

¡Lupa a la contratación del Magdalena!

Comentarios