El MERIDIANO 82

Publicado el El meridiano 82

Boko Haram, la secta del terror

Este grupo islamista en Nigeria ha sembrado el terror desde 2009. Suele atacar escuelas cuyas enseñanzas se alejen del Islam. Secuestraron a más de 200 niñas de una escuela, algunas de las cuales ya habrían sido vendidas a países vecinos.

404701-01-07-1

Por: Angélica Lagos Camargo

Sus últimos ataques no sorprenden en Nigeria. Hace apenas cinco meses, el grupo islamista Boko Haram atacó una escuela agrícola al nororiente del país, en el estado de Yobe, y asesinó a 50 niños mientras dormían. A finales de febrero, miembros de esta secta terrorista extremista volvieron a atacar, esta vez en la ciudad de Buni Yadi, donde estudian alumnos entre 11 y 18 años. El saldo, según información oficial, 43 alumnos muertos en su dormitorio.

Hasta entonces no atacaban niñas. Hasta el pasado 14 de abril cuando secuestraron a más de 200 niñas en una escuela de Chibok, estado de Borno. “Por Alá que las venderé en el mercado”, declaró el líder del grupo. Informaciones de prensa afirman que algunas de las escolares en cautiverio ya fueron vendidas como esposas en la frontera con Chad y Camerún al precio de 12 dólares. Según el Departamento de Estado norteamericano “muchas de ellas probablemente fueron llevadas fuera de Nigeria, hacia países vecinos”.

“He dicho que la educación occidental debe cesar. Niñas, deben abandonar (la escuela) y casarse”, exhortó Abubakar Shekau. “Hermanos, deben cortar la cabeza de los infieles. Hermanos, deben capturas esclavos. (…) Hermanos, hay esclavos en el Islam, no se dejen engañar”, prosiguió. “Me voy a casar con una niña de 12 años, me voy a casar con una niña de nueve años”, agregó Shekau.

En este nuevo video, el líder de Boko Haram está vestido con un uniforme militar y se encuentra de pie frente a un vehículo blindado y dos camionetas con ametralladoras. Dos hombres están junto al líder del grupo nigeriano, con el rostro disimulado. La imagen es borrosa, pero se puede ver claramente el rostro del jefe islamistas, que habla en hausa, en árabe y en inglés.

404270-01-07-1

Boko Haram atacó numerosas escuelas en el norte de Nigeria desde el comienzo de su insurrección en 2009, tras la captura y muerte de su fundador, Mohammed Yusuf. Sin embargo, los ataques continuaron y con la radicalización de la lucha contra el terrorismo en el mundo, Boko Haram ha encontrado fuente de inspiración para preconizar una lucha a muerte contra el Occidente cristiano.

Desde entonces, el grupo ataca los tres estados del nororiente de Nigeria, causando miles de muertos. A pesar de un despliegue de uniformados, la violencia no cesa. El pasado 15 de febrero, un ataque causó 106 muertos en Izghe, un pueblo del estado de Borno, vecino de Yobe.
Clasificado entre las organizaciones terroristas por Nigeria y Estados Unidos, Boko Haram dice combatir por la creación de un Estado islámico en el norte de Nigeria, dominado por los musulmanes. Este grupo extremista se opone a cualquier tipo de influencia occidental y por eso ataca los colegios donde se imparten las enseñanzas que se alejan del Islam. Votar, asistir a la escuela o el uso de alguna prenda occidental es una falta grave y así mismo es castigada. El nombre oficial del grupo es Jama’atu Ahlis Sunna Lidda’awati wal-Jihad que significa ‘El pueblo comprometido con la difusión de las enseñanzas del Profeta y la Jihad’, y es conocido en el norte como Boko Haram, que significa la ‘Prohibición de occidente o de lo falso’.

Nigeria, que padece el terrorismo, ha encontrado que la mejor forma de combatirlo consiste en mejorar los indicadores sociales en el noreste, en donde Boko Haram es fuerte. De resultar esta salida, significaría una revolución a la hora de enfrentar el flagelo global más incidente en materia seguridad en lo corrido del siglo XXI.

404431-01-07-1

Según cálculos, la violencia de Boko Haram ha dejado al menos 3.600 muertos. En los últimos dos años, han matado a 2.500 cristianos. Sus enseñanzas se centran en el aprendizaje del Corán, recitado de memoria y es la manera en la que reclutan menores de edad. Tiene gran apoyo de jóvenes pobres y desempleados del estado de Borno.

En Nigeria existen 200 grupos tribales y sufrne múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales.

El fondo del problema no es sólo el terrorismo, sino las dificultades para encontrar un equilibrio político entre el norte musulmán y el sur cristiano animista. Mauricio Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario, explica: “La violencia sistemática contra la población cristiana comenzó con la elección del actual presidente, Goodluck Jonathan, cuando éste decidió alterar el principio del zoning, un acuerdo informal y no escrito, para que al término de dos mandatos, la presidencia del país cambie de comunidad religiosa. Por lo tanto, se suponía que un presidente del norte musulmán debía permanecer hasta 2015, pero ante la muerte del entonces mandatario Umaru Yar’Adua, el vice presidente Jonathan, representante del sur cristiano, asumió el cargo. Algunos esperaban que él renunciara para permitir que un musulmán dirigiera el país hasta 2015, tal como lo planteaba el zoning. No obstante, Jonathan decidió permanecer como presidente encargado, y posteriormente presentarse para las elecciones de 2011 en las que venció al rival del norte musulmán, Atiku Abubakar”.

 

Comentarios