300 GOTAS

Publicado el Bastián Baena

Los pueblos más secos

Al humano le basta un terreno sólido para construir y erigir su hábitat. A veces ni siquiera se preocupa por la estabilidad del suelo o la cercanía de algún río, y en ocasiones encontramos comunidades que edificaron una sociedad en regiones que parecen impropias para la vida misma.

Se dice que en el desierto de Atacama hay lugares en los que no ha llovido en más de mil años. Sin embargo a través de sus casi mil kilómetros de longitud, se concentran varias comunidades que reúnen a más de un millón de personas. Allí encontramos el que sea tal vez el pueblo más seco del mundo. Al norte chileno, y con 150 habitantes, Quillagua, que en lengua aimara significa “agua de luna”, no recibe una gota de agua proveniente de los cielos. En 40 años han caído menos de 0,2 milímetros cúbicos, y hace un promedio de 35 grados centígrados a la sombra.

En el Valle de la Muerte, en EE.UU, llueve un promedio de 50 milímetros cúbicos por año. A las tormentas del Pacífico les queda complicado atravesar la cadena de montañas que las separa del valle, y proviniendo del este las nubes se van enfriando para esparcir sus lluvias a lo largo del camino.

Y en el mundo abundan este tipo de paisajes marcianos. Aswan, en Egipto, es también uno de los lugares habitados más secos; a lo largo y ancho del Sahara llueve menos de 80 milímetros cúbicos de agua; y en la costa oeste del Atlántico, en Namibia, se registra igualmente una tasa bastante pobre de precipitación anual.

Apenas poblado por un par de bases de investigación, el lugar más seco del mundo se encuentra en territorio antártico, en Australia, además de ser el más frío, con una constante en invierno de menos 70 grados centígrados.

Fuente: lagranepoca.com / primerahora.com

Fotografía: chile.travel.com   

Aporta información para 300 palabras más a través de nuestra página en Facebook

Curiosidades, datos y estadísticas a través de Twitter: @300gotas

Haznos llegar tus comentarios a nuestro correo 300gotas@gmail.com

 

Comentarios