Bernardo Congote

Publicado el

¡Compremos lo colombiano! (¿Renace Robinson Crusoe?)

Se escribió del náufrago de marras haber vivido durante varios años en una isla desierta[i]. Y ahora que casi todos los ciudadanos del globo estamos aislados (¡deseando salir!) otros predican saludable quedarnos guardados para siempre ¡Manes de humanidad!

 

Mentes que reflejan cierta lucidez, de pronto acosadas por la neurosis del confinamiento forzado defienden la idea de que esta pandemia  probaría “la importancia de fabricar y consumir productos nacionales”[ii]. O sea, quieren darle vuelo a la misma perversión de la pandemia Trump con su “America First” [iii].

Por supuesto que los promotores del “compremos colombiano”, hablan utilizando micrófonos chinos, son grabados en videocámaras finlandesas y, sus apocalípticas nos llegan mediante un televisor coreano.

“Colombia nos necesita, y por eso…. pondremos

a disposición el país alcohol hecho por

manos colombianas y

producido por nuestras industrias…”[iv]

 

Algunos de estos profetas de la caverna, fueron educados en el MIT, viajaron a Boston en un avión francés y, regresando a Colombia degustan comida libanesa o producen utilizando insumos alemanes o montan en bicicletas francesas.

Pero ahora, probablemente acosados por las psicopatías del coronavirus, pretenden vendernos como “nuevo” regresar al subsistema de supervivencia de los trogloditas.

Antropólogos de todas las escuelas, comenzando por el propio Engels, o pasando por Childe y Herskovits, describieron cómo en la caverna se consumía sólo lo que ella producía (cacería, pesquería, minería, recolección alimentaria). Así comenzamos hace unos 20.000 – 40.000 años[v].

 

“En una economía pecuniaria y mecanizada

como la de Europa y América, (los economistas)

con facilidad pierden de vista  la riqueza de conocimientos…

y la complejidad de la inversión… de (las) que emanan

las enormes cantidades (y variedades) de bienes

(que satisfacen la demanda) de los hombres

que viven en esta clase de sociedades”[vi].

La humanidad, gracias a que los pastores empezaron a trasegar para llevar sus rebaños a nuevas aguas, descubrió que existían otros humanos que producían bienes diferentes a los suyos y, por superviviente inteligencia, lograron desatar múltiples intercambios. ¡Iniciaron el mercado externo!

Lo grave es que estas tentaciones patológicas para que regresemos a la caverna, no revelarían sólo nostalgias antropológicas. Peor, obedecerían a uno de los más pesados lastres de la condición humana.

En efecto, como bien lo dibujó Platón en sus diálogos refiriéndose a la caverna como símbolo educativo, el miedo a la impactante luz que los cavernarios encuentran saliendo del túnel, conduciría a que la mayoría se devolviera hacia el fondo, cómoda como estaría en medio de su oscuridad y las sombras[vii].

Platónica 1. “Represéntate la naturaleza humana… en relación con la educación y la falta de ella. Imagínate una caverna subterránea… y figúrate unos hombres que se encuentran allí desde la niñez…”. (Libro VII. Pg. 778).

Platónica 2. “… esos hombres tendrían que pensar que lo único verdadero son las sombras”. (Íd. Paréntesis del blog)

Platónica 3. “… si… los llevasen a la fuerza por la … escarpada subida… hasta enfrentarles con la luz del sol ¿no sufrirían dolor y se indignarían contra el que les arrastrase…?” (P. 779. Platón lo escribe en singular).

El autor es Subdirector del Grupo SERVIPÚBLICOS (Colciencias B),  Profesor Universitario e Investigador Junior (Colciencias), miembro del Consejo Internacional de la Fundación Federalismo y Libertad (Argentina – www.federalismoylibertad.org) y escribe el blog argentino: www.federalismoylibertad.org/agenda/artículos

 

[i] Defoe, Daniel. 1719.

[ii] Director de “Justicia Tributaria”. Noticiero CM&, edición de marzo 22 2020.

[iii] 3 Rules for the Trump Pandemic /One: Don’t trust the president. https://www.nytimes.com/2020/03/19/opinion/trump-coronavirus.html

Consulta de marzo 22 2020.

[iv] Azucareros donarán 250.000 litros de etanol. Diario El Tiempo, marzo 24 2020, Pg. 1.4

[v] Engels, F. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado. Childe, G. Origen de las civilizaciones orientales. Herskovits, M. Antropología económica.

[vi] Herskovits, M. (1954). Antropología económica. México: FCE, p. 18.

[vii] Platón. 1979. La República. En Obras completas. Madrid : Aguilar. Libro VII.

Comentarios