Bernardo Congote

Publicado el

¡Cojan al Ladrón! (Dice el Ladrón) ¡Ojo!

Es común en las calles. El avezado ladrón, luego de cometer su fechoría voltea la esquina y se detiene gritando mientras señala para cualquier lado: ¡Cojan al ladrón!

 

En seguida los desprevenidos que papan moscas le tiran el ojo al miserable que iba a subirse al bus o a la desprevenida vendedora de arepas.

 

En ese mismo instante SÍ llega la policía y se lleva presos a los inocentes. Y nuestro ladrón de marras, libre como es lo propio de sus ardides, sale a preparar su siguiente discurso – ¡qué digo! zarpazo-.

 

Perturbado posiblemente por sus pesadillas presidiarias en las ardientes sabanas del ubérrimo, El Innombrable nos acaba de amenazar con que “el reposo no es su opción[i].

 

Discurseando en guayabera, se ha venido lanza en ristre “contra el odio de clases”. Pero no ha aclarado – nunca lo hace – si se refiere al que su secta viene promoviendo en todo el territorio.

 

Todos sabemos que, bajo su égida, su rebaño sigue persiguiendo, amenazando, hostigando y chuzando a los opositores, censurando la prensa e, impávido, viendo pasar los cadáveres de los líderes sociales hacia el cementerio.

 

¡Ojo! Discursean contra el mismo odio de clases que, liderado por la secta, ha exacerbado la segregación contra afrocolombianos, indígenas y toda minoría, no exenta, por supuesto de múltiples acciones criminales.

 

Ocultando su propia versión del odio de clases, ahora nos pretenden engatusar dizque con una tal ¡Economía Fraterna![ii]. Sólo que ya sabemos que esos fraternales objetivos van dirigidos a continuar beneficiando a los mismos dueños del monopolio que, a la sazón, patrocina la avanzada fascista[iii]/[iv].

 

Sin duda que la tal “economía fraterna” es la misma que conocemos. Desde comienzos de los 2.000 viene beneficiando a los banqueros constructores, a los improductivos azucareros -ni azúcar, ni biodiesel-, a los ultra protegidos palmicultores -depredando la altillanura-, a los avivatos ganaderos -despilfarrando impuestos- y a los amodorrados agropecuarios de la Costa – pidiendo más agro ingresos seguros “sea como Zea”-[v]/[vi].

 

A la tal “economía fraterna” El Innombrable la llamaba “confianza inversionista». Esa fraternidad, radiografiada bajo el metalenguaje orwelliano, sólo ha significado beneficiar a los plutócratas y profundizar la violencia contra las minorías.

 

Y al mismo tiempo, su entenado predica que “Colombia puede ser equitativa”[vii]. (¡Ojo!

 

Este es el mismo que desde 2018, señalando para el otro lado de la frontera, quiso engañarnos con aquello de que “se nos venía el castrochavismo”.

 

Le han bastado dos años para, siguiendo la ruta de su titiritero, hacerse el chofer del peor fascismo aplastando minorías en el Congreso, cooptando Fiscalía, Procuraduría y Contraloría y, de paso, manipulando el presupuesto nacional a placer en cabeza de ministerios y jefaturas de los departamentos administrativos del Estado[viii].

 

Sin dejar a un lado, que se ha cuidado de mantener bien aceitadas sus relaciones electoreras, particularmente en la Costa Atlántica donde en 2018 parece que «se encontró» los votos suficientes para encaramarse en la presidencia.

 

¡Ojo! Este es el mismo personaje que quiso tramarnos en 2018 con una tal “economía naranja” que, dos años después, no habría dejado ver ni las cáscaras ni la plata[ix].

 

Para colmo de males, la secta fascista ahora se arroga hallarse en “el lado correcto de la historia”, o sea, en el suyo propio. Es lo mismo que predicaron los fascistas europeos desde comienzos del siglo pasado[x]. ¡Ojo!

 

Enredados en su propio ombligo, estos fascistas de poncho, carriel y sombrero, añorando las peripecias de Hitler, Mussolini y Franco aparecen ahora, como el ladrón, advirtiéndonos que tenemos que “tener ojo con el 22”.

 

Ya lo tenemos bien puesto, advertidos como estamos de que el peligro que “ya viene”, llegó hace rato. El peligro son ellos mismos desde hace más de 20 años. ¡Ojo con ellos en el 22!

 

Congótica. Está tan viejo y devaluado el discurso de la secta fascista, que ni siquiera el perro se despertó oyéndolo. https://www.elespectador.com/noticias/judicial/libertad-de-uribe-expresidente-lanzo-criticas-a-la-corte-y-al-senador-ivan-cepeda/ 12 octubre 2020

[i] “El reposo no está entre mis opciones”. Diario El Tiempo/Colombia, Octubre 13 2020, Pg. 1,5

[ii] “El reposo no está entre mis opciones”. Diario El Tiempo/Colombia, Octubre 13 2020, Pg. 1,5

[iii] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/fascismo-ha-disfraz-del-gran-capital

3 octubre 2020

https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/del-coronavirus-mortal-al-amigovirus-politiquero

6 mayo 2020

[iv] ¿Quiénes serán los que pagan los altísimos honorarios que cobran los abogangster en Colombia y el extranjero? Que sepamos, las sabanas de Córdoba como mucho producen lástima y paramilitares.

[v] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/fascismo-ha-disfraz-del-gran-capital

3 octubre 2020

[vi] https://www.elespectador.com/noticias/judicial/ministro-de-agricultura-rodolfo-enrique-zea-sera-investigado-por-caso-finagro-articulo-916328 consulta de abril 25 2020

 

https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/agro-ingreso-seguro-2020-sea-zea

25 abr 2020

[vii] Diario El Tiempo / Portada, 14 octubre 2020.

[viii] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/reelegir-al-urochavismo

1 mayo 2018

[ix] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/ivan-felipe-dueto-naranja

3 feb 2020

 

[x] https://www.eltiempo.com/politica/gobierno/entrevista-con-el-presidente-ivan-duque-sobre-la-reactivacion-economica-543121

14 octubre 2020

Comentarios