Bernardo Congote

Publicado el

¡Al caído (los informales) caerle (los gremios)!

“Los informales” son víctimas económicas directas de los confinamientos. Decretados autoritariamente, por ello mismo nuestros dictadores no suelen tomar en cuenta datos que les permitan ponderar los múltiples efectos de sus medidas.

 

Recordando el argumento de que, en verdad, los confinamientos buscan proteger un sistema hospitalario caótico y abandonado por décadas, es probable que los costos económicos que producen sean mayores que los “ahorros” en salud. [i]/[ii]

 

La informalidad “formal”. Entre las precariedades de nuestra frágil economía, ésta sería una de las peores. Porque, probablemente, millares de microempresas se mantengan caminando por el borde de la navaja de la informalidad real. (Sólo necesitan un «empujoncito» dictatorial).

 

Dado que el total de empresas formales se estima en 1.600.000 y el 94% son microempresas[iii], los perjuicios pandémicos sobre éstas habrían sido extremos viéndose expulsadas del mercado para informalizarse realmente.

 

Un estimativo de diciembre 2020, sugiere que el 31% de las microempresas no habrían entrado aún en actividad (más o menos 465.000).[iv]

 

Si a ello le añadimos los impactos producidos por los confinamientos de enero 2021, no sería arriesgado afirmar que, a la fecha, unas 610.000 microempresas habrían quedado en riesgo de caer a la informalidad real.[v]

 

Lo que significaría, por un lado, que disminuiría su disposición a pagar impuestos, a pagar salarios o a pagar algún tipo de parafiscal (salud, pensión, etc.). Y, por el otro, que una vez en la sima, encontrarían pocos incentivos para regresar a la formalidad.

 

La informalidad real. El otro lado de la misma moneda estaría constituido por los informales reales. Son todas aquellas personas económicamente activas dedicadas tiempo completo al rebusque urbano, suburbano o semirrural.

 

Obligados a vivir al diario, pagan (costosísimos) alquileres diarios; comen lo que ganan diario; y apenas si ahorran al día para pagar, por ejemplo, facturas de servicios públicos. Con el agravante de que muchos de estos se suman a los “colados” de los sistemas de transporte masivo.

 

Si, como, se especula, la informalidad real equivale al 48% de la actividad económica total,[vi] podría estimarse que asciendan a 768.000 unidades.[vii]

 

¿Victimarios o Víctimas? Este desolador panorama conduce a calcular que un total de 1.378.000 unidades económicas (microempresas e informales reales), estarían sufriendo directamente los impactos de los confinamientos autoritarios.

 

Hasta el punto de que las víctimas económicas informales de los confinamientos pueden llegar a ser veintiocho (28) veces mayores que el total de fallecimientos.[viii] .

 

Por esto llama negativamente la atención que el Consejo Gremial (CG) haya dicho que “Sector productivo formal no es foco del nuevo pico de la pandemia”.[ix]

En un flagrante intento de revictimización de los millares de informales afectados por la pandemia el CG, muy a la usanza de su filosofía protectora de privilegios y privilegiados se arriesga a impulsar medidas autoritarias que CONTINÚEN CASTIGANDO a los informales porque, sugieren que ¡éstos serían el foco de la pandemia![x]/ [xi]

Congótica. En Colombia el refrán de moda ha sido, por décadas, “al caído caerle”.

Congótica 2. En Colombia, el clásico de Victor Hugo “los miserables”, podría ayudar a entender la historia de “los informales”.

Congótica 3. Los dictadorzuelos (fascistas, ecologistas, etc.) todos a una se relamen perforando el bolsillo, ya roto, de centenares de miles de informales.

Congótica 4. No habría dudas graves de que el fascismo (auspiciado por el gran capital) sea la fase inferior del populismo.

[i] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/confinamiento-mentiroso-no-cura-empobrece

Enero 5 2021
[ii] Todavía no conocemos estudios serios que precisen esta correlación, por lo que hablaríamos, genéricamente, de menos camas UCI ocupadas, menos horas/intensivistas aplicadas, menos insumos aplicados, más horas/trabajador recuperadas, etc.
[iii] Datos CONFECÁMARAS estimados para 2020.
[iv] https://www.valoraanalitik.com/2020/12/23/31-de-las-mipymes-en-colombia-no-han-reactivado-operaciones-por-la-pandemia/

(Los cálculos de empresas, son del blog tomados de CONFECÁMARAS).
[v] FEDESARROLLO estima una pérdida de 145.000 empleos en enero y el blog especula sobre un empleo por microempresa inactiva para calcular los daños empresariales. (Comunicado de prensa de enero 20 2021).
[vi] https://www.infobae.com/america/colombia/2021/01/15/en-2020-aumento-la-informalidad-laboral-en-colombia/
[vii] 610.000 “formales” + 768.000 “reales”.
[viii] 50.000 defunciones estimadas sobre datos de https://coronavirus.jhu.edu/map.html Consulta de enero 21 2021.
[ix] https://www.elespectador.com/noticias/economia/sector-productivo-formal-no-es-foco-del-nuevo-pico-de-la-pandemia-consejo-gremial/

Enero 21 2021
[x] Por supuesto que el CG no ofrece un solo dato confiable al respecto. Es más, ese dato todavía no lo tiene ni John Hopkins University…
[xi] https://blogs.elespectador.com/politica/bernardo-congote/fascismo-ha-disfraz-del-gran-capital

Octubre 3 2020

Comentarios