Mongabay Latam

Publicado el Mongabay Latam

Belleza extrema, riesgo extremo: un nuevo estudio revela el peligro de extinción para los papagayos

Estas aves únicas, valoradas por su belleza, su compañía y sus habilidades intelectuales, son una mascota popular. Sin embargo, su popularidad tiene un gran costo.

 

Foto de George Olah.
Foto de George Olah.

(Mongabay Latam/Meghan gilbert) Los papagayos, conocidos por su inteligencia y su aspecto extraordinario, habitan regiones tropicales y subtropicales en todo el mundo. Son una de las especies de aves tropicales más conocidas, y aparecen en la cultura popular como compañeros parlanchines de los piratas o coloridas mascotas de equipos deportivos. Estos pájaros únicos, apreciados por su belleza, sus habilidades intelectuales y su compañía, son muy populares como mascotas. Sin embargo, su popularidad tiene un gran costo.

“Los loros son los más amenazados entre los órdenes de aves de tamaño similar”, afirmó George Olah, estudiante de doctorado de la Universidad Nacional de Australia e investigador principal en un estudio reciente publicado en Biodiversity and Conservation que investiga la crisis de los papagayos. Según la investigación, un 28 % o 111 de las 398 especies existentes de loros están clasificadas como “Amenazada” de acuerdo a los criterios de la UICN. Este grupo aviar también ha sufrido una disminución de su población en los últimos 25 años. Los ecologistas advierten que si la ciencia no implementa nuevas estrategias de conservación, las poblaciones de papagayos enfrentan el riesgo de que continúe su disminución.

Un grupo diverso en declive

Los papagayos o loros, comprendidos dentro del orden taxonómico Psittacidae, tienen gran variedad de tamaños, aspectos y hábitats. En la actualidad existen más de 300 especies de papagayos distribuidas alrededor del mundo, aunque la gran mayoría vive en áreas muy boscosas de América Central y del Sur, África y Australasia/Oceanía. “Existe el riesgo de perder muchas especies de este grupo extraordinario de aves”, indicó Olah, quien ha llevado a cabo investigaciones sobre especies de papagayos en Argentina, Bolivia y México. También ha trabajado para el Proyecto Guacamayo, un esfuerzo de investigación de largo plazo enfocado en la conservación de especies de papagayos en Perú.

 

Tres especies de guacamayos grandes en una collpa (barranco arcilloso) en la Amazonía peruana. Foto de George Olah.
Guacamayos grandes en una collpa en la Amazonía peruana. Foto de George Olah.

Para conocer la situación de los papagayos en el Antropoceno, Olah y el equipo de investigación analizaron las tendencias en el riesgo de extinción de estas aves desde 1988 a 2012, y para eso usaron una combinación de la Lista Roja de la UICN, recolección de datos tanto de las características de las especies de loros como de los países donde viven, y modelos estadísticos como criterio para calcular el riesgo. Sus resultados muestran que las tendencias en las poblaciones de papagayos son tan complejas y diversas como las aves mismas, que hay múltiples factores que posiblemente les afectan y que la gravedad de sus efectos varía entre regiones y tipos de hábitat.

Ciertos factores biológicos podrían aumentar el riesgo 

El estudio reveló que muchas variables biológicas contribuyen a aumentar el peligro de extinción de ciertas especies de papagayos. El tamaño del cuerpo es una de las variables que más influye. Los papagayos más grandes se ven más amenazados, probablemente debido a que viven más tiempo, se reproducen menos y tienen más riesgo de ser cazados.

Los loros que viven en hábitats especializados también enfrentan un mayor riesgo de disminución de sus poblaciones, según el estudio. Los investigadores concluyeron que aquellas especies cuyos hábitats se ven restringidos a tipos específicos de árboles y a un área de distribución más pequeña se enfrentan a un peligro de extinción mayor que las especies capaces de desarrollarse en una variedad más amplia de árboles. Aproximadamente un 70 % de todas las especies de papagayos dependen de las cavidades de los árboles para anidar y de las semillas y frutos como fuentes de alimento. La deforestación está destruyendo áreas vitales para este grupo de aves que habita principalmente en árboles.

 

Los guacamayos macao (Ara Macao) son aves longevas de gran tamaño que anidan en árboles de la selva tropical. Foto de George Olah.
Los guacamayos macao son aves longevas de gran tamaño. Foto de George Olah.

 

No es sorprendente que el endemismo en las islas sea otro factor que aumenta el peligro de extinción. El estudio señala que un 88 %, o 14 de las 16 especies ya extintas de papagayos, vivían confinadas en hábitats isleños. Aunque este factor se aplica a las especies extintas, los resultados muestran que un hábitat isleño restringido puede aumentar de forma exponencial las posibilidades de disminución de la población, por este motivo hay una gran proporción de especies de loros extintas que habitaban islas.

Otras variables que se tuvieron en cuenta en el estudio incluyeron los patrones migratorios y los hábitos sociales y de nidificación. Sin embargo, los investigadores concluyeron que el mayor tamaño del cuerpo y los hábitats especializados como islas o tipos específicos de áreas boscosas son los factores biológicos que más afectan al riesgo de extinción. La deforestación presenta de manera continua un riesgo para la mayoría de las poblaciones de loros, ya que muchas de estas especies dependen de las regiones boscosas para anidar y como fuente de alimento.

 

Paisaje típico de los trópicos que alberga gran biodiversidad y ofrece árboles para que diferentes loros y otras aves aniden. Foto de George Olah.
Paisaje típico de los trópicos donde anidan loros y otras aves . Foto de George Olah.

 

Consecuencias del desarrollo humano

En el análisis sobre la amenaza que supone la actividad humana para la diversidad de los papagayos, el estudio incluye factores tales como las especies foráneas invasivas, la agricultura, la caza y captura, la producción energética y la minería, y los desarrollos residenciales y comerciales. Los investigadores notaron que las tres amenazas más importantes son la agricultura, la tala y la caza y captura.

Los resultados del estudio indican que la agricultura y los desarrollos residenciales y comerciales impactan de manera negativa en las poblaciones de papagayos en todas las regiones. Sin embargo, la influencia de estos factores en el peligro de extinción varía entre regiones. En América Central y del Sur, la agricultura es la mayor amenaza para los papagayos, mientras que en África, la caza y captura es el factor humano más dañino. En Australasia/Oceanía, la tala junto con los desarrollos residenciales y comerciales son la amenaza más grande para la abundancia de este grupo de especies.

Sin duda, el desarrollo económico juega un papel en el riesgo de extinción. Los países desarrollados con poblaciones que crecen rápidamente pueden invadir los hábitats de ciertas especies de loros. La expansión de la agricultura en estos países contribuye mucho a la disminución de las poblaciones, e impacta aproximadamente a un 30 % en las poblaciones de papagayos a nivel mundial. La explotación forestal también es un riesgo importante que afecta a más del 50 % de las especies de papagayos que habitan solo la región indomalaya.

Además, los resultados indican que existe una relación entre el Producto Bruto Interno (PBI) y el nivel de riesgo de extinción. Olah detalla que “la severidad del peligro de extinción (de Vulnerable a Peligro grave) está relacionada, sin duda, con el PBI de los países donde esto sucede”. A medida que aumenta el PBI de un país, también aumenta la amenaza de extinción para los loros.

 

Se construyen nuevas autovías que atraviesan la cuenca del Amazonas, y las poblaciones humanas se extienden junto a los caminos. Foto de George Olah.
Se construyen nuevas autovías que atraviesan la cuenca del Amazonas. Foto de George Olah.

 

El estudio también incluye una lista de clasificación de los países donde los papagayos sufren mayor riesgo de extinción. La lista revela que Australia está en el tercer lugar dentro de los 20 países que presentan mayor riesgo, lo que para Olah fue un poco sorprendente. Si bien Australia se considera un país desarrollado con regulaciones significativas para la conservación de la vida silvestre, el riesgo para sus especies nativas de loros sigue siendo alto. Su lugar en la lista refuerza la relación existente entre PBI y aumento del riesgo para las poblaciones de estas aves.

El papel del comercio de vida silvestre

Según el estudio de Olah, los papagayos son el tipo de ave más vendido en el comercio de fauna silvestre. Aunque se podría pensar que la captura y venta de estos pájaros como mascota podría generar un aumento drástico en el peligro de extinción, el estudio presentó resultados algo diferentes.

Se señaló que la mayoría de las especies más comúnmente vendidas y compradas como mascotas pertenecían a poblaciones con menor riesgo que otras especies.

No obstante, Olah advierte que esto no significa que el comercio de fauna silvestre no afecte a las poblaciones de loros. Explica que especies tales como el loro gris (Psittacus erithacus) son “muy buscadas para el comercio de mascotas y esto aumenta el peligro a nivel local”. A pesar de que el comercio de vida silvestre no sea uno de los factores que en general afectan las poblaciones de loros, aún puede ser dañino para ellos en áreas localizadas.

Tomar medidas

De acuerdo a los hallazgos del estudio, será un desafío idear soluciones para disminuir de forma global el peligro de extinción para estas aves. Si se tiene en cuenta que los factores que afectan el riesgo de extinción varían entre regiones, se necesitará más que una solución generalizada para resolver este asunto.

Olah y su equipo de investigación llegaron a la conclusión de que los riesgos de extinción de los loros deben ser tratados a nivel regional y local. Olah asegura que “se necesitan esfuerzos de conservación específicos a nivel local”, añade que “será necesario un análisis detallado de regiones y países para diseñar “recursos” locales para la conservación de los papagayos”.

El estudio incorpora posibles abordajes locales para disminuir el peligro de extinción en diferentes regiones. En América Central y del Sur es muy importante que los gobiernos le presten más atención a la protección y la gestión de los hábitats de loros, especialmente debido a la expansión de la agricultura hacia estos lugares.

Hubo algún progreso en los esfuerzos de conservación, que Olah describió como “(el comienzo de) un nuevo plan creado por investigadores internacionales”. Espera que su trabajo apoye estos nuevos esfuerzos por disminuir el peligro de extinción de estos pájaros y también inspire a otros a realizar más investigaciones sobre estas carismáticas aves.

Queda mucho trabajo por hacer con respecto a las menguantes poblaciones de loros y Olah sostiene que su estudio es “el plan general en nuestra cruzada para alcanzar un mayor conocimiento respecto de estas aves extraordinarias”.

Artículo traducido por Sabrina Croce.

¿Te gustó este artículo? Estos te gustarán más.

 

 

 

 

Comentarios