Minería sin escape

Publicado el JD Angulo Argote

Una carta breve para los colombianos ¿qué vamos hacer con tanta riqueza?

“Quizás algunas de las cosas que voy a decir a muchos no les gusten pero un poco la ciencia tiene que ver con eso: con producir rupturas de ideas previas”. Alberto Kornblihtt.

Los recursos naturales son una de nuestras principales riquezas, me atrevería a decir: lo mejor que tenemos. Estos recursos naturales no se encuentran en todas partes, básicamente, es eso lo que nos hace diferenciarnos del resto. Cuando observo con detalle y rigurosidad el mapa de la división del territorio departamental en Colombia, noto que cada rincón del país tiene su as bajo la manga “su recurso natural, un factor de producción gratuito”, solo necesitamos fenotipos capaces de transformarlos en riqueza financiera. Según el Phd Alberto Kornblihtt, la biología es la ciencia que se ocupa de las similitudes y las diferencias en el mundo vivo. Para él, en los resultados de sus investigaciones debatidas en el mundo científico, ha demostrado que un embrión no es lo mismo que un ser humano. El término “vida humana” no es un concepto biológico, sino una abstracción que resulta de convenciones sociales, jurídicas y/o religiosas. Además, los fenotipos (aspectos, morfología, fisiología y comportamiento) son el producto de un ADN+Ambiente. Donde el ambiente, no es más que los entornos sociales, culturales y/o religiosos. Y es en el ambiente donde me interesa profundizar.

Ahora, si partimos del norte hacia el sur, y del oriente al occidente en Colombia, nos encontramos con riquezas tras riquezas. ¿Será que ese ambiente al que se refiere Kornblihtt, es el que nos conlleva a no saber aprovechar nuestras principales ventajas comparativas?. En Colombia podemos hablar, desde las esmeraldas hasta las flores, o la fuerza del viento y la radiación solar, por donde se le mire abunda el recurso natural. Pero esa riqueza requiere más ciencia para producir esas rupturas previas, las cuales siguen ancladas al pasado, y hoy son un dogma (ideología+religión). Todo esto ha generado cuatro tipos de fenotipos en Colombia.

  1. Los fenotipos A: son los que no quieren aprovechar las riquezas naturales, sus argumentos no tienen ningún rigor técnico, ni mucho menos científico.
  2. Los fenotipos B: son los que quieren aprovechar ese potencial haciendo más de lo mismo con los recursos naturales, cero diversificaciones verticales “la fruta al alcance de la mano, la ley del mínimo esfuerzo”. La renta de los recursos naturales se encuentra en el primer producto. Ese tipo de fenotipos nos condenan más a la trampa del ingreso medio que viven los países subdesarrollados. Ningún lugar del orbe ha salido de esa trampa, sin darle valor agregado a los recursos naturales.
  3. Los fenotipos C: son los que anhelan hacer las cosas distintas,  ellos quieren aprovechar todas esas riquezas, pero de forma sustentable (generar un ambiente propicio para las generaciones futuras).
  4. Los fenotipos D: son la gran mayoría de los colombianos, no les interesa si se aprovechan o no los recursos naturales, puede ser por información, o en el peor de los casos por el ambiente del abandono que viven por parte del Estado, sin educación, salud y servicios básicos dignos. Ellos día a día luchan por sobrevivir con las calorías mínimas.

¿En cuál fenotipo te ubicas?

Finalmente, como lo menciona Alberto Kornblihtt, «los humanos somos mamíferos placentarios. Mamíferos por tener pelos y producir leche. Y placentarios porque el desarrollo del embrión sólo puede completarse dentro del útero, alimentados por la placenta». Lo que nos hace actuar, pensar y ser crítico es el ambiente, no hay de otra. Ese mismo ambiente lo construyes como individuo y posteriormente lo compartes como sociedad. ¿Qué tipo de sociedad queremos, la de la fruta al alcance de la mano, o aquella que sueñe con un futuro mejor para las próximas generaciones?

“El que transforma una sociedad, no es aquel que solo habla de administrar y gestionar recursos, sino, aquel que es capaz de generar riqueza financiera autosustentable”

 

 

Comentarios