Esto se viene desarrollando con excelentes resultados hace décadas en varios países. ¡NO!, en Colombia es imposible. La minería sustentable y del futuro, no utilizará agua de origen continental (ni superficial, ni subterránea, existe la opción de implementar Alianzas/Biofactorías en las zonas directas e indirectas alrededor de los proyectos que se encuentran muy apartados del mar), caso minas Escondida (BHP) y Centinela (Antofagasta Minerals) en Chile, donde responde un profesor con PhD de la Universidad Nacional de Colombia: es que allá es un desierto y no tienen agua, nosotros si tenemos.

“El ludismo fue un movimiento encabezado por artesanos ingleses en el siglo XIX, que protestaron entre los años 1811 y 1816 contra las nuevas máquinas porque destruían el empleo. Los telares industriales y la máquina de hilar industrial introducidos durante la Revolución Industrial amenazaban con reemplazar a los artesanos con trabajadoras menos cualificadas y que cobraban salarios más bajos, dejándolos sin trabajo.

Aunque el origen del nombre ludita es confuso, una teoría popular es que el movimiento recibió su nombre a partir de Ned Ludd, un joven que supuestamente rompió dos telares en 1779, y cuyo nombre pasó a ser emblemático para los destructores de máquinas.” Tomado de Wikipedia.

Como vemos, el ludismo tiene más de dos siglos, aún persiste con hegemonía, y Colombia no es la excepción a la regla, es criollito, pasa de generación a generación como un dogma, y todo el tiempo se opone a la destrucción creativa o creadora. De acuerdo a Schumpeter, “el viento perenne de destrucción creadora describe el proceso de mutación industrial que incesantemente revoluciona la estructura económica desde adentro, destruyendo incesantemente la antigua, creando incesantemente una nueva”. Tomado de Wikipedia.

A continuación, voy a mencionar el decir del ludismo criollo referente a los recursos naturales:

  1. La minería que se viene desarrollando en las economías civilizadas, deja de ser vista como una actividad que solo aporta empleos, impuestos y regalías. El Estado “dueño de los recursos” en dichas economías, tiene un rol activo, condiciona a todo aquel que necesita sus minerales, pero con el sello del valor agregado “diversificación vertical a las riquezas naturales”, de la mano con los territorios locales, gracias a la manufactura autóctona.

Ludismo criollo: tenemos que ser agradecidos, ellos generan empleo, pagan impuestos y regalías, ¿qué más quieren? No podemos matar a la gallina de los huevos de oro. Necesitamos que regrese Prodeco y siga explotando carbón, nosotros desde el Estado somos incapaces de hacerlo.

-En Prodeco fueron más de 25 años de operación, no se desarrolló una pieza de alta complejidad, ni siquiera se produce energía en el departamento del Cesar usando su propio carbón, existe una termoeléctrica en los papeles, con licencia ambiental aprobada, su nombre es La Luna-literalmente, seguirán los cesarenses ladrándole a la luna.

  1. La transición energética es una realidad, donde los combustibles fósiles de acuerdo al reciente estudio denominado: Energy Technology Pespectives 2023 de la Agencia Internacional de Energía, tendrán menor presencia de manera muy acelerada en la demanda de energía, calefacción y desarrollo industrial a nivel mundial, el mercado será dominado por las ERNC y la energía nuclear.

Ludismo criollo: no señor, tenemos que sacar hasta el último sorbo de todos los combustibles fósiles que existen en el territorio colombiano, aún tenemos poder de negociación y vamos a condicionar y demostrarle al planeta, que el colapso climático es puro cuento, y tienen que comprarnos hasta la última gota “los pájaros tirándole a las escopetas”.

  1. Las energías renovables no convencionales (ERNC) en las economías que buscan la diversificación vertical, comenzaron a crear su propia tecnología, para evitar con el tiempo la dependencia de materiales u otros suministros, es la manera de incentivar el conocimiento y así buscar ampliar la cadena de exportación nacional con marcas propias, fabricando paneles solares, aerogeneradores y demás.

Ludismo criollo: lo más importante es abrir licitaciones para atraer inversión extranjera, y que los proyectos se desarrollen sin la participación de la manufactura colombiana, con supervisar es más que suficiente. Nosotros no sabemos hacer piezas de alta complejidad y menos tecnología de punta, que lo hagan otros. Así se avanza lentamente, pero se avanza.

  1. Los ríos internos “arterias fluviales” son grandes comunicadores entre los territorios, eso se realiza a nivel mundial, complementado con los ferrocarriles.

Ludismo criollo: no se pueden usar los ríos como alternativas de transporte, aquí no funciona. Estamos muy bien con nuestro sistema de transporte, existen atrasos, pero ahí vamos. Para eso tenemos: tractomulas, tractomulas y tractomulas. Para que más, ni se les ocurra conectar y activar el ferrocarril, es más lento y genera mucha contaminación visual y auditiva, eso siempre han expresado nuestros abuelos, padres, la mayoría de empresarios y amigos.

  1. La tierra debe ser diversificada desde el acceso y sus usos. Lo notamos cada vez que visitamos al departamento de Boyacá, es un encanto ver como aprovechan la tierra y su distribución “en manos de todos, no de tres familias”. Para nadie es un secreto que la tierra ha sido el éxito de su prosperidad (aún con deficiencias). Nada tiene que ver con el clima, o su cultura o por estar cerca a Bogotá “ubicación geográfica”, del porqué han alcanzado los mejores indicadores sociales del país.

Ludismo criollo: ahora quieren que la tierra sea productiva, trabajen vagos (no creemos en indicadores “datos”).

Finalizo con este mensaje encontrado por estos días en Twitter: “Fueron 17 Siglos los que duró el modelo de la teoría de que el Sol giraba alrededor de la tierra. Pueden existir diferentes perspectivas, PERO la ciencia y los datos hacen la diferencia. Necesitamos que Colombia avance en políticas públicas que se fundamenten en la evidencia”. Ludismo criollo: locuras tras locuras, no señor, por encima de los descubrimientos científicos, existe nuestro imaginario. Nosotros y nuestra descendencia, será fundamentalista, nunca pragmáticos.

El martillo de Maslow

“Decía el psicólogo Abraham Maslow que -es tentador pensar que, si la única herramienta que tienes es un martillo, puedes tratar cualquier cosa como si fuera un clavo-. Ante esta frase es inevitable pensar en lo locos que nos volvemos los humanos cuando nos enfrentamos a todos nuestros problemas con la misma solución, golpeando los hipotéticos clavos con nuestro fabuloso martillo”.

Tomado: Geoestrategia de la bombilla   

 

 

Avatar de Juan Daniel Angulo Argote

Comparte tu opinión

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas

Loading…


Todos los Blogueros

Los editores de los blogs son los únicos responsables por las opiniones, contenidos, y en general por todas las entradas de información que deposite en el mismo. Elespectador.com no se hará responsable de ninguna acción legal producto de un mal uso de los espacios ofrecidos. Si considera que el editor de un blog está poniendo un contenido que represente un abuso, contáctenos.