Minería sin escape

Publicado el JD Angulo Argote

Las cuatro estrategias para desempolvar el carbón colombiano

Nuevamente el carbón colombiano vuelve a ser noticia. La multinacional suiza Glencore, propietaria de Prodeco se hace a un lado y le presenta a la Agencia Nacional de Minería (ANM) la renuncia de sus títulos mineros.

Dentro del proceso para hacer la devolución respectiva de los títulos, la empresa Prodeco ratifica su permanente cuidado, mantenimiento y monitoreo “cierre de mina progresivo” hasta que el proceso sea formal entre las dos partes.

¿Qué debemos hacer como Estado ante dicha realidad?. A continuación se proponen las cuatro estrategias para desempolvar el carbón colombiano (4EDC):

 Estrategia 1. Volver a encender el carro

El Estado debe asignar un equipo de expertos multidisciplinario, compuesto por personas nacionales e internacionales, que acompañen al equipo de profesionales por parte de la ANM en la evaluación y verificación “estado actual” desde lo legal, técnico, ambiental y social en cada uno de los títulos mineros de la compañía Prodeco.

Después de hacer el respectivo empalme y acuerdos entre las partes. El Estado tiene la primera opción de reactivar o no los proyectos. Para ello, se requiere mantener el asesoramiento del equipo de expertos. No es conveniente involucrar la política para definir cargos cruciales al momento de armar el primer rompecabezas. Los cargos para ocupar las altas posiciones directivas deben ser seleccionados con el mayor rigor.

Estrategia 2. El Estado y EcoMin

Después de lograr el empalme de entrega final entre las partes. Se tiene la opción de hacer alianzas (Joint Ventures) o vender los activos que hacen parte del Estado. Colombia para lograr confianza como país atractivo en inversión y exploración de proyectos relacionados con recursos naturales, tiene la oportunidad de crear EcoMin (empresa colombiana de los recursos naturales). Podría ser una opción de administrar y desarrollar sus riquezas. La verdad no suena descabellado. Tenemos casos muy exitosos en Noruega con Equinor (con los mayores fondos soberanos del planeta) y Chile con Codelco (con los mayores fondos soberanos de América Latina) entre tantos. La confianza pública por parte de una sociedad, se refleja desde sus instituciones, EcoMin generaría confianza y amor hacia lo público.

Estrategia 3. El carbón colombiano necesita del Pacífico

Es claro que lo que hoy tiene el grupo Prodeco debajo de sus pies, son millones de recursos de carbón (dentro de la estrategia 1 se redefine su categoría en inferidos, indicados y medidos con el Estándar colombiano ECRR). Pero en reserva cero toneladas. Peter Harben, gran consultor minero expresa lo siguiente: recursos sin la posibilidad de alcanzar los mercados, son solo curiosidad geológica.

Por otra parte, La única manera de llevar ese carbón a reserva, es no perder de vista el Pacífico. No tenemos otra opción (no es bajándole regalías a la empresas o reduciendo salarios. Eso agrandaría el problema). Se requiere establecer una logística de infraestructura que lleve y ubique el carbón en el lugar ideal (el más cercano para darle vida a esos recursos).

Estrategia 4. La Misión Lavoisier, el secreto guardado más allá que generar energía

Activar la carboquímica es un mecanismo que nos permite desempolvar los secretos más ocultos de las propiedades de la piedra negra “el carbón”. Establecer una Misión de expertos llamada Lavoisier, que tenga el apoyo permanente del Estado y las empresas de carbón, para encontrar su mayor secreto “necesitamos diversificar sus usos”.

Por solo imaginar, si lo intentamos, que Colombia encuentre en el carbón colombiano usos alternativos, que tenga propiedades biocidas y nano tecnológicas, y con esa patente, convertir todos los recursos existentes del mundo en reservas. Por primera vez seríamos exportadores de servicios (conocimiento y profesionales colombianos descubriendo los secretos de otros minerales). Así es que se transforma la canasta exportadora de un territorio.

 

 

 

 

Comentarios