Match Tenis

Publicado el Andres Vargas

Djokovic, la historia del campeón

Por Andres Vargas @Andresvarperaza

Novak Djokovic, Quién estuvo a finales de noviembre en la Argentina disputando una serie de exhibiciones, que incluyeron la despedida de David Nalbandian del profesionalismo  y un encuentro con Rafael Nadal,  no solo se llevó recuerdos  del deporte blanco. También conoció el glaciar Perito Moreno, lo hicieron socio del club San Lorenzo de Almagro y visitó la Bombonera.

Sin embargo, el nacido en Belgrado, no se podía ir del país donde se toma mate y se baila el tango, sin hablar de aspectos que a lo largo de su vida lo marcaron para siempre. En una entrevista hecha por el  portal web Canchallena, el serbio se olvidó por un momento de su carrera actual en el tenis y recordó algunos momentos fuertes a los que logró sobreponerse para llegar a ser considerado como uno de los mejores atletas del mundo.

«La guerra incidió en mi enfoque del tenis profesional y también en poder dedicarme más al deporte. La guerra es algo que no le deseo a nadie, es destrucción, es perder familias, perder a los seres queridos y el país atacado tarda muchísimos años en recuperarse.» fueron las palabras del europeo, que creció en medio de un conflicto bélico en la antigua Yugoslavia, no obstante, piensa que todo no fue tan malo «Lo positivo de la guerra, si es que puede haber algo, es que mucha gente se une y encuentra la fortaleza pura para superar cualquier cosa que los haya desafiado. En las guerras todos pierden, es lo peor, es devastación. Por eso, repito, el tenis fue una bendición en mi vida.»

En medio de un ambiente adverso, ‘Nole’ encontró en el tenis la forma de comenzar una nueva vida junto a su familia «El tenis me ha ofrecido muchas cosas positivas en la vida. En mi familia nadie jugó al tenis antes que yo. Cuando tenía cuatro años lo vi por TV, mi papá y mi mamá tenían un restaurante en la montaña, en Serbia, y por allí cerca había tres canchas de tenis. Yo vi cómo las construyeron y me fui enamorando. Mi amor por este deporte es muy grande. En cierto modo, el tenis me salvó la vida.» Y añadió que su padre fue pieza fundamental en su desarrollo  «Yo tuve bastante suerte en tener un padre que creía muchísimo en mí y en mis habilidades; también estuve rodeado durante mis pasos iniciales, durante mi niñez, por gente que sabía muchísimo de tenis y que me daban el enfoque para ser un campeón.»

Finalmente el actual número dos del mundo, imaginó por un momento qué habría sido de su vida si no se hubiera enamorado del tenis «Mi familia tenía un restaurante en una pista de esquí, en los Alpes, y allí crecí. Quizá me hubiese dedicado a eso, me hubiera quedado en la montaña, limpiando la nieve a las cinco de la mañana para los esquiadores.»

 Sin lugar a dudas,  la vida de este campeón ha sido mucho más que títulos, trofeos, dinero y fama. Tal vez todos los acontecimientos, que alguna vez recorrió lo hicieron mucho más fuerte, hecho que lo demuestra día a día en los distintos campos de tenis, con esa garra que parece que no se le fuera a acabar jamás.

 Mas información en Matchtenis.blogspot.com

Sigannos en Twitter: @Matchtenis 

Comentarios