Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras Calderon

Tour de Francia 2016, El Recorrido de Ensueño.


FB_IMG_1460295661133

Tour de Francia 2016, El Recorrido de Ensueño
Estamos a días del comienzo de la carrera más importante del calendario ciclistico y desde nuestro portal ya realizamos el análisis de los protagonistas, los ciclistas que nos brindarán el espectáculo, ahora es necesario hacer un análisis del escenario, del trazado donde los ciclistas brillaran.
La ronda francesa comienza con una primera semana diferente a lo que estamos acostumbrados, unas tres primeras etapas que sin gran montaña, encontramos ondulaciones importantes lo que podría afectar de alguna manera los esperados sprints, y otro factor importante, que en la edición pasada influyó en la clasificación general, el viento, estas etapas que se ubican cerca a la costa generan los famosos abanicos que le dan una gran importancia a etapas que se creían de transición, luego de esto tendremos la primer dosis de montaña en la quinta etapa donde nos encontraremos con seis puertos y ahí es donde cualquier segundo que se pueda arañar, será de vital importancia y luego de un día para sprinters y lo que se puede creer de «transición» (En el TDF ninguna etapa es suave), la sexta jornada y antes del día de descanso, veremos tres etapas de montaña (etapa siete, ocho y nueve) las dos primeras de éstas con puertos muy cerca de la meta lo que será necesario tomar en cuenta, pues desde ese momento los favoritos tendrán que empezar a mover sus cartas; luego en el último día de este primer ciclo, veremos el primer final en alto, en un puerto fuera de categoría, esto nos permite decir que el espectáculo entre los candidatos por el título comenzará desde muy temprano, y de esta manera nos encontraremos el primer «rest day».
El segundo ciclo de carrera comenzará con dos días donde la montaña descansará para  darle paso al espectáculo de los trescientos metros, luego llegará la visita del épico Mount Ventoux, allí el espectáculo está asegurado, al siguiente día, en la jornada número trece, será uno de los días más temidos, la contrarreloj de treinta y siete kilómetros, uno de los días donde la clasificación general podría sufrir bastantes cambios; luego un día sin ondulaciones en el camino para que solo falten dos etapas más para que termine el segundo ciclo de carrera, donde la montaña estará presente a pocos kilómetros de la meta, y la clasificación general se acomodará y pondrá a cada uno en su lugar indicado.
La tercera semana, tres días de decisión para el Tour, un primer día donde el final será el principal protagonista, al día siguiente la esperada cronoescalada que servirá para compensar los hechos de la larga contrarreloj de la segunda semana, esta crono tendrá diecisiete kilómetros, y la última etapa disputable será la jornada número veinte dónde encontraremos dos puertos de primera categoría, uno de segunda y poco menos de diez kilómetros a meta, un puerto fuera de categoría donde si las situaciones son muy cerradas, allí se podría decidir todo, y en aquel descenso de casi diez mil metros donde los más técnicos podrían aprovechar.
En conclusión podemos decir que este es un trazado diferente al cual estamos acostumbrados en un tour de Francia, la montaña está más repartida durante las tres semanas, a diferencia de ediciones pasadas donde se concentraba la montaña en las últimas semanas, otro aspecto que es necesario tener en cuenta las dos contrarreloj que encontraremos, en especial la primera, son casi cuarenta kilómetros sin ningún puerto, el ciclista contra el cronómetro que de seguro cambiará la clasificación. ¡Que gran espectáculo el que se avecina!
A todos nuestros lectores, los invitamos a que nos sigan en nuestras redes sociales y estén todos pendientes de los análisis del Tour, todo aquí en nuestro blog. Gracias
@BorrasNicolas

Comentarios