Hablemos Sobre Ciclismo

Publicado el Nicolas Borras Calderon

Test de montaña para el Tour

Daniel Martínez le dio una emocionante conclusión al Dauphinè más montañoso que se ha visto. 5 etapas de alta montaña fueron necesarias para poner a prueba a muchos de los ciclistas que aspiran al Tour de Francia, en el marco del recomienzo de la temporada que ha estado protagonizado por la tensión, la expectativa y desgraciadamente las caídas, también.

El durísimo paso del INEOS y del Jumbo Visma en las 4 primeras etapas fue el punto de partida del guion que desarrolló la carrera. Un paso que silenciosamente eliminaba ciclistas del grupo de favoritos con el transcurrir de los kilómetros, es un ritmo intenso que solo los mejores escaladores pueden aguantar. Ahí estaba Daniel, un cundinamarqués de solo 24 años y con 4 grandes vueltas a sus espaldas, subiendo con los mejores, buscando el ritmo de carrera que 5 meses sin competir le quitaron.

Las caídas y las lesiones fueron las responsables de que el guion cambiara en la última etapa, con el retiro de Roglic, Bernal, Kruijskwijky  Buchmann la clasificación general quedó abierta a muchas posibilidades. Daniel Martínez lo sabía y jugó sus cartas de la manera más inteligente posible controlando al Pinot más decidido que se haya visto. Salió a los ataques precisos en los momentos indicados, tomó las decisiones correctas y demostró las condiciones para aguantar la fatiga de 5 días intensos en una jornada sin guion, reñida y abierta a que cualquier cosa pudiese ocurrir. Así logró convertirse en el campeón del Dauphinè, superando a Thibaut Pinot por 29 segundos en la clasificación general final.

Martínez llegando a la meta de la 5º etapa, como virtual campeón de la carrera y con la camiseta blanca de mejor jóven.

29 años pasaron para que un colombiano volviera a coronarse campeón de esta carrera, Martin Ramirez en 1984 venciendo a un francés también, a Hinault. Y Luis Herrera en 1988 y 1991.

A pocos días de comenzar el Tour de Francia, el Dauphinè confirma porque es el hermano menor de la carrera más importante del ciclismo mundial. Puso a prueba a los mejores ciclistas durante 5 etapas de alta montaña en un test crudo, que expuso las virtudes y las debilidades en los más de 18000 metros de desnivel que acumularon y fue una degustación del Tour de Francia, que tendrá toda la atención, por lo inusual de la temporada. Con seguridad, así será el tour. Una carrera que pretenderá ser controlada por los trenes más fuertes, pero si las condiciones presentan un cambio en el guion vamos a vivir etapas tan espectaculares como la última del Dauphinè.

@BorrasNicolas

Comentarios