El rincón de JJ

Publicado el Jhon Jaime Osorio

Roglic campeón de Eslovenia. Volvió a rodar el ciclismo

El ciclismo volvió a rodar 99 días después. El de alto nivel, el de los ciclistas World Team. Lo hizo en Eslovenia con su campeonato nacional. Primoz Roglic  reclamó el tricolor de su país para portarlo en la comprimida temporada agendada por la UCI para el segundo semestre y subió al podio, sin distancia social y sin tapabocas, acompañado de Tadej Pogacar y Matej Mohoric.

Tras el parón obligado de tres meses, los primeros 145,8 kilómetros de «la nueva normalidad del ciclismo» se disputaron entre Cerklje y Ambrož pod Krvavcem con presencia de 41 eslovenos. En la salida, firmaron la planilla cinco ciclistas del Bahreim, uno del NTT, dos del UAE y  uno del Jumbo, a la postre campeón.  Los demás pedalistas eran de equipos continentales y nacionales. 

El recorrido era corto y atractivo para los escaladores. Se usaron vías estrechas para un circuito de seis vueltas con inclinación leve.  Al final, tras el séptimo giro, tomaban la subida a San Ambrosio, una escalda de 9 kilómetros con promedio de inclinación del 7,9  que definió la carrera. La afluencia de público fue poca, aunque no por determinación de la organización de la carrera. Una fuga del cuatro corredores animó la prueba. Ziga Horvat, Jan Tratnik, Nik Cemazar y Matic Groselj fueron protagonistas.  A la escalada final llegaron solo dos de ese grupo, con ventaja de 25 segundos, que fueror absorvidos rápidamente por el ataque de la dupla Roglig – Pogacar. El actual campeón de La Vuelta a España remató en el último kilómetro y llegó a la meta con 10 segundos sobre Pogacar para reclamar su primer título nacional de ruta.  

Para los ciclistas de esta pequeña república con 2 millones de habitantes, conocida como «la tierra de los dragones», el tiempo de rodillo fue poco. A finales de mayo, cuando el gobierno empezó a levantar las restricciones de cierre, volvieron a las calles. En la primera semana de junio Eslovenia fue el primer país de Europa en declarar el fin del coronavirus y la vuelta a la «normalidad controlada», tras 1519 casos y 109 muertos registrados.

La de hoy fue la primera prueba de ciclismo en el calendario del World Tour en tiempos de pandemia. La última carrera había sido la París Niza, que terminó el 14 de marzo con la victoria en la etapa reina de Nairo Quintana y el título en la clasificación general del alemán Schachmann. Tímidamente, pero el ciclismo ya está de regreso. Las hojas del calendario están marcadas con el Sibiu Cycling Tour a partir del 23 de julio y la Vuelta a Burgos desde el 28 del mismo mes. Se espera que los campeonatos nacionales para las otras naciones del mundo se celebren del 22 al 23 de agosto.

En Francia abrirán mañana cines y casinos; y en España empezarán a recibir turistas. Ambos hechos son buenos síntomas para pensar en que las grandes vueltas podrán  hacerse en las fechas programadas. La UCI ya promulgó un porotocolo para las carreras, que no se vio muy aplicado hoy. Eso sí, el ciclismo, como todas las actividades del mundo, depende de la evolución del bicho y de las decisiones, acertadas o no, de los gobiernos…

Comentarios